Testimonio de paraguayos que asistieron a viuda de Pecci

testimonio_de_paraguayos_que_asistieron_a_viuda_de_pecci.jpg
Entornointeligente.com /

El primer ministro, Naftali Benet , pidió ayer a su gabinete de seguridad examinar la legalidad de esas deportaciones, así como la demolición de casas de las familias de atacantes árabes-israelíes, según Army Radio, la emisora oficial del Ejército.

Las demoliciones de casas son una práctica israelí frecuente en el caso de atacantes palestinos en Cisjordania, aunque se trata de una medida de «castigo colectivo» que viola las normas internacionales , pero la destrucción de viviendas de personas con ciudadanía israelí puede entrar en conflicto con las propias leyes nacionales.

Lea más: Israel en alerta en la conmemoración palestina de la Nakba

Israel ha intensificado las «operaciones de contraterrorismo» tras haber sufrido desde finales de marzo una ola de seis ataques cometidos por palestinos o árabes-israelíes, en los que han muerto 18 personas; mientras que en esos operativos de respuesta en Cisjordania han muerto una cincuentena de palestinos, algunos civiles desarmados como la periodista de Al Yazira Shireen Abu Akleh .

En la reunión del gabinete de seguridad, el ministro de Justicia, el derechista Gideon Saar , recomendó demoler las casas de los «terroristas árabe-israelíes» y deportar a las familias de los atacantes palestinos de Cisjordania a la Franja de Gaza «como métodos para combatir la reciente ola de terrorismo», según la radio del Ejército.

Ambas opciones son legalmente complicadas y funcionarios de Defensa expresaron su oposición a la recomendación de Saar, quien consideró que las medidas son «necesarias» en las circunstancias actuales.

Lea más: Biden pide investigar acción policial israelí en funeral de periodista Akleh

El ministro de Finanzas, Avigdor Liberman , afirmó hoy en una entrevista con Army Radio que «no había dudas» de que su partido apoya la deportación de palestinos y la demolición de viviendas dentro de la Línea Verde, que separa Israel de los territorios palestinos ocupados.

«A nuestros ojos, necesitan ser deportados. Todavía recuerdo cuando deportamos a la gente al Líbano. No sé si es realista. Necesitamos una visión. No todo es legislación», apuntó hoy Liberman, del partido laico nacionalista «Israel Nuestro Hogar».

En 1992, más de 400 palestinos fueron deportados al sur del Líbano durante al menos un año después de que los palestinos mataran a varios miembros de las fuerzas de seguridad de Israel, donde en los últimos años se han presentado varios proyectos de ley para deportar a familias de atacantes palestinos, pero ninguno ha salido adelante.

La semana pasada, Israel revocó los permisos de entrada o de trabajo a más de 1.100 palestinos con vínculos familiares con los autores de la reciente ola de ataques -tras ampliar en marzo este castigo hasta familiares de segundo grado-, además de entregar órdenes de demolición a las familias de los responsables de los ataque de Elad y Tel Aviv.

LINK ORIGINAL: Abc

Entornointeligente.com