Trabajadores de la construcción buscan alternativas - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

En medio del empuje que comienza a tener la industria de la construcción en la Isla y ante la alegada falta trabajadores diestros, el sector laboral también ha comenzado a organizarse con estrategias encaminadas a que haya la mayor cantidad de personal adiestrado para que la paga con fondos federales permanezca en la Isla y su contribución a la economía sea mayor.

John Vigueras, presidente de la unión de empleados de la construcción, LiUNA, que se fundó hace 113 años y en Puerto Rico lleva 5 años de establecida con sobre 10,000 miembros, sostuvo en entrevista con EL VOCERO que lo importante es capacitar el mayor número de personas antes de que llegue la demanda de trabajo. Para ello propone esfuerzos conjuntos de los sectores público y privado, para capacitar al personal y reducir la posibilidad de exportar recursos humanos.

“Necesitamos jamaquear a las asociaciones y al gobierno para comenzar a trabajar juntos y lograr capacitar el mayor personal posible, de manera que si tenemos que importar mano de obra sea la menor cantidad”, sostuvo.

LiUNA posee la Escuela de Aprendizaje y ya ha graduado a unas 400 personas, pero Vigueras propone que se le unan organizaciones y empresas privadas para ampliar esa cantidad. La escuela ofrece un curso de construcción de 2,000 horas, e igualmente ofrecen entrenamientos de 40 horas de salón. En ambos conceptos se incluye adiestramiento básico en las áreas de salud, seguridad y construcción, acorde con las necesidades.

Aunque Vigueras reconoce que en algún momento se tenga que importar recurso humano, dijo que lo razonable es que sea la menor cantidad posible, ya que de lo contrario será dinero devengado por trabajadores que se irán de la Isla, principalmente a Estados Unidos o República Dominicana. Puerto Rico ha utilizado trabajadores de otros mercados como México, Chile y Colombia, entre otros.

La alerta inicial sobre la situación con la falta de mano de obra suficiente en Puerto Rico surgió de los constructores y desarrolladores, así como de los gremios que los agrupan, pero ahora ha comenzado a tomar un rol más activos –a través de la LiUNA- el área de los trabajadores.

Por ejemplo, la fuerza laboral del sector de la construcción ha comenzado a organizarse en cooperativas y crear alianzas, y la formación de la Escuela de Aprendizaje es parte de esa gestión.

Los estimados hasta ahora de los grupos asociados es que la Isla necesitará cerca de 185,000 trabajadores para poder cumplir con la demanda de trabajo que se aproxima con la llegada de los fondos federales para la reconstrucción. No obstante, algunos consideran que ese número es menor y la necesidad real estará más cerna a los 125,000 trabajadores, de los cuales ya hay unos 50,000 disponibles.

Además como no todos los fondos y las obras de reconstrucción se producirán a un mismo tiempo, los trabajadores podrán moverse entre proyectos a lo largo de los 10 años en los que se espera que haya amplia actividad de construcción.

Vigueras mencionó que presentará a la gobernadora Wanda Vázquez una propuesta para que en las escuelas vocacionales haya un currículo de construcción, y cuando esos estudiantes completen sus cursos puedan conseguir trabajo con una paga justa de $15 la hora.

“Con ello garantizamos empleo, de manera que se reduce la emigración y se genera dinero que se queda en la Isla. Hoy, la construcción es una oportunidad de empleo real para hombres como para mujeres”, afirmó Vigueras.

Modelo cooperativo para beneficiar la construcción

En cuanto a la opción del cooperativismo como una opción para incrementar las oportunidades de crecimiento, sobresale el caso de cinco profesionales de la construcción que se incorporaron bajo el modelo cooperativo y buscan impulsar el desarrollo económico local.

La comisionada de Desarrollo Cooperativo (Cdcoop), Glorimar Lamboy Torres, explicó que la naturaleza de la Cooperativa de Contratistas Unidos (Contratistas Unidos Coop) es una de trabajo asociado y se dedicarán a coordinar, efectuar, supervisar y certificar trabajos de ingeniería, construcción, instalación, mantenimiento, alquiler y seguridad de edificaciones, carreteras, terrenos, sistemas y obras públicas. Las operaciones de la organización incluirán poner a disposición de sus posibles clientes equipos, sistemas y materiales de construcción.

“En la CDCoop nos sentimos muy satisfechos con la incorporación de esta cooperativa de tipo diverso. Es una de las más de 20 que se han creado en este último año y que demuestra la efectividad del cooperativismo. Este grupo de contratistas de la construcción encontraron en este modelo económico una manera efectiva de desarrollar su idea de negocio”, indicó la comisionada.

Lamboy Torres destacó, además, que “esta cooperativa es bien interesante porque sus socios provienen de diferentes pueblos de la Isla como Naranjito, Caguas, Canóvanas y Hatillo, con un fin en común: crear y mantener empleos, salvaguardar las necesidades socioeconómicas de los contratistas-socios y ofrecer buenos servicios en esta industria”, sostuvo.

De igual manera, en el sector se ha mencionado la posibilidad de capacitar a convictos próximos a salir a la libre comunidad, de manera que una vez estén fuera tengan garantizado un empleo que los remunere correctamente y les brinde la oportunidad de estar ocupados.

LINK ORIGINAL: El Vocero

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

153793