URUGUAY: Sr. Presidente, esto queremos los niños - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El País / Por iniciativa de El País, el director general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit, planteó a alumnos de varias escuelas el siguiente juego: “¿Qué le pedirían al próximo presidente?”. Hubo respuestas de todo tipo. Reclamos y también propuestas. Y muchos se hicieron eco de las mismas quejas que se suelen escuchar de los adultos.

El pedido de mejor educación y más seguridad, los ejes de toda la campaña electoral, se pueden leer en letra cursiva de niños indignados que tienen apenas entre 9 y 12 años. Pero también los hay más preocupados por su entorno, son ellos los que piden más juegos y piscinas en las escuelas, recreos más extensos y hasta los que sugieren prohibir el uso de sobrenombres.

“Desearía que en sus cinco años de gobierno se atiendan y resuelvan estas cosas”, escribe Guadalupe Graña Viera, alumna de 5° año de la Escuela N° 75 de Rocha, y enumera:

—Hacer un plan de manejo de la basura, clasificando lo que se pueda reutilizar y reciclar, para lograr un país más limpio.

—Crear más hogares para animales abandonados.

—Construir más rampas que permitan más accesibilidad a las personas discapacitadas.

—Mejorar la disponibilidad de agua limpia y saneamiento en los hogares. Mi escuela está en un barrio que aún no tiene saneamiento.

—También me gustaría que se controlara más el consumo de drogas como el alcohol, los cigarrillos y la marihuana.

Tras la lista de reclamos, Guadalupe cierra su carta así:

¡Qué lindo sería que usted pueda materializar algunas de mis ideas!

El tema de las drogas está muy presente en las propuestas que le realizan los niños a quien resulte electo. “Se me ocurrió hacer nuevos centros para gente con adicciones donde puedan haber talleres de oficios”, escribe Julieta Isi, alumna de 6° año de la Escuela N° 193 José Luis Zorrilla de San Martín, del barrio de Pocitos. A ella lo que más le indigna es el tema de la inseguridad, por eso su carta, de toda una carilla, gira sobre este tema:

Me gustaría pedirle un cambio en la seguridad, que podamos salir a jugar a la calle, poder ir a actos y festejos sin tener que estar pensando en que te van a venir a robar o que vas a llegar a tu auto y lo vas a encontrar con un vidrio roto.

Victoria Cantero, de la misma escuela y también de 6° año, pide que “no haya más inseguridad”. ¿Pero por qué? “Porque mi mamá no me deja salir a la calle sola”, advierte. Ella tampoco quiere “gente pobre durmiendo en la calle”, porque dice que “todos tienen derecho a vivir bajo un techo”.

Por su parte, en una carta escrita en conjunto, alumnos de 5° año de la Escuela N° 138 de Carmelo, Colonia, también se quejan sobre la inseguridad:

Quisiéramos vivir seguros, tranquilos, en verano poder dormir con la ventana abierta y salir a jugar a la vereda, a la plaza, a la cancha sin tener miedo. Queremos ir caminando con el celular o con la mochila y que nadie te lo saque.

Desde el barrio de Nuevo París, David Olixa, alumno de 4° año de la Escuela 292 Alfredo Traversoni, en tanto, escribe que está enojado por lo cara que son las herramientas de albañilería:

Muchos obreros necesitan herramientas para trabajar pero no se las pueden comprar porque son caras. No digo que se las regalen, sino que se las den y que ellos las paguen de a poco con su trabajo.

David agradece por la vivienda que su familia recibió este año por “gestión del gobierno”, y cierra su carta pidiéndole al nuevo mandatario que visite su escuela:

Espero que usted pueda venir a visitarnos y le contaremos nuestras ideas. Porque los niños tenemos derecho a expresarnos y a ser escuchados.

Guadalupe pidió una política de reciclaje, pero no es la única preocupada en los problemas ambientales. Alumnos de 6° año de la escuela N° 132 España, de Cerro Largo, hicieron una carta en conjunto y manifestaron su opinión respecto a la megaminería:

Tendría que tenerse en cuenta que con el Proyecto Aratirí no solo hay beneficios, también hay perjuicios. Por lo tanto, proponemos realizar una investigación sobre este proyecto, con el fin de tener en cuenta si perjudica o no a la población y qué cambios ambientales se producen en ese lugar.

Alumnos de 5° y 6° año de la Escuela N° 120 de Salto, en tanto, reclamaron que “en Uruguay tanto casas como escuelas, empresas y fábricas usen energía sustentable”.

