Y las inversiones… ¿para cuándo? - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Como consecuencia de la actual situación financiera mundial, son muchos los retos y los temores en torno del estado del arte de la economía global y local. Con una turbulencia en los mercados, en gran parte atribuida a la guerra comercial de los gigantes económicos globales, China y EE. UU., los inversionistas astutos siguen sacan su mejor rédito por cuenta de estrategias contra cíclicas, es decir hacer las inversiones necesarias para atacar las oportunidades de mercado. En contraposición, la gran mayoría de las organizaciones y de sus líderes, han empezado a tomar posiciones prudentes respecto de las inversiones de capital. Lograr encontrar la medida perfecta y el tiempo ideal para hacer las inversiones es la tarea más importante de los líderes empresariales.

Posponer en exceso las inversiones de largo plazo no solo contribuye negativamente al crecimiento económico, sino que acelera la posibilidad de afrontar problemas de perdurabilidad de los negocios. Está claro que la excelencia operativa y financiera es vital para los negocios. Cuando las finanzas funcionan bien los negocios funcionan bien debe ser la máxima de cualquier negocio. No obstante, enfocarse tanto en ello y no pensar estratégicamente es alimentar una aceleración del fracaso empresarial.

El momento de hacer las inversiones de capital o inversiones de largo plazo, es pues la tarea estratégica de los líderes empresariales. A esto es a lo que llamo el punto de intervención. En la medida que tengamos claro cuándo intervenir para que una organización sea y siga siendo estratégica en su largo plazo, más y mejores posibilidades tendremos en las manos de cara a la perdurabilidad o sostenibilidad del negocio en el largo plazo. Con la actual situación económica tan turbulenta, seguramente los líderes empresariales deberán estar pensando cuál es su mejor momento para invertir o para desinvertir. Lo importante de esta encrucijada de la cual no hay respuesta correcta, es tener claro que posponer una decisión que soporte los objetivos estratégicos y sostenibles de las organizaciones conlleva a los fracasos empresariales.

Uno de los principales asuntos que motivan al no invertir a las compañías es que seguramente las tasas de devaluación y el costo asociado a este factor exógeno. Otro asunto en el que normalmente los líderes se abstienen en invertir es en servicios profesionales, consultoría y/o tecnología. Lo paradójico de este asunto es que en medio de plena cuarta revolución industrial, muchos líderes han empezado por posponer inversiones en tecnología y las consultorías asociadas a ello: craso error.

Afortunada y desafortunadamente a la vez, las turbulencias económicas globales y locales no van a dejar de existir. Por ello es que los líderes empresariales inviertan periódicamente en su renovación estratégica. Junto con ello se deben explorar nuevas formas de negocio que conduzcan a un espíritu emprendedor dentro de las organizaciones. Con ello y con un componente altamente innovador y diferenciador, seguramente serán muchos los retornos de inversión que beneficiarán no solo a los accionistas, socios o dueños, sino que ello se contribuye a una economía sostenible. Es allí donde está el verdadero sentido empresarial y su retorno económico, social y medio ambiental.

En Twitter @JnicaV

876753

2019-08-19T00:00:43-05:00

column

2019-08-19T00:15:01-05:00

jrincon_1275

none

Y las inversiones… ¿para cuándo?

36

3466

3502

LINK ORIGINAL: El Espectador

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

155058