Twitter: Mecánico Alberto Ignacio Ardila||Piloto// Sí Pablo Pueblo fuera Venezolano - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Me prometí a mí mismo que no escribiría de política no por miedo sino por tristeza y decepción en que los politiqueros convirtieron mi país; la calle, la televisión, las redes sociales, los dirigentes políticos, dan su versión de los hechos pero nadie habla del episteme y mucho menos de las consecuencias de seguir inmersos más que en una crisis económica o política, una crisis de ciudadanía que nos impide ponernos de acuerdo para enrumbar al país en un destino mejor, por el contrario más importa las pretensiones personales, las parcelas del partido, antes de dejar un mejor país para nuestros hijos, siendo mejores hijos de nuestra patria para que ese anhelo sea posible.

Mientras escribo estas líneas muerto de rabia, decepción, tristeza por como la vida del Venezolano cada día se devalúa y cuya respuesta de la dirigencia revolucionaria es chantajear al pueblo con la imagen del Comandante Chávez (hombre que hasta en los momentos más difíciles dio la cara y nunca se escondió ni mucho menos delego la culpa en otro, y del cual le hablare a mis hijos y nietos de el con el pecho lleno de orgullo), un vecino desde hace algún rato tiene su equipo de sonido en un alto volumen y al fondo se escucha una canción de Rubén Blades “Pablo Pueblo” y realmente no sé si por casualidad o por causalidad este artículo que pretendía hablar de una propuesta universitaria al plan de la patria termino siendo una analogía de ¿sí Pablo Pueblo fuera Venezolano?

Hoy en día los que pertenecemos a la nueva clase proletaria entiéndase profesionales, comerciantes, trabajadores honestos, pequeños y medios empresarios, etc., que cuyo capital adquirido mediante la explotación por nuestra fuerza de trabajo termina en manos de la nueva burguesía entiéndase Bachaquero, Militares, Policías, asistentes de dirigentes políticos, Malandros, etc., nos identificamos casi en su totalidad de ese hombre que regresa en silencio de su trabajo cansado, con un paso que no lleva prisa de tanto pensar, ver los precios de los alimentos y sentir como si le arrancaran de la piel el salario de quince días al comprar un kilo de queso blanco o un cartón de huevos, decía que nos identificábamos casi en su totalidad porque con lo que cuesta una Cerveza no podemos entrar a “el zaguán oscuro” porque 10 minutos de esparcimiento en un bar, en un parque con los hijos, salir a comer en la calle, representaría el esfuerzo laboral e intelectual de un mes, no obstante si nos encontramos a cada momento bien sea en VTV, twitter, Facebook, u otra red social, con esas ” viejas papeletas que prometían futuro en elites politiqueras” dibujando sin duda alguna tanto en Pablo como en los Venezolanos “la decepción de la espera”

Mucho se pudiera hablar y me atrevo en afirmar el esfuerzo del presidente de la república en ganar esta pelea que él llama guarra económica con múltiples intentos para proteger a los más humildes con políticas sociales, que muchas veces caen independientemente de la buena fe caen en el asistencialismo y ante ello es importante preguntarse ¿Qué necesidad tiene un país para florecer crear una sociedad parasitaria? En ese sentido Bolívar en angostura (1819) claramente lo dijo “Un pueblo pervertido si alcanza su libertad, muy pronto vuelve a perderla; porque en vano se esforzarán en mostrarle que la felicidad consiste en la práctica de la virtud;” por muy duro que suene hay una crisis de orden en la revolución, no se justifica que con el apoyo de los poderes del estado, la ANC, el 80% de alcaldías y gobernaciones, el país no tenga plan, y realmente no me refiero en hacer una trasnochada discusión del plan de la patria en dos días, por el contrario un proceso de planificación amerita un diagnostico que permita hacer inherente el plan en aras de que la organización, dirección y control permitan lograr los objetivos planteados.

Hay que tocar la realidad , hay que aceptar que estamos en una muy preocupante crisis de la cual hay que ocuparse, ejemplo si la familia está sufriendo adversidades económicas hay que aceptar el problema, analizar el problema, buscar soluciones de manera planificadas y no improvisadas, es inviable superar la presente crisis si el pueblo es un apéndice de las subvenciones estatales, por el contrario deben asumir estas adversidades como suyas si realmente queremos superarlas en ese contexto Zemelman (2006) “El conocimiento sin conciencia histórica está detrás de alguno de los graves problemas que hemos tenido” no basta nada mas de hablar de guerra económica, o que los portugueses y los Colombianos no entregaron el pernil, esto es más complejo, si no se asumen responsabilidades desde los cimientos, en lo político, lo educativo, lo productivo, no estamos en el camino correcto.

En ese mismo orden de ideas, no me avergüenzo en decir que siendo un profesor universitario desde hace algún tiempo no sé lo que es comer carne y pollo o comprar un kilo de pasta, (para no relatar cuanto me cuesta arreglar el carro) ya que ante la situación referida en la familia hicimos un orden de prioridades para enfrentar la crisis, así como hay gente que nunca pensó vender su cama para poder comprar comida, porque aunque es brusco entenderlo en épocas de crisis no se puede despilfarrar lo que se tiene y mucho menos lo poco que ingresa, ahora bien mientras esto escribo, el presidente de la republica premia con un bono a las mujeres embarazadas y me nace otra interrogante ¿le conviene más al país educar para la ciudadanía, educar para formar familia o crear más pobreza, más marginalidad cultural, pagando bono para quien salga embarazada? ese orden de ideas Sanoja (2008) deduce

La manera de permitir que la gente salga de la pobreza no es simplemente regalándole dinero; la mejor manera es crear una mejor cultura laboral, enseñarle a trabajar como parte de un colectivo social, estimulando el desarrollo de una cultura laboral proactiva, darle al mismo tiempo las herramientas económicas para que dichos colectivos puedan crear su propio medio de sustento.

