'Sordo': maquis en clave de wéstern - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Asier Etxeandia, en un fotograma de ’Sordo’

Alfonso Cortés-Cavanillas  era un apasionado del cómic cuando hace diez años descubrió  ‘Sordo’ , la novela gráfica de David Muñoz (guionista de ‘El espinazo del diablo’) y Rayco Pulido (Premio Nacional del Cómic por ‘Lamia’) ambientada en el norte de España en 1942 y protagonizada por Anselmo, un joven miliciano republicano que, durante la operación de sabotaje de un puente, pierde la capacidad de oír después de una aparatosa explosión.

Desde el primer momento se dio cuenta que a través de esta historia podía aunar dos de sus grandes pasiones,  el cómic y el wéstern , adaptando ambas cosas a la historia de España y trasformando a los indios y los vaqueros, en maquis y fascistas.

Más información

‘Sordo’: maquis en clave ‘pulp’ Así nació ‘Sordo’, una película ambiciosa como producción y también una rara avis dentro del panorama de cine español que no suele abordar acontecimientos históricos desde una perspectiva de género.

“Yo soy muy fan de John Ford, pero también de Leone, de Eastwood, Tarantino, Kasdan o Costner. Por eso intenté hacer una primera parte más cercana al western clásico, para continuar con una segunda mitad más Pekinpah. El western no solo son las películas de vaqueros, es una forma de narrar”, cuenta el director  Cortés-Cavanillas  a EL PERIÓDICO.

En ‘Sordo’ encontramos persecuciones a caballo, magníficas ‘set-pièces’ de tiroteos, escaramuzas y un paisaje inmenso y salvaje (está rodado en el Valle de Campoo, en Cantabria) que termina convirtiéndose en una cárcel para los protagonistas. Y es que la película se encuentra también concebida como una yincana de supervivencia. Anselmo (al que da vida  Asier Etxeandia ), tendrá que huir de todos y se enfrentará a la soledad, al aislamiento y las inclemencias y hostilidad de la intemperie.

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Sordo’ (2019).

“Cuando empecé a trabajar el personaje, somaticé sus circunstancias, tenía miedo, fiebre. Lo que le sucede a Anselmo es que está aterrorizado. Y así sobrevive, como un animal que tiene miedo. Escapa de todos y no para de equivocarse porque no sabe muy bien lo que hace”, cuenta  Etxeandia  sobre su personaje. “Anselmo es un idealista, una persona que cree en la libertad, pero no está preparado para vivir en la montaña”, continúa  Cortés-Cavanillas . “Por eso jugamos con la analogía del lobo, porque el aislamiento lo va transformando y en el fondo, ambos se encuentran unidos”.

Uno de los elementos fundamentales de la películaera saber de qué forma se trataría la sordera de Anselmo a nivel visual y sonoro. El director tenía claro que la clave era introducir al espectador en la cabeza del protagonista. “Hice una prueba con una escena de ‘No es país para viejos’, en la que Javier Bardem estrangula a un policía. Quité el sonido al plano corto de Bardem, y dejé el sonido en el plano general y el contraste era brutal. Probamos lo mismo en la película y funcionó”.

Etxeandíareconoce que el sonido supone una parte fundamental de su trabajo interpretativo y que se erige como un personaje más. “Me compré unos tapones para vivir con ellos. Me introduce en  una cámara aislante . Pero la clave para poder afrontarlo fue sentir su fragilidad al no poder comunicarse, su dolor por tener que huir y su miedo al ser perseguido”.

Temas: Estrenos de cine Cine español Cine

LINK ORIGINAL: El Periodico

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation