Tres emprendimientos que están cambiando el corretaje de propiedades - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Las primeras plataformas digitales de arriendo y compra y venta de propiedades publicaban los bienes raíces para que potenciales adquirientes vieran la oferta. Hoy las tecnologías emergentes están dando paso a nuevos modelos de negocio que apuntan a servicios de nicho y con valor agregado. Tres startups, Openhaus -corretaje colaborativo-, Hom -gestión de segunda vivienda- y OpenCasa -compra de propiedades con machine learning en 24 horas-, son parte de las novedades. 

Cristóbal y Gonzalo Asenjo, creadores de Openhaus. Openhaus: la plataforma de corretaje colaborativo

Los hermanos Gonzalo y Cristóbal Asenjo desarrollaron una plataforma que vende y compra propiedades a través de un método particular: la viralización. Se trata de un sistema de corretaje colaborativo de propiedades que busca que los mismos usuarios compartan las ofertas de bienes raíces en sus redes sociales. Y si se concreta una operación de compra o venta, el responsable recibe una comisión monetaria. “Buscamos hacer el trabajo del corredor tradicional. Las personas ven las propiedades que tenemos y se las enseñan a posibles clientes, luego nosotros nos hacemos cargo del proceso de mostrar el inmueble”, comenta Asenjo. Si se concreta una operación, el usuario que refirió gana un 0,5% de la comisión final por la venta. En el caso del usuario que busca vender una propiedad y usa la plataforma, se genera una comisión de 0,3%. Hasta la fecha la startup, que partió con un capital de $30 millones obtenido de inversionistas privados, tiene tres propiedades en venta -dos casas y un departamento- y Asenjo señala que están apuntando a la captación de inmuebles y usuarios para referir. Durante los meses siguientes proyectan expandirse a otras ciudades del país.

Francisco Tagle, en la foto, y Cristián Waidele son los fundadores de Hom. Hom: busca maximizar rentabilidad de segundas viviendas

Los ingenieros Francisco Tagle y Cristián Waidele desarrollaron una solución para maximizar la rentabilidad de segundas viviendas y generar ingresos mientras no se usan. La startup, que este año proyecta facturar US$ 800.000, se encarga de los arriendos y de asuntos como la publicación de la propiedad en plataformas, la gestión de reservas, la comunicación con los clientes –incluyendo los cobros y los pagos–, la limpieza, mantención antes y después de cada arriendo y de la coordinación de check in-out. Actualmente están enfocados en agrupar inmuebles en edificios y condominios de segunda vivienda. “Concentramos la operación en un edificio, así podemos aprovechar nuestra presencia para entregar un servicio y operación centralizada”, explica Tagle. Ya han cerrado convenios con inmobiliarias en Antofagasta, La Serena, Concón, Pucón y Puerto Varas, entre otras, y planean sumar nuevos inmuebles existentes o próximos a entrega. También están en conversaciones con condominios en distintas zonas del país y proyectan cerrar alianzas con centros de esquí. “A fines de este año, esperamos estar funcionando en 500 departamentos agrupados en 10 edificios y condominios en distintos puntos del país, y en 2020 estimamos aumentar nuestra operación a 1.500 unidades”, dice Tagle.

Álvaro Chávez y José Manuel Martínez, fundadores de OpenCasa. OpenCasa: compra propiedades con machine learning

En 2018 los ingenieros Álvaro Chávez y José Manuel Martínez fundaron OpenCasa, startup que se dedica a la compra instantánea -con capital propio- y venta de propiedades usadas y que sigue el modelo Instant Buyer, una metodología que facilita la venta de propiedades, porque es la misma empresa la que las adquiere. Apoyados por machine learning y big data toman la decisión de compra de una propiedad en menos de 24 horas y, sin ver el inmueble, dan una oferta inicial. “Si a los compradores les parece la oferta, va un inspector a revisar la propiedad. Luego se firma la promesa de compra, lo que permite que se cierre el negocio en un día y pagamos al contado”. Chávez explica que también tienen un modelo de tasación que permite, en menos de 200 segundos, entregar una oferta al vendedor del bien raíz. “Antes lo hacíamos manualmente. El precio que otorga el sistema está basado en diferentes algoritmos que estiman el valor de mercado”, afirma. Además utilizan lectores de huella para firmar la promesa de compra y venta para evitar pasar por notaría”. Este año proyectan cerrar con transacciones por US$ 20 millones y llegar a Viña del Mar y Concepción. Además buscan levantar capital para incorporar nuevas tecnologías, comprar más propiedades y llegar a otros mercados, como México, Colombia y Perú.

LINK ORIGINAL: Diario Financiero

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

155187