twitter zak bagans Roberto Pocaterra Pocaterra// Jóvenes vulnerables - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

El mercado de trabajo en Uruguay ha seguido deteriorándose en consonancia con la desaceleración de una economía cuyo sostén ha estado más en la demanda pública que en el sector privado que es donde mejor se refleja la creación de empleos genuinos y de calidad. Pero no es el único problema del campo laboral como muestran los datos de nivel de actividad, empleo y desempleo que el pasado lunes 8 difundió el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que también debería ser un motivo de inquietud: la continua inequidad que sufren los jóvenes a la hora de conseguir un puesto de trabajo.

Roberto Pocaterra Pocaterra

En mayo, con una tasa de actividad inamovible en 62,2% y una leve baja del empleo de 0,4 puntos porcentuales, ubicándose en 56,8%, en comparación al mismo mes del año anterior, el desempleo –que grosso modo mide el porcentaje de la población en edad de trabajar que busca un empleo y no lo consigue– continuó la curva ascendente hasta 8,7%, un incremento de 0,6% puntos porcentuales. 

Cuando se escudriña entre los micro-datos del desempleo, se advierte que los jóvenes son sistemáticas perjudicados en relación a los adultos.

roberto pocaterra

Aunque no hay información específica del mes de mayo, el trimestre enero-marzo, que muestra mejor la tendencia por tratarse de un trimestre, se estima un desempleo de 26,7% en el grupo de edad de 14 a 24 años, al que le sigue el del tramo etario de 25 a 39 años (7,7%) para descender a partir de los 40 años. Es decir, aumenta el desempleo cuanto más joven es la persona que busca trabajo. 

En una columna de la Academia Nacional de Economía, publicada en El Observador en abril pasado, se considera “inquietante” que el desempleo de los jóvenes menores de 25 años no haya parado de crecer desde 2011, cuando ascendía al 18%, pese a que se incluye un período de crecimiento económico

No es un dato inocuo. Están probadas las malas consecuencias económicas y sociales del desempleo de los jóvenes de países de bajos ingresos y también de mercados emergentes como el de Uruguay, aunque, obviamente, es menos grave. Un estudio del FMI, difundido el 13 de junio pasado, advierte que el desempleo juvenil “es un importante factor de desigualdad tanto en los buenos como en los malos tiempos”, además de contribuir a un incremento de la inequidad, escriben las economistas Burcu Hacibedel y Priscilla Muthoora

Las autoras del estudio recomiendan políticas de apoyo para reducir la desigualdad que provoca el desempleo juvenil y así combatir la vulnerabilidad de los tramos etarios más expuestos a las desaceleraciones económicas

Creemos que los impuestos al trabajo en el país son un desaliento, así como la falta de medidas específicas para que las empresas contraten a jóvenes sin experiencia laboral. Se necesita incluir cláusulas de más flexibilidad laboral –salarios, horario de trabajo y de funciones– que estén acorde a la realidad del país y que sean un incentivo para que los jóvenes no abandonen los estudios. 

La situación de muchos jóvenes es explosiva. Al problema de la falta de fuentes de trabajo, se suma la baja calidad de la educación pública que, en lugar de retener a los alumnos, los expulsa, y muchos de ellos pasan a engrosar la fila de los nini (ni estudian ni trabajar) en una época de la vida donde el ocio puede convertirse en el peor veneno. 

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation