Ya se inventó la vacuna - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Todo parece indicar que nos mantendremos en esta etapa por una semana más porque supuestamente la ciudadanía no hizo bien los deberes. O sea, jugó piki-vóley, mantuvo reuniones sociales, hubo aglomeración en un copetín donde se venden empanadas con pancitos, se suben a las unidades del transporte público sin tapabocas, etc., según dio a entender el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, en su habitual conferencia de prensa del viernes pasado.

Lastimosamente en su informe semanal Mazzoleni no incluyó en el mozaico de imágenes –tal vez porque se olvidó o no le prepararon por la falta de tiempo sus colaboradores– las serias irregularidades en la mayoría de los 32 procesos de adquisiciones de su ministerio y los rostros de los posibles responsables. Claro, es más fácil difundir repetidas veces la imagen de los jugadores de Cerro Porteño Sergio Díaz y Matías Valinotti jugando pikivóley o amenazarle con una imputación a la activista y abogada María Esther Roa para intentar tapar la debilidad –como menos– en los procesos de contrataciones.

Video Recomendado ¿Acaso el Ejecutivo no se aplazó también en la adquisición de insumos básicos para la contingencia del covid-19 o en permitir sobrefacturaciones de hasta 200%, entre otras irregularidades más? Y ojo, estas puntualizaciones graves fueron detectadas e divulgadas el viernes pasado por la Comisión Especial de Supervisión, liderada por el ministro Arnaldo Giuzzio. En consecuencia, todos los procesos objetados serán cancelados. Eso significa que casi G. 85.000 millones, que saldrán del bolsillo del contribuyente, estaban peligrosamente en juego.

¿O acaso el Gobierno no se aplazó al no poder combatir contra las empresas de maletín que de taquito ganan licitaciones? ¿Dónde están los profesores doctores del Derecho y de la Economía del sector público que ganan salariazos y groseros beneficios? ¿No vieron o no quisieron ver esto?

PUBLICIDAD Esa es una de las partes preocupantes de la historia de esta pandemia, que mientras nos obligan a quedamos en nuestras casas, un sector aprovecha el covid-19 para forrarse. De eso no se habla en el sector público. Solo se dice que el piki-vóley en los barrios y los “comunachos” son los responsables de frenar el avance de esta fase.

Claro, es cierto que hay una irresponsabilidad también de un sector minoritario de la ciudadanía que por necesidad económica y hasta incluso rebeldía debe abandonar sus hogares para conseguir algo de sustento. Pero no es la única causa, hay otras más graves que apuntamos en párrafos anteriores y que deberían ser incluidos también en los informes de los viernes. Por estricta justicia.

Es fácil culpar a los sectores débiles. Todas las instituciones hacen lo mismo. La tarea complicada y valiente inclusive es identificar los rostros de los principales responsables y si es posible los “padrinos políticos” de esta serie de irregularidades que nos están endeudando por décadas y nos dejan sin insumos sanitarios para enfrentar esta pandemia. Ahí está la clave tema.

Si no hay querella del Estado contra los particulares, los casos se seguirán repitiendo y las empresas de maletín (las que se crean para contratar únicamente con el Estado y se publicitan como exitosas) seguirán gozando de buena salud. Por ese motivo, es urgente “crear” una vacuna, no contra estas firmas y sus miembros, sino contra los encargados de firmar las denuncias y las imputaciones. La cura ya se inventó hace rato pero no se aplica: la cárcel y los códigos penales.

PUBLICIDAD [email protected]

LINK ORIGINAL: Abc

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation