VENEZUELA: Hombre mata a tres niños en un ataque de celos - EntornoInteligente

El Universal / Caracas .- Una obsesión amorosa no correspondida, alcohol y un desprecio absoluto por la vida de tres inocentes, fueron los ingredientes del cóctel mortal que llevó a un sexagenario a rociar con gasolina y encender la habitación donde dormían una mujer y tres niños en Caucagua, municipio Acevedo del estado Miranda.

Los hechos que culminaron con el deceso de tres pequeños, como consecuencia de las graves quemaduras se iniciaron hace varios meses en la población de Merecure en el barlovento mirandino, cuando Emilio Lugo (60) comenzó a pretender a Yuliana Clemente, nieta de su pareja.

Clemente relata que ella trabajaba para Lugo, limpiándole la casa y durante esos meses evadió las intenciones, pensando que el hombre cesaría en sus intentos con el tiempo, así durante varios meses mantuvo a raya las pretensiones de Lugo.

“Mi abuela cuando tomaba, me decía cosas, yo siempre traté con respeto a ese señor, pero nunca pude alejarlo, porque mi abuela siempre lo protegía”.

El pasado domingo en horas de la mañana el sexagenario le hizo un regalo a la joven: un par de zapatos, quizá esperando que con eso podría comprar el amor de la muchacha, pero nuevamente lo rechazó y se le devolvió el obsequio.

Ante el nuevo desplante, el hombre comenzó a tomar alcohol en la puerta de la vivienda de Yuliana, por lo que la mujer optó por irse a un parque junto a sus tres hijos, Abraham Moisés Clemente Pérez (6), Aarón José Salazar Clemente (3) y Arantza Saray Salazar Clemente (2). Allí se reunió con un grupo de amistades con quienes compartió el resto del día.

A las 9:00 p.m. Yuliana regresó a su casa y mientras  le daban de comer a los niños estuvo acompañada por un amigo, en ese momento se generó una discusión entre el hombre que la acompañaba y Lugo, pelea que llegó a la agresión con armas cortantes y en la que el anciano resultó herido, por lo que ambos hombres fueron retenidos por las autoridades, a Lugo lo trasladaron hasta un centro de salud, donde le cogieron varios puntos de sutura, mientras que al otro hombre efectivos policiales se lo llevaron detenido.

Luego de que cesó la discusión y todo parecía en calma, la mujer y sus hijos se acostaron a ver televisión, los pequeños quedaron rendidos al poco tiempo, mientras que su mamá se mantuvo despierta.

Yuliana, adolorida por las quemadas que tiene en la espalda, orejas y cadera, recuerda que a la medianoche se disponía a apagar el televisor, cuando escuchó a alguien corriendo detrás de su casa, por lo que abrió la ventana para ver qué sucedía, en medio de la noche pudo distinguir a Emilio Lugo corriendo con algo en las manos, el sujeto de inmediato lanzó un tobo de gasolina por la ventana que la alcanzó en la cara, ataque que hizo que ella retrocediera casi ciega porque el combustible le había caído en los ojos, el volátil líquido además  empapó a los niños que dormían en la cama a un lado de la ventana.

En cuestión de segundos el sujeto encendió el combustible y huyó del lugar.

Ante el infierno que se desató la madre desesperada intentó rescatar a sus hijos y comenzó a quemarse, por lo que pidió a auxilio, vecinos que la escucharon se acercaron, derribaron la puerta y extinguieron las llamas.

El asesino no pudo alejarse mucho del lugar del crimen, una multitud lo encontró, estuvieron a punto de matarlo a golpes, pero fue rescatado y detenido por comisiones de la Policía Municipal de Acevedo.

Yuliana había podido sacar a la pequeña Arantza y la colocó en el piso para tratar de rescatar a los varones, quienes fueron sacados del cuarto en llamas por vecinos quienes luego trasladaron a la familia quemada hasta el hospital de Caucagua, donde no los atendieron porque no había insumos, se dirigieron al hospital del Instituto venezolano de los Seguros Sociales de Guarenas, allí les hicieron unas curas y los remitieron a la sala de quemados del hospital Domingo Luciani, pero en el camino murió Arantza la más pequeña de los tres pequeños.

Los niños sobrevivientes fueron ingresados al hospital de El Llanito el lunes en la madrugada, Abraham murió en el transcurso de la mañana y Aarón en horas de la noche del lunes.

La joven intentó ir a su casa ese mismo lunes a buscar algo de ropa pero su abuela, la amante de Emilio Lugo, la corrió, “para qué vienes ya tus hijos están muertos, por tu culpa perdí mi casa y mi marido”, le dijo antes de pedirle que se retirara.

Este martes Yuliana cumplió 26 años, aniversario que recibió en los pasillos de la Medicatura Forense de Bello Monte buscando los cadáveres de sus tres hijos.

VENEZUELA: Hombre mata a tres niños en un ataque de celos

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com