URUGUAY: Daniel Martínez con traje de candidato: entre una sinagoga, una pizzería de barrio y una marcha feminista - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Observador / ¿Qué tiene en común una marcha por los derechos de las mujeres, una reunión masónica, una pizzería de barrio, una masa heterogénea de jóvenes rockeando y una sinagoga que recuerda un hecho que tuvo lugar hace 2500 años en el antiguo imperio persa?

La respuesta es Daniel Martínez , un político cuyo cargo de intendente de Montevideo le ofrece la exposición que guste pero que su perfil de candidato lo hace llevar su redundante “vamo arriba” más allá de los límites del feudo.

Si se convertirá o no en una alternativa electoral para el Frente Amplio depende tanto de él, como de otros actores y los obstáculos que le pongan en su propia fuerza política. Pero, por lo pronto, el jefe comunal de 61 años no pierde oportunidad de que lo vean allá y acá. Y no importa si hay que corta la pizza, hacer pogo, saludar de forma especial, caminar por 18 de julio o escuchar un rezo indescifrable.

No es que el intendente no hubiera participado de algunas de esas actividades si no estuviera pensando en la posibilidad de ser candidato. Pero desde que su nombre suena en público para vestir ese traje resulta algo trabajoso separa una cosa de la otra.

Por lo pronto las encuestas que miden su gestión en la Intendencia le tiran guiños. El 42% de los montevideanos aprueba el trabajo de Martínez en la comuna capitalina, según la última encuesta de Equipos Consultores que divulgó Subrayado este jueves. El 28% no apoya su gestión y el 25% tiene opinión neutra. La evaluación mejoró cuatro puntos respecto a diciembre del año pasado.

Martínez aparece como una de las principales alternativas de renovación en el Frente Amplio de cara a las próximas elecciones. Pero su destino está atado a la decisión final de José Mujica y Danilo Astori, quienes tendrán que decir este año si serán candidatos.

Lea también: Martínez y Orsi, entre sonrisas y miradas a 2019

Por ahora la Intendencia -un gigante capaz de hacer trizas la imagen de cualquier político- no se interpuso con las aspiraciones presidenciales de Martínez, sino que incluso parecería impulsarlo.

En 2017, Martínez consiguió la mejor aprobación de un intendente en los últimos dos periodos. Una encuesta de Cifra difundida por Telemundo en octubre del año pasado señaló que el 55% de los montevideanos aprobaban la gestión del jefe comunal. La encuestadora reveló que Martínez había alcanzado la aprobación más alta de un intendente desde abril de 2006.

A las múltiples actividades locales que el intendente tiene, se le suma un viaje oficial a China en el marco del cumplimiento de los 30 años de relaciones diplomáticas entre ambos países.

En la sinagoga El rabino contó la historia otra vez: en la antigua Persia (hoy Irán), el lugarteniente del rey Asuero, Amán, ordenó la matanza de todos los judíos que vivían en el imperio en un solo día porque consideraba que un judío de la corte le había faltado el respeto al no arrodillarse ante él. Pero la reina Esther -quien había mantenido oculta su identidad judía- intervino junto a su tío Mardoqueo (el que no se había arrodillado) para evitar la masacre. El episodio se cuenta en el Libro de Esther, que forma parte del Tanaj (biblia). Y la festividad lleva el nombre de Purim. Martínez escuchó esa historia y alguna reflexión rabínica sobre el episodio en la sinagoga del Yavne en el mes de marzo. “¿Hace cuántos años que recuerdan esta historia?”, preguntó el intendente. Y recibió la respuesta: 2500 años.

Días después de presenciar la celebración de esa festividad de carácter nacionalista y religioso, Martínez fue invitado a una cena en la casa de la embajadora de Israel, Nina Ben-Ami, con motivo de la visita del creador de Waze, Uri Levine, a Uruguay.

En el Montevideo Rock El primer fin de semana de diciembre de 2017, Martínez fue uno de los protagonistas de una movida impulsada por su administración: Montevideo Rock y Montevideo Tropical. El jerarca y sus colaboradores más cercanos estuvieron muy activos en las redes sociales, y Martínez no se perdió detalle del evento.

El jefe comunal fue quien impulsó el evento y se reunió con cada uno de los diversos grupos musicales que participaron. Ambos festivales musicales se volverán a repetir este año.

En la marcha Martínez participó de una de las dos marchas feministas que a fines de noviembre se movilizaron por 18 de julio en reivindicación de la equidad de género. Consultado por su presencia en la manifestación, el intendente dijo que le parecía un “tema importante” sobre el que hay que generar conciencia social. Las marchas terminaron en la explanda de la Intendencia con un acto multitudinario.

En la logia Martínez es un “masón reciente”, publicó Búsqueda el año pasado. El intendente participó el 1° de junio en una muestra sobre el aniversario de la masonería en el Museo de casa de Gobierno a la que fue invitado en calidad de jefe de la comuna. En declaraciones de prensa, Martínez elogió el aporte de la Masonería a la “historia de la humanidad” pero evitó revelar si pertenece o no a la organización.

En los barrios Desde que asumió, el intendente no ha parado de recorrer barrios donde aprovecha a dialogar con los vecinos. En una recorrida a principios de noviembre en la que estuvo El Observador, Martínez liberó tortugas, convidó con pizza y escones, y recibió pedidos de trabajo.

Fuente: URUGUAY: Daniel Martínez con traje de candidato: entre una sinagoga, una pizzería de barrio y una marcha feminista

Con Información de El Observador

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com