‘Tú respiras… yo solo pienso en cómo respirar' - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

El asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los trastornos pulmonares de origen laboral, el síndrome de apnea del sueño, la rinitis alérgica y la hipertensión pulmonar son algunas de las enfermedades respiratorias crónicas (ERC) que afectan a la población mundial. Muchas de ellas mal diagnosticadas e insuficientemente prevenidas.

Dionisio Ramos De Salas, de 41 años de edad, sabe lo importante que es la salud pulmonar. ‘Tuve una niñez muy dura. A los dos años de edad me diagnosticaron asma en el Hospital del Niño. Mi agonía se aplacaba cuando me colocaban el oxígeno —postrado en una camilla cubierta de un plástico transparente grueso—, el que me ayudaba a respirar, mientras permanecía canalizado. A los diez años los episodios eran más fuertes y solía desmayarme debido a que el aire no llegaba a los pulmones y mi madre sufrió mucho. Agradezco a Dios que después de los 16 años la enfermedad quedó en estado de remisión espontánea. Sin embargo, volvió a los 28 años y desde entonces sigo con la afección que no me deja respirar bien, me agito mucho. Los doctores recomendaron evitar rociarme con agua de lluvia y evitar el contacto con el polvo, puesto que un simple resfriado se convierte en asma’, cuenta De Salas, a quien hace cinco años le detectaron miocardiopatía, otra afección no transmisible y crónica.

La neumóloga Valentina Di Boscio advierte de que el asma es un problema urgente y debe ser una prioridad de salud pública. ‘Cuando no se maneja adecuadamente, puede implicar un aumento significativo de los costos al sistema de salud y la disminución de la calidad de vida de las personas que lo padecen’, afirma la especialista en salud pública y epidemiología aplicada.

Di Boscio añade que durante un episodio asmático, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones. Los síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral.

La galena admite que la detección temprana de esta dolencia ayuda a tomar las medidas necesarias para evitar su empoderamiento y a su vez controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del afectado.

En un estudio realizado por GSK (GlaxoSmithKline, una empresa británica de productos farmacéuticos) a más de dos mil pacientes de diez países latinoamericanos, el asma demostró un impacto negativo en las actividades diarias. Aproximadamente el 46% de las personas con asma leve y el 72% de las personas con asma grave informaron consultas médicas no programadas, lo cual tiene un considerable impacto económico.

Pese a que el asma es una enfermedad que no tiene cura, se puede controlar con un tratamiento adecuado y evitando los factores de riesgo.

El doctor Aruxi Hidalgo recomienda para el control y evitar la progresión del asma, el uso de corticosteroides inhalados, los cuales reducen la inflamación y sensibilidad a los alérgenos y desencadenantes. Los corticoides inhalados pueden ir solos o acompañados de otros medicamentos, llamados broncodilatadores, cuya función es abrir las vías áreas.

‘De esta forma se logra el objetivo de control, permitiendo el alivio de la dificultad respiratoria. Es muy importante el cumplimiento de terapia por parte del paciente, aún si siente ya un alivio, debe usar el medicamento por el tiempo que el médico lo prescribe, para permitir que el proceso de desinflamación continúe, además de llevar en casa las medidas higiénicas necesarias’, apunta el médico.

Es muy importante acudir al médico una vez tenga síntomas de un resfriado, tos persistente, falta de aire. No se automedique, precisa Hidalgo.

Dolencias respiratorias poco conocidas

Shane Fitch, presidenta de la Fundación Lovexair en España, conversó con La Estrella de Panamá sobre el Alfa -1-antitripsina, un tipo de afección respiratoria y hepática que padece su hijo Aram, desde pequeño. ‘A mi hijo le detectaron esta condición genética desde que nació hace 20 años. El Alfa-1 predispone a las personas que lo sufren a desarrollar enfermedades pulmonares y otras complicaciones y a raíz de eso comencé a investigar sobre este padecimiento y me propuse crear esta organización, dedicada a la cura, apoyo y acompañamiento de las personas afectadas por patologías respiratorias crónicas y raras’, explica Fitch, quien estuvo en Panamá para la Primera Cumbre Latinoamericana de Pacientes Respiratorios.

La presidenta de este organismo invita a los sistemas de salud a incorporar nuevas tecnologías al ámbito sanitario: ‘La nueva era de la salud digital es una gran oportunidad para mejorar la calidad de vida y empoderar al paciente’, detalla.

