VENEZUELA: Fiesta públicas dejan víctimas fatales - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Primicia / Balaceras, muertos y heridos son algunas de las cosas que dejan los cierres de calles, toques de minitecas y comparsas.

El volumen de la música, la poca iluminación y la falta de funcionarios que resguarden el sitio, se prestan para cometer crímenes.

Comparsas, templetes y toques de minitecas en comunidades de todo el estado Bolívar han dejado varias víctimas fatales en los últimos meses.

Aunque existe una ordenanza que prohíbe la organización de estos eventos, en la actualidad se siguen realizando estas fiestas en comunidades de la ciudad.

Los organizadores alegan tener un permiso emitido por los representantes de los consejos comunales.

Pero, de acuerdo con las autoridades, ellos no tienen la competencia para autorizar eventos públicos.

El coordinador de Seguridad Ciudadana en Caroní, José Zamora, recordó que los espectáculo públicos están prohibidos desde el 2016.

Explicó que para el cierre de calles o para organizar algún evento en las comunidades, es necesario el permiso de la Superintendencia de Administración Tributaria del Municipio Caroní.

Zamora comentó que cuando el evento cuenta con la autorización, es resguardado por funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB), Guardia Nacional Bolivariana (GNB) u otros organismos de seguridad.

Por lo general, los eventos que son aprobados dentro de un barrio o urbanización, tienen que ser fiestas culturales o actividades en beneficio de la comunidad.

El horario permitido va desde la mañana hasta las 3:00 de la tarde.

Para obtener la aprobación, los encargados deben solicitar con anticipación las licencias para el desarrollo de la actividad.

En la solicitud, los organizadores deben especificar la hora, fecha y lugar de la celebración.

Minitecas El último sábado del 2017 fue organizado un toque de minitecas frente a la cancha deportiva del barrio Los Sabanales, en San Félix.

El anuncio del evento fue realizado con una semana de anticipación a través de las redes sociales.

A la fiesta asistirían, además de los muchachos de la zona, gente de los sectores adyacentes, como era costumbre.

Ese día, después de las 5:00 de la tarde, comenzaron a llegar los organizadores del evento. Armaron la tarima y cerraron toda la calle.

Ya para las 7:00 de la noche la música comenzó a sonar y el juego de luces fue encendido.

Para entrar a la celebración las personas debían comprar una entrada. Antes de pasar, los jóvenes eran chequeados por tres sujetos.

Poco a poco el lugar se llenaba. En la calle los muchachos ingerían licor, fumaban cigarros y bailaban.

Cuando Johan Dimas Vásquez, de 27 años, se bajó del transporte, cerca del toque estaban varios de sus amigos.

El muchacho venía de la empresa Venalum.

Los vecinos le pidieron que se quedara para entrar a la miniteca y él aceptó.

Dicen que el grupo se quedó a disfrutar de un rato ameno, hasta que llegó la madrugada del domingo.

Para ese instante el sitio estaba full.

Eran aproximadamente las 3:30 a.m. cuando hasta el sitio llegaron varios sujetos armados; eran siete y estaban encapuchados.

De acuerdo con la versión de los testigos, los criminales llegaron en dos camioneta y se identificaron como funcionarios de la GNB.

Supuestamente, apenas los delincuentes ingresaron, sacaron sus armas de fuego y comenzaron a disparar contra el grupo.

Aunque a Johan le dijeron que corriera para que escapara de las balas, fue en vano. Antes de huir fue alcanzado por los proyectiles.

El muchacho quedó recostado en un poste de luz. “Me hirieron, me hirieron”, gritó a sus amigos una y otra vez.

Cuando la balacera cesó, lo subieron a un vehículo particular y lo llevaron hasta la emergencia del Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo.

Sin embargo, antes de ingresar a quirófano, dejó de respirar. En el hecho otra persona resultó herida.

Aunque los detectives de la División de Investigaciones Contra Homicidios comenzaron las pesquisas correspondientes, por el caso no hay detenidos.

Comparsas Durante una comparsa realizada el domingo 11 de febrero, en la avenida Manuel Piar, dos personas resultaron heridas.

En medio del alboroto dos sujetos comenzaron a discutir. Uno de ellos sacó un cuchillo e hirió en la cabeza a un adolescente de 17 años.

Una de las personas que acompañaba al menor sacó un arma de fuego y le disparó al individuo que lo hirió.

Ambos fueron trasladados hasta distintos centros de salud de la localidad. No hubo detenidos pues el lugar no contaba con resguardo policial.

Ordenanza Becker Sánchez, superintendente de Tributos de Caroní, dijo que solo son permisados los eventos culturales y sociales, sin el cierre de calles o avenidas.

Explicó que cuando reciben reportes de fiestas callejeras, sound cars o cierre de calles con tarimas, estas son desmontadas.

Sin embargo, hay comunidades donde los toques aunque no estén autorizados se realizan durante los fines de semanas.

De acuerdo con el portal alsobocaroni.gob.ve, desde el año 2016 fue prohibido el uso de minitecas en espacios públicos.

“El único ente con autoridad para avalar o rechazar permisos que impliquen el cierre de calles o avenidas para espectáculos públicos o toques de calle, es el Instituto Municipal de Transporte, Tránsito y Vialidad Caroní”, refiere la página.

En el caso de las sanciones, las autoridades municipales indican que oscilan entre 5 y 100 Unidades Tributarias, según lo establecido en la Ordenanza de Espectáculos Públicos y el Código Orgánico Procesal Penal, en su artículo 506.

Cuando las tarimas sean desmontadas y los equipos decomisados, los organizadores del evento deben dirigirse ante las autoridades correspondientes.

VENEZUELA: Fiesta públicas dejan víctimas fatales

Con Información de Primicia

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.