SmartReputation// Reflexiones macondianas: La lucha por los pobres en el experimento populista - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / “La lucha por los pobres no se hace por caridad”

Alí Primera

Hace algunos días releía “Cien Años de Soledad”, esa obra monumental del Gabo y que tengo como una de mis novelas favoritas. Al disfrutar nuevamente de la magistral narrativa del realismo mágico macondiano, tuve la estremecedora impresión de que el Macondo del Gabo se parecía mucho a la Venezuela de ahora. En Macondo suceden cosas increíbles que forman parte de la realidad cotidiana del mundo de los Buendia.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

demasiadochevere.com
Igual pasa en Venezuela. En este Macondo surreal (no existe realismo mágico, por que no hay “magia” en la situación de este país) las farmacias ya no venden medicinas sino chucherías, las panaderías no tienen pan y los activos nunca se deprecian: un carro viejo vale muchísimo más que lo que costó comprarlo nuevo.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

economiavenezuela.com
Una realidad Kafkiana, en un mundo Orwelliano, ideal para ser pintada en un lienzo de Dalí, que además, emane la sombría desesperanza del Grito de Munch.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

dolarve.com
Ello me llevó a colocarle el titulo a esta columna que estaré compartiendo con los que tengan a bien leerla.

Quiero comenzar con un tema de permanente y funestas consecuencias para nuestros países indoamericanos, en especial Venezuela; me refiero a la pobreza, y a las luchas que han emprendido contra ella todas las administraciones políticas, de todas las gradaciones ideológicas, con muy “pobres” resultados.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

dolarve.com
La pobreza es un mal que persiste, una amarra sempiterna para la búsqueda de la felicidad de nuestras sociedades; y una condición con la cual ha lidiado la humanidad desde tiempos antiguos, siendo imposible su erradicación completa.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.entornointeligente.com
La pobreza nace de la desigualdad económica, la cual esta referida a las brechas de ingreso o niveles de renta entre los diferentes grupos de una sociedad.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

noticias-venezuela.com
Es el eterno devenir de la cuestión social del hecho económico, relativo a como organiza una sociedad su producción respondiendo tres interrogantes fundamentales: ¿Qué producir?, ¿Cómo producir? y ¿Para quién producir? El esquema decidido y ejecutado para resolver estas interrogantes define el sistema de distribución de renta entre los diferentes grupos de la sociedad.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.com
Actualmente es posible encontrar debates sobre si deben destinarse recursos al diseño y ejecución de políticas orientadas a disminuir la desigualdad, o lograr al menos, una distribución equitativa de la renta.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

plomovision.com
Por ejemplo, existen grupos, que representando menos del 5% de la población, concentran más del 90 % de la renta de una sociedad en algunos países.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

elmercuriodechile.com
Esta discusión es tan vieja como el hombre. Pero existe un consenso abrumador en todas las administraciones políticas del planeta en cuanto a la importancia de las políticas destinadas a mejorar condiciones de vida como la pobreza, la cual se caracteriza por ser un estado vergonzoso de la vida humana, en donde el ciudadano tiene una renta o ingreso que no le permite siquiera cubrir sus necesidades básicas como persona.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

elnewyorktimes.com
De acuerdo a la línea de pobreza establecida por el Banco Mundial, se considera pobre a una persona cuya renta o ingreso equivalga a menos de 1,25 dólares diarios.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

mundinews.com
En Venezuela, en el transcurso de la administración política actual, la mayoría de la población se volvió abrumadoramente pobre como producto de la más feroz y despiadada carrera inflacionaria que haya vivido nación alguna en los tiempos modernos.

Ahora bien, aún cuando se tiene consenso para su erradicación, se plantea un amplio disenso con respecto a las estrategias que se deben adoptar.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

mundinews.com
Por que las mismas dependen del enfoque ideológico del grupo político dominante: economía centralizada, controladora y autoritaria o economía social de mercado, dialéctica retrograda o progresismo democrático, anacronismo o desarrollo, populismo o creatividad productiva.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
He ahí la cuestión, diría el famoso bardo ingles. Los países que han tenido mayor éxito en la lucha contra este flagelo social han adoptado una estrategia que combina el empoderamiento de los grupos vulnerables a través de la educación, la formación técnica profesional, el impulso al emprendimiento y el despertar de las capacidades creativas, en un marco económico estable y sano que garantice una inflación controlada, alta productividad y reglas de juego claras y adecuadas para el desarrollo de inversiones productivas.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.entornointeligente.com
En Venezuela se ha adoptado una estrategia distinta que tiene como base fundamental el experimento populista.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

espiasdecocina.com
El populismo no es una cualidad exclusiva de la actual administración política, pero es bajo ésta, que ha adquirido proporciones devastadoras en la vida nacional.