A esta lucha se unió Carlos, de 57 años de edad, a quien le diagnosticaron Alfa-1 a los 38 años. ‘Hoy todo el mundo se hace un examen médico del corazón o de cualquier otra enfermedad y deja de lado a los pulmones. Muchas veces la falla cardíaca es producida por el deterioro pulmonar a causa de la falta de oxígeno. Y cuando alguien fallece de un paro cardiorrespiratorio la gente se queda en el ‘cardio’ y se olvida del área ‘respiratoria”, comenta Carlos.

En Panamá es poco conocida. Pero no quiere decir que no exista una población que la padezca, resalta Fitch; ‘es por ello que estamos trabajando en conjunto con muchos países para mejorar la calidad de vida de estos pacientes y sus familiares, así como brindar apoyo a los profesionales sanitarios para que puedan mejorar la atención y el seguimiento del paciente’, resalta.

Mientras que la EPOC, no es una sola enfermedad, sino un concepto general que designa diversas dolencias pulmonares crónicas que limitan el flujo de aire en los pulmones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que los síntomas más comunes son la disnea, o ‘falta de aire’, una excesiva producción de esputo (flema) y una tos crónica.

Sin embargo, la EPOC no es sólo la ‘tos del fumador’, sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que conduce de forma progresiva a la muerte.

El doctor Mariano Fernández, experto en EPOC, apunta que los síntomas empeoran gradualmente y la disnea, que es persistente y al principio se asocia al esfuerzo, aumenta con el tiempo hasta aparecer en reposo. ‘Es una enfermedad que no siempre se llega a diagnosticar, y puede ser mortal. A menudo, también se utilizan los términos ‘bronquitis crónica’ y ‘enfisema’ para referirse a ella’, aclara. De ahí la importancia del diagnóstico precoz y la necesidad de facilitar el acceso al tratamiento.

Fernández detalla que uno de los principales factores de riesgo es la exposición al humo del tabaco (fumadores activos y pasivos).

Igualmente la contaminación del aire interior y exterior; así como también la exposición laboral a polvos, productos químicos y las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores en la infancia.

Según la OMS, 64 millones de personas sufren de EPOC, un término que cubre enfisema y bronquitis crónica. El 90% de los afectados vive en países de ingresos bajos y medianos.

El EPOC causó más de tres millones de muertes en 2015 en todo el mundo. Se prevé que el número de decesos por esta patología aumentará en más de un 30% en los próximos 10 años. La OMS proyecta que será la tercera causa de muerte mundial en 2030.

‘La enfermedad pulmonar crónica afecta a todos los aspectos de la vida de quienes la padecen y de sus familias y comunidades. La evidencia muestra que la salud del niño en el primer año de vida determina la salud respiratoria subsiguiente. El tabaquismo materno durante el embarazo afecta negativamente la función pulmonar del niño al nacer’, puntualiza Fernández.

Es una realidad que los afectados por una enfermedad pulmonar crónica luchan día a día por sobrevivir ya que corren el riesgo de morir prematuramente. De ahí que los médicos especialistas invitan a los organismos internacionales y a los gobiernos de cada país, a que analicen la dificultad que existe al acceso de los tratamientos y medicamentos genéricos, innovadores o tradicionales, incluyendo oxigenoterapia, terapias de plasma y fisioterapia respiratoria para combatir o dar una respuesta positiva a los pacientes que buscan mejorar su calidad de vida.

‘Cuando el asma no se maneja adecuadamente, puede implicar un aumento significativo de los costos al sistema de salud’, VALENTINA DI BOSCIO

NEUMÓLOGA

‘La nueva era de la salud digital es una gran oportunidad para mejorar la calidad de vida y empoderar al paciente’, SHANE FITCH

FUNDACIÓN LOVEXAIR

‘Es muy importante acudir al médico al tener síntomas de un resfriado, tos persistente y falta de aire’, ARUXI A. HIDALGO

MEDICINA GENERAL Y PREVENTIVA

‘El tabaquismo materno durante el embarazo afecta negativamente la función pulmonar del niño al nacer’, MARIANO FERNÁNDEZ

NEUMÓLOGO

REALIDAD MUNDIAL Cientos de millones de personas sufren cada día las consecuencias de una enfermedad respiratoria crónica.

235

millones de personas padecen asma, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

64

millones sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica mientras que otras ERC no llegan a diagnosticarse.

Recursos relacionados
LINK ORIGINAL: La estrella

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation