URUGUAY: "La interna de la Unión Europea es la que está trancando el acuerdo" - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Republica / Por: Lucía Barrios

Compartir Tweet WhatsApp El licenciado en relaciones internacionales señaló que hay “temas sensibles”, como son los lácteos y las carnes, que aún no han sido resueltos. Explicó que Francia es el país que más ha presentado reticencias por ser productor de materias primas. Sebastián Hagobian, licenciado en relaciones internacionales y participante del equipo de negociación del Mercosur en el acuerdo con la Unión Europea, habló con LA REPÚBLICA sobre los detalles de la negociación. Según sus palabras, la gran mayoría de los capítulos ya están acordados, pero faltan los “sensibles”, que son, por ejemplo, el tema agrícola y carnes. “Esperamos exportar más, pero la propia interna europea con un Macron (presidente de Francia) creciendo, hace que la situación se dificulte. Francia está potenciándose y eso obviamente al Mercosur lo complica porque dicho país es productor de materias primas que compiten con nosotros. Por tanto, la interna de la Unión Europea es la que está trancando el acuerdo, por lo que primero tiene que dirimir sus problemas internos”.

Según sus palabras, es una “gran oportunidad para América Latina”, ya que es un acuerdo que posiciona en “muy buenos términos” a la región. Afirmó que la negociación siempre fue en “muy acelerada”. Explicó, además, que el Mercosur actuó en forma “unida y coordinada”. Asimismo, señaló que “si no se llega a un trato, es muy difícil que la Unión Europea y la región lleguen a un acuerdo de acá a diez años”.

Cabe mencionar que Hagobian es miembro de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio y coordinador por el mismo tema en Asamblea Uruguay.

¿Cómo definirías a este acuerdo?

Es una gran oportunidad para la región, ya que nos revitaliza. Nos parece que el Mercosur estuvo paralizado durante mucho tiempo por diferencias internas. Por tanto, que se logre firmar un acuerdo de estas características es plenamente positivo. Para Uruguay también lo es porque nos permite seguir abriendo mercados y poder posicionar nuestra producción con menores impuestos y aranceles.

Al día de hoy tenemos 170 mercados, pero cuando asumimos en 2005 solo accedíamos a 60. A pesar de que aumentamos la cantidad de mercados, solo el 30% de ellos tienen acuerdos preferenciales con nosotros, lo cual nos pone en riesgo con la competencia extranjera. Entonces, lograr acuerdos de estas características son herramientas del comercio exterior. No hay que tenerle miedo a las siglas, no es porque sea TLC es bueno o malo. Tenemos que saber utilizarlo en pos de negociaciones correctas, que no pongan en peligro el desarrollo nacional.

¿Qué consecuencias tendría tanto para Uruguay como para el Mercosur?

Desde nuestra perspectiva es un pacto favorable, siempre y cuando se contemplen las demandas del Mercosur, principalmente con los productos agrícolas. Es importante recordar que somos nosotros los que más proveemos este tipo de mercadería. En términos generales, es un acuerdo que nos posiciona a nivel mundial en un mundo donde va rumbo al proteccionismo. Lograr un acuerdo bilateral es un eslabón positivo para el Mercosur, que estuvo inactivo durante mucho tiempo. Conseguir ingresar a la Unión Europea con menores aranceles para Uruguay es algo sumamente importante porque producimos calidad y no cantidad, pero la calidad es cara en todo el mundo. Si a eso le agregamos los aranceles y los impuestos, nuestra producción queda por fuera de los rangos de competitividad. Es por esta razón que llegar a un acuerdo sería netamente beneficioso para Uruguay.

Con respecto al Mercosur, hay consecuencias diferentes en función de los diversos países y realidades. Por ejemplo, Brasil y Argentina tienen una industria fuerte que proteger, la parte automotriz, por lo que hay varias cadenas esenciales que a ellos si les preocupan. Como en Uruguay no tenemos ese grado de industrialización (al igual que Paraguay) ese tema no nos preocupa e incluso sería beneficioso. Los productos europeos no competirían con los nuestros, salvo en la cadena de lácteos. Por tanto, los principales países latinoamericanos que ponen cuotas de riesgo serían Brasil y Argentina.

¿Crees que el tratado se firma este año?

Ese es un desafío. Debería estar firmado en 2018. Si no se acuerda este año, no se va a pactar porque solo quedan algunos capítulos sensibles que no deberían llevar mucho tiempo. En términos generales, hay determinados capítulos que ya están acordados. Por ejemplo, a mí me tocó estar en el equipo negociador del capítulo de facilitación del comercio, el cual está prácticamente acordado. Lo que falta es que se acuerden los demás capítulos para poder avanzar, porque en este tipo de negociación se acuerda todo o nada. Los temas más sensibles se dejan para el final, que son los más complicadas en acordar y los que más llevan tiempo, y son los faltantes. En otras palabras, la gran mayoría de los capítulos ya están acordados, pero faltan los sensibles. Lo que está tardando es el tema agrícola y carnes, que para nosotros es sumamente importante. La Unión Europea nos está proporcionando una hamburguesa por persona, pero eso es poco para las aspiraciones que tenemos desde el Mercosur. Esperamos exportar más, pero la propia interna europea con un Macron (presidente de Francia) creciendo, hace que la situación se dificulte. Francia está potenciándose, no tanto a la altura de Alemania, pero está teniendo un rol más protagónico y eso obviamente al Mercosur lo complica porque Francia es productor de materias primas que compiten con América Latina, como es el tema lácteos y carnes. Evidentemente los franceses son sensibles a este tipo de acuerdo.

¿Cómo definirías que ha sido la negociación?