Tras una campaña en que el reclamo por el mal estado de algunas carreteras se hizo oír, también los niños de la escuela de N° 138 de Carmelo expresaron quejas y sugerencias en este sentido:

Nos gustaría que en nuestro pueblo construyeran otro puente, especialmente para camiones porque el que tenemos ya no resiste. Las calles y las casas se están rompiendo, aunque todos sabemos que los camiones transportan muchos productos que necesitamos para vivir.

Más diversión. Para Camila Nassi, que es alumna de 6° año de la Escuela N° 2 José Pedro Varela, del departamento de Rocha, el tiempo para distenderse y descansar es poco, por eso sugiere:

Me gustaría que los recreos fueran más largos, así tendríamos más tiempo para conversar. ¡Qué lindo sería que todas las escuelas tuvieran piscina! Así aprenderíamos a nadar; pero como sé que cuestan mucho dinero es un sueño nada más.

Camila también quiere más escuelas de Tiempo Extendido, como la suya, y que todas fueran como la de ella “nuevas, pintadas con lindos colores, donde los niños tengan espacio en sus muros para dibujar, pintar y escribir mensajes”.

Los alumnos de 1° de la Escuela N° 132, de Montevideo, en tanto, tienen una larga lista de reclamos. Y, entre otras cosas, piden:

—Que no quede ningún niño de nuestro paisito sin asistir a una escuela.

—Que siempre haya una mano amiga para quien tenga la mirada triste.

—Que ningún niño se quede sin amor.

—Una rebanada de pan con dulce para una pancita vacía.

—Que todos tengan una casita digna para vivir.

Los alumnos de 4° de la Escuela N° 120, de Salto, en tanto, piden que “las personas trabajadoras tengan un sueldo más grande para mantener sus casas”, porque, fundamentan, “en algunos lugares no les alcanza el dinero para mantener a sus hijos y pagar las cuentas”.

Desde Cerro Largo, Colonia y Salto también coinciden en la necesidad de un transporte gratuito para escolares. “Que todos los pueblitos del territorio oriental estén conectados por caminos por donde transitar de forma segura, contando con transporte escolar gratuito”, propone, por ejemplo, un grupo de alumnos de varios ciclos de la Escuela N° 31 de Salto.

El tema del bullying es igual de recurrente en varias cartas. Constantina de Barbieri, de 9 años, Mariángeles Heramar, de 10 años, y Avril Carmona, también de 10, de la Escuela N° 138 de Carmelo, solicitan:

Que todos los niños tengan derecho a ir a una escuela y los traten por igual, que no los etiqueten, no les pongan sobrenombres, ni que se fijen como viven. Porque todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Esperamos que nos ayude.

“Educar más a los grandes”

Alumnos de 4° de la Escuela N° 120 de Salto pidieron al nuevo presidente que luche contra la violencia, ya que esta los ha tocado bastante de cerca:

Nuestra escuela está ubicada en un barrio muy carenciado. En él se vive mucha tristeza porque se ven muchos jóvenes adictos a las drogas y dentro de eso se ve mucha muerte, violencia y robo.

Una tragedia que nos tocó de cerca fue la muerte de una mamá de un compañero por motivos de violencia doméstica. Entre todos estamos tratando de contener a nuestro compañero víctima del mundo y su violencia.

Queremos que esto cambie. Tal vez deban educar a los grandes más en el amor y el cuidado de los niños.

“El país soñado” para la escuela N° 31 de Salto

En una jornada especial, alumnos y docentes de la Escuela N° 31 de Tiempo Extendido de Salto, se reunieron todos en el patio para decidir qué le iban a pedir al presidente que resulte electo en las elecciones de hoy. Juntos redactaron un documento titulado “El país soñado” y estos son sus puntos principales:

Queremos lugares recreativos en cada barrio donde niños y jóvenes pasen mucho tiempo realizando deportes diversos, evitando la agresión y actividades delictivas que hoy preocupan tanto.

Queremos piscinas, porque creemos que aprender a nadar tendría que ser un derecho de todos.

En cada barrio imaginamos un CAIF para atender las necesidades de los niños más pequeños.

Queremos aprender a cantar, a pintar y modelar. En cada escuela necesitamos contar con quien nos enseñe a apreciar el arte.

Queremos volver a nuestros hogares y saber que nuestros padres han estado trabajando con empeño, sentirnos orgullosos de lo que aportan día a día a nuestro país.

Queremos que todos los pueblitos y territorios del pueblo oriental estén conectados por caminos por donde transitar de forma segura. Con transporte escolar gratuito.

Con Información de El País

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.