VENEZUELA: Fiestas decembrinas - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Sol de Margarita / 22 Dic, 2017 | Podría ser válida estos días la prohibición de odiar, emitida por la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, pues son fechas para el abrazo, los amapuches, los perdones y las promesas de hacerlo mejor el próximo año, aunque éstas últimas tengan el mismo destino que la promesa de acabar con la guerra económica.

Lamentablemente, la realidad se impone, así que por muy soberana, plenipotenciaria, originaria que sea la ANC no podemos dejar de tenerle tirria a los empresarios especuladores, acaparadores, bachaqueros, funcionarios cómplices o inertes y Guardia Nacional (en este caso, sin distinción de rango) que nos tienen pasando por tan difícil situación económica. Conste que el más odiado es el imperialismo, solo que no sé, juro que no sé, si es el imperialismo, la Guardia Nacional, Pdvsa o la cúpula de mi gobierno bolivariano que me tiene con mi pequeño Matiz parado en un taller por falta de aceite para motor.

Tampoco puedo dejar de tener tirria a un malandrito que tengo de vecino que a medianoche o en la madrugada, usa el techo de mi casa para correr a ocultarse en la que él habita, luego de cometer alguna fechoría en el mismo barrio.

De todas maneras bien por la paz, las fiestas, los abrazos y los perdones en estas fiestas de origen religioso, pero que los principales colaboradores con la Iglesia y los curas transformaron en jornadas para el consumo, desde el arbolito de Navidad, el nacimiento, los estrenos hasta la cena. Por cierto, no es verdad que la cena navideña es parte de la tradición, ni es infaltable en los hogares venezolanos.

En lo particular en mi casa materna, hicimos una cena navideña cuando los seis hermanos éramos mayores de edad, casados, atrapados por el consumismo y adiestrados por las culturas foráneas. Se nada servía mi marxismo para encarar el banquete. No olvidemos que la celebración de la Navidad fue impuesta por la Iglesia a punta de arcabuces, indios quemados en la hoguera, fusilamientos, torturas y violaciones a los pueblos originarios. Lo de la cena navideña fue una imposición elegante, además con buen sabor y exquisito beber.

En los tiempos del comandante Chávez la celebración de la cena navideña, con el pernil en la mesa, se hizo popular y se adentró en los hogares humildes de los barrios; sin necesidad de CLAP ni del pernil navideño entregado por el gobierno, sino por ese empeño del Comandante de lograr un mayor bienestar para el pueblo, empeño que nos convirtió en el pueblo más feliz de la tierra, según organismos internacionales (meta a la que contribuyeron mucho Giordani y Rafael Ramírez).

Hemos llegado a la cena navideña, al festejo, al abrazo, a pesar de la crisis. Una cena llena de alegría y perdones (aunque Maduro no perdona ni a Giordani ni a Rafael Ramírez), con bajas sensibles en los platos, a lo mejor sin el pernil anunciado por Maduro (ya nos hemos acostumbrado a las promesas que no se cumplen); eso sí, felices ante la certeza de no tener cerca un Guardia Nacional que nos baje de la mula con la mitad de las hayacas, porque los tipos están en cualquier lado para pedir lo suyo.

VENEZUELA: Fiestas decembrinas

Con Información de El Sol de Margarita

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.