Se que suena un poco despectivo y de verdad no me gusta esta forma tan rustica de relatar, pero ¿será que el presidente de la Republica no está enterado que casi el 50% de los niños van a la escuela es por el servicio de alimentación escolar y no para formarse? Por lo que para mí resulta indignante que se le dé menos importancia a una educación integral en las comunidades donde los saberes populares se integren con el conocimiento científico y poder crear desde la comunidad una economía de desarrollo sostenible, una verdadera reforma educativa donde el joven sea verdaderamente atendido, tenga un proyecto de vida fortalecido desde la institución educativa, dotadas no solo con recursos sino con especialistas y con menciones inherentes a su vocación, así como una educación universitaria que no solo forme para el mercado laboral sino para la producción, en contraposición a la mentalidad reduccionista consecuencia de la política populista. Continuando con Pablo Pueblo, sería interesante preguntarse si ese hombre que entra al cuarto mirando a su mujer y a los niños y se pregunta hasta cuando, necesita políticas asistencialistas que compran lealtad electorera y no genera conciencia para defender el bien más preciado que hemos conquistado o la Venezuela potencia, o planes que generen confianza y no incertidumbre, que generen empleo e hiperinflación, que exista entendimiento, que pueda ver por VTV como se realicen empresas mixtas con los pequeños productores del país y no se le siga regalando el dinero a Cuba mientras estos se acomodan con la Unión Europea y disimuladamente nos dejan el pelero.

Yo creo que las expectativas de Pablo que seguramente es revolucionario, que sintió cuando la muerte del comandante como le arrebataban un pedazo de alma, que igual que yo y que muchos, grito en las puertas del Hospital Militar “Chávez te lo juro yo voto por Maduro” no están ante estas incoherencias de la revolución, por el contrario muchos al igual que Pablo toma sus sueños raídos parchándolos con esperanza, aguantando callado mirando a su mujer y sus chamos en la cena de navidad (por llamarla así) sin saber que contestarle a los hijos sobre el niño Jesús porque los juguetes que se comió la hiperinflación o la queja de la mujer porque no llego el pernil ni los otros ingredientes ofrecidos que en este momento le serían muy útiles independientemente que ya paso navidad, sin embargo por lealtad a Chávez hace del hambre una almohada y aunque se acuesta triste de alma su dignidad no le permite doblegarse ante los espejitos que ofrecen los adecos que son igual o peor es que lo que hoy critica de la revolución.

Si Pablo Pueblo fuese Venezolano indudablemente fuera Chavista, también estaría arrecho, el seria el que escribiera y no yo, sin embargo también le dijera al Presidente Nicolás que no construya el plan de la patria desde las ineptas elites políticas, “hágalo desde las comunidades donde se resuelve lo que un constituyente, ministro, gobernador, alcalde, concejal, es incapaz de resolver, cuando la oligarquía paro la industria petrolera fueron los mismos Pablo Pueblo que cocinaron con las patas de la cama, cuando la Procter & Gamble abandono la producción fue en en la comunidad y no en una alcaldía donde se empezaron hacer jabones, pañales ecológicos, cuando Mendoza le negó su Harina al pueblo, el mismo pueblo hizo maza, harina de yuca, de ocumo, cuando la Protinal redujo la producción de alimento animal con soya los comuneros fabricaron el alimento, nadie les dio nada, nadie los llamo, nadie pensó en ellos para los motores, sin embargo lo planteado no trata de otorgamiento de créditos a ciegas ya que la experiencia sebe quienes son los que se benefician de ello, sino la formación de emprendedores donde las universidades, el estado, la comunidad, establezcan el plan para la conformación de empresas mixtas entre el estado y la comunidad a fin de fortalecer en cantidad y calidad, la producción, distribución y control e los productos y servicios para el pueblo. En ese orden de ideas Zemelman (2006) refiere “La historia se construye en pequeños espacios, pero se escribe en los grandes, para eso están los historiadores, para que la reconstruyan; para eso están los discursos ideológicos que consagran a los grandes héroes de un país.”

No faltaran que critiquen esta ingenuidad de mi parte, pero como refiriera Galeano sobre la Utopía “La utopía está en el horizonte.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

demasiadochevere.com
Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” No obstante, una revolución se hace con revolucionarios, comprometidos, involucrados, protagonistas de su proceso de transformación, pero sobre todo con dialéctica revolucionaria que permita desde la diversidad construir y ejecutar las acciones mas pertinentes para el desarrollo y progreso de la sociedad necesaria.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

economiavenezuela.com
Por lo que como planteara el maestro Simón Rodríguez “Todo miembro de una Sociedad está obligado a ver por ella, porque en ella se ve a sí mismo”

.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

dolarve.com

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ardila Piloto

Tags: Alberto Ardila, Alberto Ignacio Ardila, Alberto Ignacio Ardila Olivares, Alberto Ardila Piloto, Alberto Ignacio Ardila Piloto, Alberto Ardila Venezuela, Alberto Ardila Aeroquest

Con información de: Aporrea

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.