VENEZUELA: Preguntas parlamentarias - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Opinion y Noticias / View Comments

Preguntas parlamentarias Ox Armand A muy pocos días de iniciarse el año, volverá la zozobra de una Asamblea Nacional de la que muy pocos querrán saber los venezolanos tan hastiados y asqueados. La instalación obliga al nombramiento de la directiva que, salvo una muy escasa sorpresa  que únicamente puede deparar la oferta alternativa de un super-ministerio o super-embajada, repetirá. Y aunque repita y se le reconozca a esa mayoría constitucional” como ha dado en llamarse” la facultad de designarla, todos tenemos por seguro que nos amargará la vida, inventando situaciones, insultando y quién sabe si hasta golpeando literalmente a la oposición. Sin embargo, deseamos reparar en una circunstancia que abultó, mas no creó, el proceso de legitimación de los poderes, pues, estando presente un diputado titular de la oposición en el hemiciclo, también lo estuvo su suplente. Ambos votaron, afirmando y negando,  la designación de los titulares de los órganos del Poder Público en cuestión. Por supuesto, únicamente es válido el del parlamentario principal, pero nos preguntamos si el presidente o el secretario de la Asamblea Nacional, como ambas bancadas,  lo sabían previa constatación del quórum, como sí parece para quienes tenemos que contentarnos con las trasmisiones de ANTV. El buen desempeño parlamentario es de una larga tradición, aún tratándose de las dictaduras que tuvieron a sus senadores y diputados. Pero” sobre todo” con el actual elenco diputacional, se ha ido por el barranco.  Por lo visto, la Asamblea Nacional no cumple con todas las formalidades de rigor para sesionar. Las pocas veces que hemos visto el desalojo de los suplentes, se debe a su condición opositora. No es difícil imaginarse que haya principales y suplentes del gobierno en una misma sesión, levantando la mano para ese copioso bosque que se llama”mayoría evidente? que sirve a toda suerte de decisiones. ¿Quién o quiénes de la oposición controla eso? Un diputado electo por la oposición como suplente, votó con el gobierno mientras su diputado principal votó con la oposición: ¿éste no supo de  su  presencia y  no vio la mano alzada de un suplente cuyo nombre ignoramos? Este es el año de las elecciones parlamentarias y únicamente pedimos una mayor atención no sólo sobre la popularidad de los aspirantes, sino en torno a una vocación y a una condición que no son frecuentes. Ojalá supiéramos de las encuestas y estudios que antes de 1998  se hacían en América Latina, llegando a Venezuela, sobre la calidad, eficacia y el propio talento natural para las lides parlamentarias. ¿Será que desconozco esos trabajos, como los que podrían hacer las escuelas de estudios políticos que ya varias en el país? A muy pocos días de iniciarse el año, volverá la zozobra de una Asamblea Nacional de la que muy pocos querrán saber los venezolanos tan hastiados

y asqueados. La instalación obliga al nombramiento de la directiva que, salvo una muy escasa sorpresa  que únicamente puede deparar la oferta alternativa de un super-ministerio o super-embajada, repetirá. Y aunque repita y se le reconozca a esa mayoría constitucional” como ha dado en llamarse” la facultad de designarla, todos tenemos por seguro que nos amargará la vida, inventando situaciones, insultando y quién sabe si hasta golpeando literalmente a la oposición. Sin embargo, deseamos reparar en una circunstancia que abultó, mas no creó, el proceso de legitimación de los poderes, pues, estando presente un diputado titular de la oposición en el hemiciclo, también lo estuvo su suplente. Ambos votaron, afirmando y negando,  la designación de los titulares de los órganos del Poder Público en cuestión. Por supuesto, únicamente es válido el del parlamentario principal, pero nos preguntamos si el presidente o el secretario de la Asamblea Nacional, como ambas bancadas,  lo sabían previa constatación del quórum, como sí parece para quienes tenemos que contentarnos con las trasmisiones de ANTV.

El buen desempeño parlamentario es de una larga tradición, aún tratándose de las dictaduras que tuvieron a sus senadores y diputados. Pero” sobre todo” con el actual elenco diputacional, se ha ido por el barranco.  Por lo visto, la Asamblea Nacional no cumple con todas las formalidades de rigor para sesionar. Las pocas veces que hemos visto el desalojo de los suplentes, se debe a su condición opositora. No es difícil imaginarse que haya principales y suplentes del gobierno en una misma sesión, levantando la mano para ese copioso bosque que se llama”mayoría evidente? que sirve a toda suerte de decisiones. ¿Quién o quiénes de la oposición controla eso? Un diputado electo por la oposición como suplente, votó con el gobierno mientras su diputado principal votó con la oposición: ¿éste no supo de  su  presencia y  no vio la mano alzada de un suplente cuyo nombre ignoramos?

Este es el año de las elecciones parlamentarias y únicamente pedimos una mayor atención no sólo sobre la popularidad de los aspirantes, sino en torno a una vocación y a una condición que no son frecuentes. Ojalá supiéramos de las encuestas y estudios que antes de 1998  se hacían en América Latina, llegando a Venezuela, sobre la calidad, eficacia y el propio talento natural para las lides parlamentarias. ¿Será que desconozco esos trabajos, como los que podrían hacer las escuelas de estudios políticos que ya varias en el país?

 

Con Información de Opinion y Noticias

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.