VENEZUELA: Seriedad de los precios - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Tal Cual / Esta semana comienza con la incertidumbre sobre la forma que tendrá el nuevo mercado cambiario que algunos denominan “libre”, y también respecto del precio que tendrá al menos inicialmente el nuevo SICAD una vez fundidas sus versiones I y II.

Tampoco por supuesto se tiene claridad sobre el que será el nuevo precio de la gasolina y si será fijo o se le permitirá ajustarse dinámicamente; lo que sí parece bastante claro es que no habrá mayor disciplina fiscal o en todo caso no antes de las legislativas, que tampoco se sabe cuándo tendrán lugar.

O sea que con base en lo existente no se pueden tomar muchas decisiones salvo “esperar y ver”. Razón por la cual el famoso “paralelo” no ha cedido (aún) y anda cerca de 185, lo que muestra la necesidad de tener algunos referentes de contexto.

Para ello, resulta muy útil que The Economist haya publicado en el número actualmente en circulación su famoso índice Big Mac que como sabemos es una razonable aproximación al concepto de la “paridad de poder de compra”, vale decir comparar lo que un dólar compra, a x tasa de cambio, en el país en cuestión (en el nuestro Venezuela), con lo que compra en su país de origen (tanto del dólar como del Big Mac), o sea los EEUU.

Este es un concepto que es muy aceptado entre los economistas, aunque obviamente más elaborado y completo que tan solo fijarse en el precio de una hamburguesa; y permite comparar los PIB y los ingresos per cápita de diversos países de manera más apropiada que usando sus tasas oficiales o aún libres.

El caso es que nos encontramos con que ahora la moneda venezolana está sub-valorada en 47%, cuando tenía una sobrevaloración del 42% en julio de 2014 y de 55% hace un año. La respuesta se encuentra en las tasas oficiales escogidas. Hoy es de 52,10 (SICAD ex II), hace 6 meses era de 11 (SICAD ex I), y hace un año era 6,30…

O sea que a estas dos últimas tasas de fantasía había una enorme sobrevaloración; pero a 52,10 el bolívar es demasiado barato pues The Economist estima que su precio de paridad debería ser de 28 Bs; y en julio y enero 2014, respectivamente, este era de 15,6 y de 9,73. Lo cual ilustra el impacto brutal de la inflación, y de la inacción oficial. Por eso se habla hoy de un precio de convergencia de Bs. 35.

Pero obviamente con otras medidas creíbles de disciplina fiscal. Muy lejos del precio del paralelo, y también del “implícito” que pasa de 100. La diferencia la genera la seriedad del Gobierno.

Con Información de Tal Cual

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.