URUGUAY: Salió a colgar la ropa y se encontró con un cadáver - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El País / Sobre las 15:00 del pasado lunes, la mujer fue a colgar la ropa a los fondos de su casa, ubicada en Módena y Montecarlo, en Jardines del Hipódromo y se encontró con que una reja que separa su vivienda de la de su vecino estaba levantada, pero no le dio importancia y siguió con sus tareas.

Más tarde, habiendo olvidado el incidente de la reja, la mujer notó que su perro ladraba insistentemente hacia un lugar del fondo de la casa.

Hasta allí llegó la mujer y vio un bulto de bolsas de arpillera y se acercó. Lo que encontró la dejó sin habla: envuelto en esas bolsas había un cuerpo. Salió del lugar y pidió ayuda, pero lo único que obtuvo fue el grito desesperado de otro vecino que salió corriendo del lugar, impresionado por la escena.

El cuerpo era de Alan Alexander Rodríguez, un joven de 21 años que había sido asesinado minutos antes en la casa vecina, y arrojado por encima de la cerca. “El Negro F.” (24 años), hijo de un efectivo policial que trabaja en la Seccional 8ª, fue procesado por ese crimen días después.

La familia de Alan no entiende qué pasó. La Policía insiste en que se trató de un tema de deudas vinculadas con drogas.

Minutos antes de morir, según el parte oficial, Alan fue desafiado por su matador: “Vení a buscarme. Te estoy esperando”, le dijo.

Dentro de la vivienda del “Negro”, se desató una pelea con Alan, que con un cuchillo llegó a cortar a su contrincante en un brazo. Sin embargo, este logró desarmar al joven y lo apuñaló en el cuello, la cara y un brazo.

Alan murió desangrado. “El Negro” envolvió el cadáver en varias bolsas de arpillera y lo arrojó a los fondos de la casa de un vecino.

Luego fue a entregarse a la Seccional 8ª, donde trabaja su padre. Ya en el celdario, el asesino, trató de quitarse la vida, lo que fue impedido por el personal de la comisaría.

Protestas. El pasado viernes, la familia de Alan Rodríguez, realizó una protesta cortando la avenida Belloni, reclamando “limpiar” el nombre del joven “a quien se lo trató como un drogadicto”, según dijo su padre, Juan Rodríguez.

“Yo desafío a cualquier autoridad policial a que haga un allanamiento en esta casa. No van a encontrar un solo gramo de droga”, dijo el padre del joven en diálogo con El País.

Familiares y amigos se mostraron molestos con el trato que algunos medios de prensa dieron al tema. “Tienen que pensar que acá queda una familia destrozada. Él era un chiquilín bueno y trabajador, no estaba para esa”, dijo Noemí, amiga y compañera de trabajo del joven. Sin embargo, la Policía, aun con el matador en prisión, insiste en que se trató de un asesinato por drogas.

Con Información de El País

Entornointeligente.com

Follow Me

.