Temas para debatir - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Últimas Noticias / Cuáles son los temas que deberíamos estar debatiendo? Ciertamente la situación política agobia, pero plantear las cosas como una simple sustitución es un error que hemos cometido varias veces, una película que ya hemos visto.

La crisis que padecemos tiene antecedentes más profundos que la controversia política. La caída del ingreso per cápita viene desde finales de los 70, aunque con ciclos espasmódicos auspiciados por el boom de ingresos petroleros, ha tenido un impacto muy considerable en el bienestar de la población. No hay que ser un experto en políticas públicas para identificar la lista de temas: inseguridad, educación, salud, innovación, el sistema previsional, infraestructura. Temas de los cuales depende el futuro de nuestros hijos, pero en los que lamentablemente invertimos menos de lo que deberíamos. ¿Qué tienen en común todos esos tópicos?

Desde el punto de vista económico, requieren una inversión considerable de recursos, en buena medida realizada desde el Estado. Es cierto que los problemas actuales agobian, escasez, inflación e inseguridad representan la santa trinidad del calvario que viven los venezolanos. Pero también esos temas, aunque suene a cierto reduccionismo, tienen mucho que ver con temas de gestión fiscal. Hay dos dimensiones del problema que a veces pasan desapercibidos. Hoy el país gasta una enorme cantidad de recursos, a través del subsidio cambiario, para tratar de alcanzar unos objetivos que muchos piensan están alineados con el bienestar. Todos reclaman dólares subsidiados para incrementar la producción, resolver los problemas de salud y cuanto tema usted pueda listar.

El desbalance y los problemas de corto plazo se originan en la brecha entre un subsidio cambiario que alcanza casi 10 puntos del PIB y un impuesto inflacionario que se ha convertido en el principal ingreso fiscal. Cómo lograr una gestión que garantice una inversión suficiente en esas áreas, requiere resolver los problemas de corto plazo, pero también necesariamente pensar en una programa fiscal que atienda los problemas de más largo plazo. Restituir un balance fiscal que promueva el crecimiento sostenido es un asunto a debatir. Entre los varios temas en la agenda de la reforma fiscal hay dos que merecen especial atención.

En materia de impuestos sencillamente predomina el desorden. El impuesto sobre la renta de personas naturales aporta muy poco, la recaudación es sencillamente precaria, los ricos pagan mucho menos de lo que deberían. Paradójicamente, hay una sensación de una muy alta presión sobre las personas que generan rentas formales.

El impuesto inflacionario y un sinnúmero de impuestos sobre la nómina colocan presión sobre la creación de empleo y el costo de emprender iniciativas productivas. El inflacionario es un impuesto hoy en día confiscatorio de la población asalariada, pero los ricos lo evaden con facilidad.

La asimetría entre competencias de gastos y tributos entre las regiones y el poder central, ahora ampliado por una ley que apunta en la dirección equivocada. Alguien puede pensar que esos problemas están lejanos del ciudadano, quizás no dentro del radar de la discusión, pero dar viabilidad a una gestión fiscal que apuntale el crecimiento es vital. [email protected]

Temas para debatir

Con Información de Últimas Noticias

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.