Un enlutado mediodía... » EntornoInteligente

Un enlutado mediodía…

un_enlutado_mediodia_.jpg

Entornointeligente.com / Augusto Roa Bastos

Escritor y periodista

El mediodía del viernes, en el que los hampones al servicio de la corrupción y degradación del país nos robaron tu preciosa existencia, compañero Santiago, fue una hora a la vez enlutada y luminosa.

Enlutada, porque una sociedad como la nuestra, tan necesitada de presencias como la tuya, no se resigna a perderlas sino con profundo duelo y sufrimiento.

Luminosa también, porque el ejemplo de tu sacrificio resplandece desde hoy en la constelación de nuestros más puros héroes y mártires civiles, y sella la trayectoria de nuestro periodismo de combate con el paradigma de tu vida y de tu muerte, de tu inquebrantable voluntad profesional y racional, de tu coraje cívico, de tu generosa y total entrega a los intereses genuinos de nuestra colectividad.

Este sentimiento colectivo de consternación y de condenación es el que vibró en ese oscuro mediodía del viernes, y seguirá vibrando de hoy en adelante como la resonancia imperecedera de tu mensaje cotidiano, trunco, pero de imposible fin.

La miserable ralea de tus sacrificadores cometió, sin saberlo y quizás sin proponérselo, un crimen ritual.

UNA OSCURA ENCRUCIJADA

Tu vida era demasiado fuerte como para que estos mercenarios de la muerte y del miedo se atrevieran a masacrarla en una oscura encrucijada, según costumbre de tales sicarios en el oficio clandestino del crimen, y de sus instrumentadores, personajes secretos pero conocidos por todos en su opulenta soberbia, en su descarado cinismo.

La escoria brilla como el oro cuando el oro mismo es la escoria, la de estos asesinos a sueldo, la de sus poderosos patrones.

Patrones y sicarios quisieron, sin duda, convertir tu sacrificio en sanguinario escarmiento ante la marea de ascenso del repudio popular contra la corrupción.

Eligieron tu día, nuestro día: el Día del Periodista (¡Oh manes del presidente don Carlos Antonio López!).

Eligieron la hora: la luz cenital del mediodía, para que la sangre de tu sacrificio brillara en su más puro fulgor.

Eligieron el sitio: la línea fronteriza entre el miedo y la impunidad en aquel remoto confín del país.

Pero matones y patrones fueron a la vez devorados por los símbolos.

El país entero fulmina contra ellos su execración.

Los tres poderes del Estado deben unir y concentrar sus esfuerzos para identificar, juzgar y castigar, también ejemplarmente, a los culpables, instigadores, ejecutores y comanditarios de este alevoso crimen (y de los que con él se anuncian) que pone a prueba a la Justicia paraguaya y brasileña.

Ambas se hallan comprometidas por igual en la erradicación de este flagelo que ha convertido nuestras fronteras en una línea roja de miedo, de crímenes, de atroces agresiones, de vergüenza para los dos países.

EL PODER TOTALITARIO

El gran novelista Graham Greene, recientemente fallecido, describió en su novela El ministerio del miedo la alucinante alegoría del poder totalitario con sus innumerables y secretos tentáculos, cuyos alcances son ilimitados.

El poder de la corrupción, como herencia del nefasto régimen que padeció nuestro país durante tres generaciones, es aún más infernal, pues crece, como el cáncer de sí mismo. Y la continuidad de la dictadura se da precisamente, sin disimulo, con toda impunidad, en las persistentes lacras de la corrupción, que siguen corroyendo nuestra sociedad como un tumor al parecer inextirpable, que pone en peligro cada día la maduración de la democracia como realidad, no como ilusión.

Porque combatiste este mal con entereza y con decoro, sin caer jamás en la diatriba, en las acusaciones sin prueba ni en las arbitrarias sospechas, la poderosa mafia y sus hampones te convirtieron en víctima propiciatoria.

Ellos saben quiénes son sus insobornables enemigos.

Quisieron tomarte a plena luz del día, en el día señalado por tu profesión, por tu vocación, por tu firmeza de ciudadano y de patriota. Pero al planear el sacrificio de venganza y de escarmiento no contaron con que al ejecutarlo iban a tornar aún más vivientes tu vida, tu palabra, tu magisterio incorruptible.

También en esto los símbolos trabajaron a tu favor, a nuestro favor, en beneficio de toda la gente honrada que es mayoría en nuestro país.

EL SACRIFICIO

No te conocía personalmente, compañero Santiago.

Sólo de tanto en tanto, en la lejanía del exilio, leía tus lejanas notas que me llegaban desde el Amambay, y comencé a admirarte como a un genuino representante de las nuevas generaciones que están forjando el futuro de nuestro país, a imagen y semejanza de las aspiraciones mayoritarias de nuestro pueblo.

Ahora que te conozco para siempre, compañero Santiago, te pido que aceptes este homenaje de mi camaradería, de mi afecto, de mi admiración por tu vida cumplida hasta el sacrificio.

Hasta la victoria final, en una patria libre del miedo y de las injusticias.

LINK ORIGINAL: Ultima Hora

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com

Cafecito Informativo

Smart Reputation

Noticias de Boxeo

Boxeo Plus
Boxeo Plus
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation