Tras la desconfianza inicial, Macri busca atraer la inversión china - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Nacion / PEKÍN.- De la desconfianza a la intensificación de las relaciones en apenas ocho meses. Así se podría resumir la actitud de la Argentina hacia China desde que Mauricio Macri llegó al poder. En el medio hubo 25.000 millones de razones para borrar los prejuicios: esa es la cifra de la la inversión en el país, en dólares, que implican los acuerdos cerrados con el gigante asiático en el primer semestre del año, destinados al financiamiento de proyectos de infraestructura, energía y transporte. Varios venían de la era kirchnerista, precisamente, la principal prevención que tenía hasta ahora el nuevo gobierno y que abandonó tras la revisión consensuada de los convenios. Para ponerlo en perspectiva, en 2015, toda la inversión extranjera directa que llegó a la Argentina fue de US$ 11.655 millones, según datos de la Cepal.

Mauricio Macri y su par chino, Xi Jinping. Foto: Archivo El próximo sábado a las 9 de la mañana, en la ciudad de Hangzhou, China, un día antes de la cumbre de jefes de Estado del Grupo de los 20 (G-20), el 4 y 5 de septiembre, Macri se encontrará con su par chino, Xi Jinping. Se consumará así una paradoja: en apenas cinco meses habrá tenido dos reuniones (la anterior fue en abril, en Estados Unidos) con el mandatario del país, cuyo estrecho vínculo con la administración anterior mayor recelo le despertaba. El Presidente irá acompañado, entre otros, por la canciller, Susana Malcorra, y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que irá acompañado por el viceministro, Pedro Lacoste. “Tendrán reuniones bilaterales con Australia, Turquía, China y Alemania para ir trabajando en la próxima presidencia argentina del G-20, en 2018”, comentó una fuente de Hacienda. Y hay más: el encuentro bilateral será la antesala de la visita de Estado a China que Macri prepara para marzo o abril de 2017.

La agenda abarcará temas políticos y económicos, en los que el énfasis parece estar más puesto en atraer capitales al país que en promover negocios argentinos aquí, a tal punto que la comitiva no incluirá empresarios locales.

Más notas para entender este tema El embajador Guelar criticó a Techint Una agenda dominada por temas polémicos El interés chino en la Argentina, promovido inicialmente por ambos Estados, empezó ahora a ser acompañado con mayor fuerza por el sector privado. “Todos los días recibo aquí a empresas chinas; no necesito ir a buscar a nadie, son ellas las que vienen a consultarme”, dijo el embajador en China, Diego Guelar, durante un encuentro en esta ciudad.

En su residencia oficial, rodeado de obras de arte argentino y acompañado por el jefe del departamento cultural, Juan Manuel Cortelletti, Guelar informó que entre las compañías que se acercaron están China National Electronics Imp. & Exp. (sistemas electrónicos de defensa, soluciones de negocios, ingeniería e infraestructura), China National Huacheng Holdings (energía solar), China Railway Eryuan Engineering Group (maquinaria e infraestructura ferroviaria), Beiqi Foton Motor (industria automotriz) y Sany (maquinaria para la construcción, fabricación industrializada de viviendas, energía eólica), entre otras. También mostró un fuerte interés State Grid (transporte de electricidad), que quiere presentarse para tender la red de transmisión desde las represas hidroeléctricas de Santa Cruz hasta Buenos Aires.

Todas ellas se suman a las compañías que ya tienen actividad en el país como Cofco (nueva dueña de Nidera), Huawei (telefonía), China State Construction Engineering (construcción), Citic Construction (servicios financieros, real estate, ingeniería, manufacturas), China National Machinery and Equipment (maquinaria, productos electrónicos), Cnooc (petróleo, socia de los Bulgheroni), China Gezhouba Group (energía, infraestructura, socia de Electroingeniería en la construcción de las represas del sur), ICBC (banca) y Sinopec (petróleo y petroquímica), entre otras.

La avanzada del gobierno argentino en China incluye un road show minero, que se iniciará el 20 de septiembre, liderado por la Secretaria de Minería para tentar inversores, mientras que el 26 y el 27 del mismo mes llegará el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que ya tiene agendadas reuniones con unas 10 empresas del sector, donde el criterio general será acordar el abastecimiento con instalación en suelo argentino, una exigencia que, según Guelar, “no existía en la época de Randazzo [Florencio, ex ministro de Transporte]”.

“En los últimos dos años ha habido una salida al mundo extraordinaria por parte de China, no es casual que sea hoy y no antes que estén viniendo a la Argentina”, explicó el embajador. “Sobre las 500 empresas Forbes, 110 son chinas; es un fenómeno global”. Guelar afirmó estar entusiasmado con el interés chino, pero pide paciencia: “Hay que generar confianza en la nueva administración, es un proceso que lleva tiempo. Quizás el error del Gobierno fue crear una expectativa exagerada. Yo creo, con el mayor optimismo, que los resultados se verán no antes de dos años”.

Pero no todos están contentos con la llegada de las empresas chinas, sospechadas muchas veces de competir en condiciones de dumping , es decir, de ofrecer precios por debajo del costo para ganar mercados, apalancadas por la enorme economía de escala que les permite el mercado doméstico, los bajos costos laborales y los subsidios que suelen recibir del Estado.

El otro punto sensible es el impacto que podría tener una mayor presencia china en el país sobre una balanza comercial que ya es ampliamente deficitaria para la Argentina. Según datos oficiales, en 2015 el comercio total fue por US$ 16.923 millones, con un saldo negativo para nuestro país de 6575 millones. En los primeros seis meses de 2016, el déficit para la Argentina fue de US$ 2993 millones, con exportaciones por 2311 millones e importaciones por 5304 millones, según la Cámara de Exportadores de la República Argentina. En cuanto a la calidad del intercambio, las ventas argentinas se concentran en pocos productos de bajo valor agregado como porotos de soja, aceites y crustáceos, y las compras, en teléfonos, material ferroviario, juguetes, motocicletas y maquinaria.

En esta nota: China LA NACION Economía Actividad económica Tras la desconfianza inicial, Macri busca atraer la inversión china

Con Información de La Nacion

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.