El populismo es la práctica que busca la perpetuidad en el poder de grupos políticos haciendo uso del clientelismo y del reparto de prebendas para mantener las simpatías electorales de la gran mayoría de la población pobre.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

eldiscoduro.com
Es innegable, sin embargo, que el mensaje redentor, revanchista, clasista y justiciero de los gobiernos socialistas de izquierda guarda una relación más directa con el flagelo populista que cualquier otra forma de régimen político.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

economiavenezuela.com
Pero, ¿Por qué es tan nefasto el populismo y porque parece ser tan “exitoso” en Venezuela”? Sencillamente por que el populismo vive de los pobres, se nutre de los pobres, los necesita para propagarse y fortalecerse.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

eluniversalnews.com
Y pobres es la que ha habido y hay en Venezuela, por las razones históricas que sean, ya hablaremos sobre eso en otra oportunidad, y además son la gran mayoría.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

notifoto.com
Si tienes el control de la mayoría en un sistema democrático de elecciones, entonces contaras siempre con el poder.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

breaking100news.com
Sin pobres no hay paraíso, por ello es imprescindible preservarlos y acrecentarlos, porque, por supuesto, el populismo ama tanto a los pobres que los multiplica.

En Venezuela la lucha del experimento populista contra la pobreza comenzó por multiplicar los pobres.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

revistaterminaldepasajeros.com
Y que mejor manera de hacerlo que inducir una inflación acelerada como la forma más expedita de fabricar pobres.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

noticias-venezuela.com
Dos son las causas principales de la inflación inducida que hacen funcionar a toda maquina la máquina de hacer pobres que es la inflación: 1) el descomunal y creciente déficit público causado por un gasto desenfrenado muy superior a los ingresos que recibe el Estado, el cual hay que financiar para impulsar programas de combate a la pobreza (misiones y grandes misiones, bonos y ayudas, dignas de un “Estado Protector”, y 2) el financiamiento del déficit financiero público mediante la emisión masiva de dinero inorgánico por parte del Banco Central de Venezuela, que ha perdido de esta forma su carácter autónomo, con rango constitucional, de garante exclusivo, técnico y especializado de la estabilidad y preservación del sistema monetario nacional.

Luego de crear la gran cantidad de pobres, entonces hay que mantenerlos pobres, para que sigan dando energía a la gran matrix, y aquí entra el tema de la dependencia.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

demasiadochevere.com
Los pobres no pueden ser creativos, no pueden aprender a pescar. No necesitan producir, yo, Estado, puedo mantenerlos contentos, con solo satisfacer sus necesidades inmediatas.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

elnewherald.com
En los países desarrollados, la protección de los grupos vulnerables, aquellos que están por debajo de la línea de pobreza, se hace mediante las llamadas en teoría económica, transferencias del Estado, las cuales son asignaciones del gobierno para mejorar las condiciones de renta de dichos grupos, tales como la ayuda de desempleo en Estados Unidos o Europa.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.co.ve
Estas asignaciones no surgen de un plumazo de dinero inorgánico del Banco Central por obra y gracia del inefable Señor Merentes, sino que provienen de la actividad económica producto de los impuestos progresivos de dichos gobiernos a los grupos de más alta renta.

En nuestro caso no es así, el experimento populista destruye la capacidad productiva, fundamentado en un lenguaje y acciones, hostiles, agresivo e intimidatorios contra la actividad privada, amparados en la acrónica y retrógrada ideología de la lucha de clases.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.co.ve
La destrucción del aparato productivo es un disparador de la inflación por la sencilla ecuación de la oferta y la demanda, ello lleva a establecer mas controles contra los perversos comerciantes y a imprimir más dinero para proteger con bonos y trasferencias a los pobres que va dejando la inflación, pero producir dinero inorgánico genera mas inflación y la inflación genera mas dependencia de los grupos vulnerables, cada vez mayores, con respecto a la protección del gobierno.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.co.ve
Pobres, dependencia, protección, inexorables resultados del experimento. Mientras tanto todo se adorna con la creación de una opresiva atmósfera Orwelliana de enemigos externos e internos, de hacer arder la altamente inflamable fibra nacionalista y patriotera, de la retórica permanente, de la pugna, de la lucha de uno contra todos y todos contra uno.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.co.ve
Esta es la lucha por los pobres que se da actualmente en nuestro querido Macondo. Ojala que algún día no tengamos que librarla, no por que no haya conciudadanos con niveles de renta por debajo de la línea del Banco Mundial, sino por que sean individuos con la suficiente conciencia y libertad intelectual y espiritual para rechazar enérgicamente a los que pretendan “luchar” en su nombre.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.co.ve
Cambiar los esquemas mentales, transformar los paradigmas, para que, parafraseando al Libertador cuando decretó la libertad de los esclavos, podamos decir que en Venezuela no haya más pobres que los que quieran serlo; esa debe ser la verdadera lucha por los pobres.

[email protected]

.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.co.ve

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ardila Piloto

Tags: Alberto Ardila, Alberto Ignacio Ardila, Alberto Ignacio Ardila Olivares, Alberto Ardila Piloto, Alberto Ignacio Ardila Piloto, Alberto Ardila Venezuela, Alberto Ardila Aeroquest

Con información de: Aporrea

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Follow Me

.