Tras opa a Argos, la red empresarial de Gilinski llegaría a 150 firmas

tras_opa_a_argos_2C_la_red_empresarial_de_gilinski_llegaria_a_150_firmas.jpg
Entornointeligente.com /

El Grupo Gilinski se apresta a buscar su entrada en la propiedad del Grupo Argos, una de las tres columnas del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) con una oferta pública de adquisición (opa), tras iniciar con los grupos Nutresa (alimentos) y Sura (servicios financieros y seguros) con lo que tendría una visión privilegiada de unas 150 empresas, aunque los escenarios que se plantean para la operación podrían variar de manera importante.

(Oferta por Grupo Argos, más baja que las de Nutresa y Sura ¿Alcanzará?). 

El Grupo Gilinski pagó US$2.600 millones ($10,5 billones) por el 30,8% de Nutresa y el 34,5% de Grupo Sura y con la opa, que está pendiente de autorización, la inversión total llegaría a US$3.480 millones (es decir $14,1 billones).

Con la nueva operación planteada, Gilinski entraría en el mundo del cemento, la infraestructura, energía, concesiones viales y aeroportuarias, finca raíz y también, de manera indirecta, en más propiedad de Grupo Nutresa y Grupo Sura.

Sin embargo, es poco probable que al Grupo Gilinski le interese la infraestructura y más bien, como lo dice el analista y asesor de inversiones Andrés Moreno Jaramillo, sí mira la incidencia de ese grupo de infraestructura. «Grupo Argos no ha querido vender las acciones en Nutresa y Grupo Sura y estando sentado en la Junta Directiva de este tercer pilar del GEA, puede empezar a tomar decisiones en los tres pilares», afirma.

(Llegada de Gilinski a Argos sacudiría sectores de energía y obras). 

Así, le podría jugar a poner en jaque el enroque accionario del GEA y asegura que «los tres ya no serían independientes o podrían actuar como grupo para tomar decisiones. Ahora llegó para empezar a cuadrar lo que necesita para sus intereses». Y es que son cuatro empresas grandes, dos holdings a donde ya entró (Sura y Nutresa), esta última del interés de los socios árabes «y para nadie es un secreto que al final va por Bancolombia. Todo paso a paso y con el dinero que tiene», dice Moreno.

EL DINERO NO LO ES TODO 

Pero en la ecuación de esta nueva operación, que se espera se comience a dar en las próximas semanas, en plena campaña presidencial, también podrían presentarse obstáculos para que Gilinski obtenga un mínimo del 26% de acciones y un máximo de 32,5%, pese a la capacidad financiera que tiene junto con su socio del emirato de Abu Dhabi.

Las razones son, por ejemplo, que el precio ofrecido de US$4,08 (unos $16.500) el 18% por encima del último valor en Bolsa, que muchos inversionistas podrían verse tentados a no vender en el entendido de que Gilinski, como ya lo hizo, mejoró el precio ostensiblemente en las segundas y terceras opas, especialmente para el caso de Nutresa.

Laura Daniela Triana, especialista en renta variable de la firma Acciones & Valores considera que el industrial vallecaucano, pese a que no logró la mayoría en Nutresa, como lo había contemplado en la primera opa, y en cambio obtuvo un mejor resultado en Grupo Sura, podría verse obligado a liberar el porcentaje mínimo a comprar en Grupo Argos debido a que sería difícil alcanzar el 26% mínimo que se propone. Dice que Gilinski incluso podría no aceptar las acciones que le ofrezcan, como lo hizo en la tercera opa de Nutresa, que terminó el lunes de la semana pasada, si considera que la participación no le conviene.

Y es que con el 26% de participación en Grupo Argos llegaría a dos puestos en la Junta Directiva de siete. Si obtiene menos de 13% de la propiedad seguramente no obtendría ningún puesto y por eso es que se habla de que no aceptaría la transacción.

(Estos son los accionistas del Grupo Argos). 

Lo que viene en el proceso es que la Superintendencia Financiera apruebe la operación de Gilinski, se publiquen los avisos de la oferta, al igual que el cuadernillo de compra en el que se detallan los aspectos técnicos de la opa y se programe la liberación de la acción para que se vuelva a negociar en las ruedas accionarias de la Bolsa de Valores de Colombia.

Una fuente informada del mercado, que prefirió omitir su nombre, dijo que al intentar tener asientos en la Junta Directiva del Grupo Argos, Gilinski habrá comprado un acceso privilegiado a unas 150 empresas, algunas de las cuales son de las más grandes de Latinoamérica, como Suramericana de Seguros, uno de los gestores de activos más importantes de la región como Sura Asset Management, que administra portafolios por US$150.000 millones o Bancolombia, el banco más grande del país y una importante participación en Centroamérica e incluso Cementos Argos, la más grande productora de cemento en Colombia y con grandes activos en Estados Unidos, solo por mencionar algunas empresas.

‘SER SINCEROS, ES UNA TOMA HOSTIL’ 

Para Francisco Azuero, profesor de maestría en Administración de la Universidad de Los Andes, Jaime Gilinski no debería temer al mencionar que las opas que ha realizado por Nutresa, Grupo Sura y ahora por Grupo Argos son hostiles.

«Se usan en los mercados de capitales desarrollados y son un instrumento positivo y legítimo para el mercado. En Colombia están reglamen- tadas desde 1995 y sirven, en caso de que un socio minoritario vea que no obtiene valor por una inversión y alguien le compra su participación». Asegura que la competencia es buena, incluso en los mercados de valores.

PORTAFOLIO

LINK ORIGINAL: Portafolio

Entornointeligente.com