VENEZUELA: Editorial 103 aniversario: Hora de diálogo y alta política - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Panorama / Venezuela biodiversa es el tema de nuestra edición aniversario número 103, un homenaje a la naturaleza, al país ubicado en el décimo lugar del ranquin mundial en materia de biodiversidad, con 43 parques nacionales y paraísos naturales que deslumbran al mundo.

Escogimos el tema muy conscientes de la crisis que atraviesa el país, pero en un esfuerzo por regalarle a nuestras audiencia un colirio de edición, nos tomamos una pausa en un año convulso para mostrarle a la gente que hay algo más que problemas políticos, económicos, que hay una nación que vale la pena por la que apostamos decididamente.

Al margen de la noticia del día, les entregamos cuatro cuerpos más que muestran los paraísos de la naturaleza, las grandes reservas de fauna, flora y biosfera y el Zulia al natural, todos espacios que se mantienen incólumes al paso de más de 100 años de explotación petrolífera que no nos ha puesto a resguardo de la peor crisis económica de la historia latinoamericana, coinciden economistas, con una caída de 34% del Producto Interno Bruto, sin que haya mediado un conflicto bélico.

La frialdad de los números se calienta en las calles del país. Imágenes que parecían más propias de la década perdida de los noventa, con personas hurgando entre la basura o pacientes que pueden hasta morir por falta de medicinas, se repiten una y otra vez. 

Con hiperinflación,  cuatro años consecutivos de recesión económica y unos precios del petróleo estancados ya por 36 meses, Venezuela se encuentra en un estadio inédito para toda una generación que no encuentra otra salida que atravesar las obras cinéticas del maestro Cruz Diez, en Maiquetía.

En ese contexto, queda claro que el modelo rentista petrolero, tal como está definido en Venezuela del viejo concepto de “papá Estado” se agotó, tan cierto como que de un plumazo no puede desaparecer, paradójicamente, es el propio Estado el que debe crear las condiciones para ese tránsito.

Un sabio venezolano de estos tiempos en la ciencia económica, el profesor Asdrúbal Baptista, plantea el dilema en estos términos:  “La renta sirvió para acrecentar el tamaño del empleo público, mantener una moneda sobrevaluada, unas cuentas fiscales razonablemente equilibradas, un crecimiento de la demanda doméstica y de la inversión interna. Es decir todo aquello que da idea de un equilibrio (…) A estas alturas ese espacio se cerró. ¿Vas a hacer crecer la demanda doméstica vía el crecimiento del empleo público? Te revientan las cuentas fiscales y terminas con una retroalimentación que es insostenible”.

Ante la urgente necesidad de comenzar a desmontar la economía de puertos, el levantamiento del aparato productivo nacional pasa por un esfuerzo que involucra al sector privado nacional, pasa además porque los sectores productivos del país también empiecen a cambiar la ecuación hacia una estrategia más nacionalista. 

Tres o cuatro medidas, podrían alcanzar para empezar a abonar el tránsito de la era postrentista: erradicar la difuncionalidad del tipo de cambio, la revisión del esquema de subsidios, abandonar un modelo anacrónico de controles, por ejemplo, podrían suponer  un golpe de timón  a la economía.   

Tomar esas decisiones no significa ceñirse a la receta “fondomonetarista”, ni dejar de atender a las clases más necesitadas, ni necesariamente romper un dogma, sí seguramente serían un cambio en la receta que nos ha traído a este estado de cosas. 

El caso de Venezuela, que más temprano que tarde encontrará las luces para la salida de su laberinto, tendrá la oportunidad de convertirse en el caso más emblemático de la economía política, porque el primer paso para empezar a ver la luz al final del túnel pasa inexorablemente por un acuerdo político, eso sí, un pacto (sin eufemismos) cuya única carta bajo la mesa diga Venezuela.

Esta Casa Editorial ha apostado, y lo seguirá haciendo, a escenarios de  diálogo como el que hoy se retomará en República Dominicana, como única vía de escape a la crisis. Un diálogo que requiere de estadistas, un diálogo para hacer alta política, un diálogo que no se quede en el cálculo de lo pequeño, un diálogo en el que la visión no sea que el ganador se lo lleva todo, eso es imposición, eso no es política.

Nelson Mandela lo entendía en estos términos: “Una de las cosas que aprendí cuando estaba negociando era que hasta que no me cambiase a mí mismo, no podía cambiar a otros”.  

En Venezuela la visual parece sacada del manual del “Macartismo”: Anular o hacer desaparecer al adversario político es contrario al ADN de un pueblo que ha dado demostraciones, suficientes, de madurez política en ya una veintena de elecciones, en aventuras cortoplacistas opositoras o en decisiones gubernamentales que muchas veces parecen sacadas de la fábula.

Los actores políticos deben tener claro que atravesar el desierto de la crisis político-económica que vive el país solo será posible desde el reconocimiento mutuo, desde asumir el costo político  de las decisiones económicas de manera conjunta y eso solo será posible en un ejercicio de política para la historia.

No estar a la altura de las circunstancias, no solo hará al país ingobernable, por la olla de presión que significa la crisis económica, también nos puede conducir hacia salidas de facto que se sabe cuando comienzan, pero no cuándo terminan.

Venezuela no ha pasado por el drama de los derechos humanos del Plan Cóndor en Suramérica, tampoco por la tragedia humanitaria de los cincuenta años de guerra de Colombia, nuestras heridas son más benignas, son curables, estamos a tiempo esta generación y las próximas nos lo agradecerán. 

Desde esta Casa Editorial, que ya llega a 103 años, apostamos por Venezuela, creemos que la página de la crisis tarde o temprano la dejaremos atrás, entre tanto, seguiremos poniendo nuestro mejor esfuerzo para, desde el periodismo, hacer nuestro aporte.

VENEZUELA: Editorial 103 aniversario: Hora de diálogo y alta política

Con Información de Panorama

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.