La negociación fue siempre en buenos términos y muy acelerada con respecto a la que sucedió en 2012, que no llegó a buen puerto y fue muy lenta. Repito, en esta oportunidad se logró acordar la mayoría de los capítulos. Faltan las partes más sensibles del acuerdo que siempre se dejan para el final. Pero creo que la negociación fue buena, el Mercosur actuó en forma unida, ordenada y fue la primera vez que le tocó a Uruguay ser el coordinador en Mercosur. El año pasado se destacó la participación de los coordinadores uruguayos al frente de la organización por el bloque regional. Actualmente la negociación la encabeza Argentina. Creemos que hicimos un buen trabajo, que estuvimos a la altura de lo que el Mercosur pretendía, se negoció con celeridad y con las pausas que tenían que hacerse. Lo importante es que los acuerdos son herramientas en el comercio que hay que trabajarlas, que tienen sus tiempos. No se pacta rápidamente porque están en juego muchas cosas. Hay que negociar antes seguro que rápido.

Hace unos días el presidente dijo que el papel decisivo lo tiene la Unión Europea, ¿esto es cierto?

Sí, es cierto porque la Unión Europea primero tiene que dirimir problemas internos. Mientras que Alemania está dispuesta a firmar el acuerdo, Francia tiene sus reticencias sobre los capítulos agrícolas. Entonces la interna de la Unión Europea es la que está trancando llegar a buen puerto. Sin embargo, creemos que se va a dirimir y que las posiciones más multilateralistas del comercio van a triunfar en Europa como lo vienen haciendo. Pensamos que no van a ganar las visiones proteccionistas, que le hacen mal al comercio y que son muy parecidas a las de Trump. Cuando ganó Macron, pensamos que era un alivio, pero evidentemente está marcando su proteccionismo en el marco del plano comercial. Entonces, creemos que por un lado el nudo lo tiene la Unión Europea y por el otro necesitamos acordar los temas sensibles.

¿Por qué este tema lleva 20 años de negociación y nunca se ha llegado a una resolución?

Porque son diferentes etapas y coyunturas. La última fue la del 2012, en la cual la Unión Europea no era tan favorable a lo que es la firma de este tipo de acuerdos, porque estaba Gran Bretaña que se oponía a este tipo de tratados. Ahora con el Brexit, las cosas cambian. Hoy por hoy la coyuntura es totalmente diferente. Estados Unidos ya no quiere negociar con la Unión Europea un acuerdo de libre comercio y el Brexit hace que Gran Bretaña no sea un participante grande de la Unión Europea de características proteccionistas. Además, hoy tenemos un Mercosur que está dispuesto a trabajar en temas comerciales y llegar a acuerdos y acercamientos con otros bloques, como es, por ejemplo, la Alianza para el Pacífico. Entonces, hay otra coyuntura. Por tanto, en el 2012 las voluntades estaban pero la coyuntura no favorecía para este tipo de acuerdos. Actualmente la coyuntura es otra y creo que es importante aprovechar este tipo de acercamientos para lograr concretar este acuerdo. Repito, si no se llega a un trato, es muy difícil que la Unión Europea y el Mercosur lleguen a un pacto de acá a diez años.

Los países que presentan reticencias “Uno de los países que está teniendo más dificultades en la negociación es Francia. España también pone sus trabas. En términos generales, todos los países que son de origen agrícola son los que más tienen dificultades. Básicamente son Francia a la cabeza, España e Italia. El resto de los Estados son proclives a firmar y además Alemania le está dando impulso a la negociación, lo cual nos tranquiliza porque este país siempre ha jugado un rol preponderante en la Unión Europea”, declaró Hagobian.

La interna del Frente Amplio Hagobian declaró que este tema no se ha analizado en el Frente Amplio. “Lo hemos discutido también en el marco de lo que era el TLC con Chile y los temas de inserción internacional, pero no hemos profundizado en el acuerdo, porque lógicamente todavía está en una etapa de negociación. Como estas circunstancias son cambiantes, se entiende que se debería discutir cuando el texto este firmado. Esta es la mejor modalidad, porque cuando se está negociando, un día podemos tener un texto y al siguiente otro, por lo que se debería rediscutir constantemente. Por tanto, creo que lo mejor es debatir este tipo de acuerdos cuando ya está presentado el texto definitivo, tal como se hizo con el TLC con Chile”.

Las novedades del TLC con Chile Con respecto al TLC con Chile, Hagobian afirmó que se sigue discutiendo en la interna del Frente Amplio. Explicó que la presidencia del partido está analizando el tema y agregó que se creará un grupo de trabajo para discutir el asunto. “El presidente Vázquez y Piñera reafirmaron la intención de rectificar el acuerdo, lo cual es un compromiso que el presidente ha asumido y que creemos que es importante respaldarlo. Cabe mencionar que es un acuerdo positivo para el país. El Frente Amplio sigue analizando y discutiendo en la interna. No es un tema fácil porque en mi fuerza política hay diferentes visiones, pero seguramente en el transcurrir de este año tendremos una resolución, porque ya es un compromiso asumido por el país que la fuerza política tiene que dar respuesta”.

Frases “No hay que tenerle miedo a las siglas, no es porque sea TLC es bueno o malo. Tenemos que saber utilizarlo en pos de negociaciones correctas, que no pongan en peligro el desarrollo nacional”. “Hoy por hoy la coyuntura es totalmente diferente. Estados Unidos ya no quiere negociar con la Unión Europea un acuerdo de libre comercio y el Brexit hace que Gran Bretaña no sea un participante grande de la Unión Europea de características proteccionistas. Todo esto favorece a la concreción de este tipo de acuerdos”.

Compartir Tweet WhatsApp URUGUAY: “La interna de la Unión Europea es la que está trancando el acuerdo”

Con Información de La Republica

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.