VENEZUELA: Colombia elige nuevo Congreso: esto está en juego en las urnas - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Nacional / A juzgar por los récords históricos, unos 16 millones de colombianos acudirán este domingo a las urnas para elegir al nuevo Congreso de la República y a dos candidatos presidenciales en consultas interpartidistas. Aunque hay un poco más de 36 millones de colombianos habilitados para votar, la participación ciudadana en las elecciones legislativas tiene una variación entre 42% y 48%. Algunas veces ha bajado de ese piso, pero casi nunca ha sobrepasado ese techo.

Esta vez las elecciones para Congreso están atravesadas por algunas singularidades (aguda confrontación ideológica, presencia de FARC en las urnas por primera vez y el punto más alto de opinión desfavorable del Congreso a raíz de los escándalos de corrupción de varios de sus miembros) que plantean toda una incógnita sobre cuál será el nivel de votación por senadores y representantes a la Cámara.

El Centro Democrático (CD), de la mano del expresidente Álvaro Uribe, que ya obtuvo la segunda mayor votación para Senado hace cuatro años y que se consolidó como el principal partido de oposición, apuesta a obtener este domingo el mayor caudal electoral en estos comicios. Las encuestas sobre intención de voto por partidos así lo han dejado ver.

Una mayoría significativa del uribismo en el Congreso podría implicar sentar las bases para una contrarreforma del acuerdo de paz con las Farc.

Si bien no prosperó la idea del ex ministro uribista Fernando Londoño de “hacer trizas” el acuerdo con la guerrilla, lo que sí es seguro es que con unas mayorías legislativas, esa fuerza política intentará reformarlo. ¿Hasta qué punto? No es claro, porque un ‘reversazo’ muy radical no tendría presentación ante una comunidad internacional que ha apoyado con contundencia y con recursos un proceso de pazque considera clave para la estabilidad de la región y el progreso de Colombia.

Desde el mismo lado de la centroderecha, Germán Vargas Lleras (con Cambio Radical) tiene la expectativa de disputarle al uribismo esa supremacía en el Congreso, con otro propósito: ser tan fuerte, tan atractivo electoralmente, que merezca el apoyo de otros partidos políticos que le aseguren el paso a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Además de consolidarse las mayorías de Uribe y de Vargas Lleras, algo que avisoran distintos analistas, estará la bancada del conservatismo, con lo cual el Senado estaría dominado por una sólida tendencia de derecha.

Las cartas de la izquierda

La izquierda también tiene sus apuestas. El candidato presidencial Gustavo Petroaparece como muy favorecido en las encuestas de intención de voto para llegar a la Casa de Nariño, especialmente por su discurso antiestablecimiento, que ha calado en sectores jóvenes y populares.

No obstante, la lista de candidatos que Petro promueve al Congreso, la de ‘la decencia’, no parece contar con un gran respaldo en la cita con las urnas de este domingo. Por eso, el candidato de la Colombia Humana ha anunciado que si es Presidente, convocaría una Asamblea Constituyente para hacer reformas en distintos frentes.

Un poco más al centro están las listas a Congreso que lidera la Coalición Colombia de Sergio Fajardo (con los ‘verdes’ y el Polo), más moderadas. Su bandera es la anticorrupción.

Para esta franja, el gran reto, y como ya ha ocurrido en el pasado, será demostrar que tienen la capacidad para convertir la buena favorabilidad que registran en las encuestas en votos reales, en curules. Los resultados que este domingo logren en las legislativas serán importantes para medir las posibilidades reales que tiene su candidato a la presidencia, Fajardo, de pasar a una eventual segunda vuelta.

De otro lado, es la primera vez que la ex guerrilla de las Farc llegará al Congreso tras la dejación de las armas. Aunque tienen 10 curules aseguradas por 8 años en Senado y Cámara, competirán por más escaños en ambas corporaciones. Está por verse el apoyo que lograrán en las urnas.

De acuerdo con las mediciones de opinión, el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) parece que no ha podido conectar con los ciudadanos. Su inserción en la democracia, fin último del proceso de paz, se vio empañado por los lamentables episodios de agresión que vivió el excandidato presidencial de esa organización, Rodrigo Londoño, que recibió huevos, tomates e insultos en las manifestaciones que intentó realizar en Cali y Armenia.

