Sobre la ventana + - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / 24/06/2018 – Globedia Venezuela. / Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas ([email protected]) .

Explica Semprún que, en el momento de ser liberado, salió del campo con una idea endeble pero fija. Ir hasta una casa bucólica que, durante años, había estado viendo cada día durante toda su cautividad. Llegó como pudo, sumamente debilitado. Llamó a la puerta. La mujer alemana que le abrió se asustó, y quedó paralizada al ver un esqueleto en su puerta. Sin mediar palabra, entró a la casa. En cierta manera se la conocía de memoria. Fue hasta la ventana del salón. Miró por ella hacia el campo, del que provenía, y sólo en ese momento habló a la mujer, en perfecto alemán, y le explicó el sentido de su visita. “Lo que suponía. Se ve todo”. Luego salió de la casa y volvió al campo.

Es diferente ver que mirar. Aquella mujer, supongo, había mirado miles de veces por la ventana. Pero no había visto. Ahora de repente, aun alejada de la ventana, por fin veía todo lo que hasta ese momento tan sólo había mirado. Y eso copaba su interior. Ver consiste en que lo visto te rompa la frente. No siempre sucede eso, ni siquiera en la época que relata Semprún. Hoy, en nuestra época, pensamos que siempre pueden suceder cosas terribles, mientras que en aquella época todo el mundo sabía que las cosas terribles suceden. Todo lo que sucede, además, se puede ver desde cualquier ventana. Pero es más complicado ver que mirar. Además, hoy hay más ventanas por las que mirar sin ver. Las Redes son una ventana. Veo por ella a infinitud de personas, a las que conozco, mostrando que miran cosas que no ven. Personas que han proclamado la selva, muestran que ven un mundo urbanizado, en lucha contra la selva. Supongo que es una forma de no ver la selva y tu participación en ella. La selva, en fin, solo son fieras, comiéndose unas a otras.

Gracias a la mujer que describe Semprún, sabemos que es imposible no ver la selva cuando miras por una ventana. La puedes mirar cada día pero, de pronto, un día la ves. Es cuestión de tiempo. La ventana siempre está ahí.

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

139778