Una familia olvida recoger al hijo pequeño y este acaba internado en La Masia del Barça - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

EMILIO PÉREZ DE ROZAS

La familia Pérez Comesaña  Muy mal esta familia vecina del barrio de la Barceloneta. Para empezar, el lunes pasado se olvidaron de ir a buscar a su hijo pequeño al entrenamiento de fútbol, lo que provocó que el Fútbol Club Barcelona se hiciera con la custodia del crío, que ahora ya vive en La Masia. El martes salieron a cenar con unos amigos y discutieron públicamente sin ningún pudor, llegando incluso a involucrar a las personas que les acompañaban. Finalmente, el viernes por la mañana cometieron su acto más despreciable: fueron a la playa con un reproductor de música en el que sonaba reggaetón.

Bicing Esta semana el verde es para Bicing gracias a su usuario Andreu Pedrolo, que, independientemente del color de las luces de los semáforos, siempre pasa por ellos como si estuvieran en verde. En realidad, desde esta publicación habíamos pensado en darle el rojo a las bicicletas del Ayuntamiento de Barcelona, pero enseguida hemos llegado a la conclusión de que no habría servido para nada.

La fiesta del 30º cumpleaños de Rubén Más claros que oscuros en esta fiesta celebrada el pasado viernes en el domicilio particular de Rubén. Se reunieron bastantes personas y se vivieron momentos realmente divertidos, como cuando el padre de Rubén, bombero retirado, se adelantó a su hijo en el momento de apagar las velas. Si le damos el naranja y no el verde esta semana es porque a todos los invitados nos habría gustado poder comer una tarta que no estuviera completamente envuelta en ese polvo blanco que sale de los extintores.

La fiesta del 29º cumpleaños de Rubén Se lleva otro rojo la celebración del 29º cumpleaños de Rubén, que se produjo el pasado sábado en el domicilio particular de Rubén. Es cierto que el año pasado todos estábamos bastante liados y que no hubo manera de cuadrar las agendas, pero celebrar el 29º cumpleaños un día después del 30º cumpleaños es algo absolutamente intolerable. Además, la comida estaba formada por sobras y, a la hora de soplar las velas, el padre de Rubén volvió a vaciar el extintor sobre la gran mayoría de los invitados. Así no, Rubén.

Temas: Humor

LINK ORIGINAL: El Periodico

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

130054