Al quedarse sin candidato presidencial, la FARC tendrá que concentrar, por ahora, todas sus fuerzas en el trabajo político desde el Congreso. La nueva organización no ha logrado configurar una clara agenda legislativa, y lo que pueda hacer como fuerza política en el Congreso dependerá más de su capacidad de hacer aliados y conseguir apoyos para impulsar sus iniciativas que lo que logre por sí sola. Y esto no parece sencillo.

El profesor de ciencia política Enrique Serrano considera que el hecho de que el plebiscito por la paz –en el que se sometió a consideración de los ciudadanos el acuerdo con las Farc– no haya triunfado en las urnas, puede haber dejado a esa exguerrilla en dificultades con la opinión. “Puede que haya una cierta sensación de ilegitimidad en el papel político de los exintegrantes de las Farc, y este puede ser uno de los factores decisivos en las elecciones de este domingo y de mayo próximo”, dijo Serrano.

El fantasma de la corrupción

Uno de los retos más grandes que los candidatos al Congreso tienen que vencer en esta oportunidad es la pérdida de confianza de muchos ciudadanos en esta institución.

Aunque no es nuevo ni Colombia es el único país donde esto ocurre, esta vez los ciudadanos irán a elegir un Congreso que, como institución, padece los más altos índices de desfavorabilidad (superior al 80 por ciento, según una reciente encuesta) a raíz de los muchos escándalos de corrupción protagonizados por dirigentes de casi todos los partidos. 

Solo un bajo porcentaje de los entrevistados en esa muestra manifestó tener una imagen favorable del Congreso.

Para mencionar un solo hecho singular relacionado con este tema: los dos senadores más votados hace 4 años, Musa Besaile y Bernardo Miguel Elías Vidal (el ‘Ñoño’ Elías), de ‘la U’, están hoy encarcelados por actos de corrupción. Pero la lista es muy larga y compromete a otros partidos políticos.

A la altísima desfavorabilidad del Congreso (la mayor desde que se hacen mediciones de opinión) se suma también la mala imagen de los partidos, que son los vehículos mediante los cuales los congresistas se hacen elegir.

En la misma medición, la opinión desfavorable sobre los partidos llegó casi al 90%. Solo un mínimo porcentaje cree en ellos.

En las mediciones de la opinión sobre el Congreso y los partidos se observó un aumento en la tendencia negativa los últimos meses.

Las consultas interpartidistas

Este domingo, los colombianos también elegirán dos candidatos presidenciales para ir a primera vuelta. Y los dos aspirantes presidenciales que lideran todas las encuestas sobre intención de voto (Iván Duque, del uribismo, y Gustavo Petro, de Colombia Humana) se miden en estas consultas.

En la antesala de estos comicios se ha podido observar que, aunque el propósito fundamental de esta cita democrática era elegir un nuevo Congreso, las consultas interpartidistas terminaron copando el mayor interés de la opinión.

Poco a poco los candidatos que participan en estas contiendas se tomaron las plazas, los auditorios, el debate público en los medios y se impusieron como el gran atractivo de esta jornada electoral. Para algunos expertos en política y encuestas de opinión, como el exregistrador Carlos Ariel Sánchez, las dos consultas son “como una primera vuelta presidencial”.

Tal vez la misma dinámica de las consultas, por llevar a un alto nivel de exposición a sus contendores, fue lo que puso a Iván Duque y a Gustavo Petro en la punta de la competencia para la presidencia de la República.

Duque representa una tendencia de centroderecha, defensora del libre mercado, de la seguridad y de la protección a la inversión extranjera y clara opositora de la llegada al país de cualquier idea que pueda tener inspiración o simpatía con el modelo que hoy rige en Venezuela.

Petro, en cambio, enarbola las banderas de una izquierda que defiende la necesidad de hacer reformas políticas y económicas para que haya una mejor distribución de la riqueza y menos pobreza en el país. Aunque sus detractores lo acusan de coincidir con muchos de los postulados de Hugo Chávez.

Dos caras protagónicas de la gran polarización que vive el país entre sectores de derecha y de izquierda y que este domingo tiene una cita clave en las urnas, para comenzar a resolver, por la vía de las consultas y la elección de Congreso, el camino que tomará Colombia en los próximos años.

VENEZUELA: Colombia elige nuevo Congreso: esto está en juego en las urnas

Con Información de El Nacional

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.