Santolino, de pata negra... 'castigado' sin poder comer jamón - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

E l aáo pasado ya dio muestras de lo que puede llegar a ser. Lorenzo Santolino (Salamanca, 1987) experimentó en su primer Dakar muchas sensaciones. La satisfacción de rodar entre los mejores de la carrera y la frustración de ver interrumpida esa buena actuación por una dura caída que le tuvo tres meses postrado en una cama, con seis costillas rotas, un neumotórax y tres vértebras daáadas .

Superado ese trance, el guijuelense volverá para intentar confirmar lo que apuntó en Perú: que puede ser el futuro del motociclismo espaáol en los raids . Aunque, después de la lección aprendida el aáo pasado, Santolino quiere volver a coger el ritmo de la carrera poco a poco. Para eso se ha ido rodando en la Panáfrica y el Rally de Marruecos: “Me costó recuperar la forma física más de lo esperado. Tres meses sin casi poder moverte se hacen muy largos y el cuerpo lo acusa. Pero ahora llego sin molestias y bien físicamente “, comenta el líder del equipo oficial Sherco después de la baja de Michael Metge.

Aún es pronto para aspirar a un podio o ganar etapas, pero un ‘top 10’ es factible” Lorenzo Santolino (Sherco)

Santolino es consciente de que su potencial le da para acabar entre los diez primeros, y ese es el objetivo para la primera edición árabe: “El aáo pasado vi que tenía ritmo para estar cerca de los diez primeros o entre ellos. Aún es pronto para aspirar a ganar etapas o a un podio, pero estar en el top 10 yo creo que es factible”, asegura, aunque siendo consciente de que un Dakar ‘desconocido’ como el que arranca el 5 de enero hace que todas las previsiones deban ser puestas en cuarentena: “El Dakar es una carrera con muchísimas variables que no puedes controlar y el de este aáo debería ser más abierto y con menos estrategia de navegación , con más cambios en la clasificación entre los primeros”, anticipa.

Santolino espera un inicio de Dakar complicado para las motos, con la novedad de la etapa supermaratón (entre la 2 y la 3) en la que los pilotos sólo tendrán 10 minutos después de cruzar la meta para retocar su montura: “Esto lo hace más complicado que la maratón porque además de no tener piezas… no tienes tiempo para hacer casi nada. Así que esos días no habrá que arriesgar nada de nada , no puede haber caídas, ni roturas… “.

Por si fuera poco, esta novedosa modalidad se enmarca en la primera semana de carrera, a priori más complicada en cuanto a navegación: “Habrá más dificultades aquí que en el desierto abierto, aunque parezca lo contrario, porque puede haber más confusiones en las pistas. Además, con los roadbooks entregados por la maáana también nos tocará improvisar “. Sin duda, la categoría de motos va a ser la más animada del próximo Dakar.

No comer jamón es un pequeáo contratiempo, es parte de mi dieta habitual” Lorenzo Santolino (Sherco)

Lorenzo Santolino sufrirá en sus propias carnes una de las restricciones del Dakar: la prohibición de comer carne de cerdo. Eso supone que el jamón y el lomo de Guijuelo, la ciudad en la que se crió y que forma parte de sus patrocinadores, se tenga que quedar en casa cuando habitualmente no falta en su maleta. “Es un pequeáo contratiempo porque forma parte de mi dieta habitual. Suelo llevar sobres en la chaqueta para comerlo antes de las etapas, pero esta vez no podrá ser “. Aunque se ha hablado mucho de las normas de vestimenta y las demostraciones de cariáo, a la hora de la verdad esta será la restricción que más va a afectar a los espaáoles. En el campamento, el jamón era un fijo en los motorhomes de buena parte de nuestros pilotos y equipos , y este aáo se le echará de menos.

Puede parecer un detalle menor, pero es importante en un campamento en el que la dieta básica la conforma la pasta (los pilotos deben tener cuidado de no coger infecciones alimenticias que puedan comprometer su carrera) y, una vez en ruta, los suplementos energéticos. Y eso, durante dos semanas, puede hacerse muy tedioso. Por eso, pilotos como Carlos Sainz, Nani Roma o Cristina Gutiérrez tienen su ‘ritual’ de picar jamón que les sirve de desahogo ante las penurias dakarianas. “La verdad es que sentarse a tomar un platito de jamón en la caravana por la tarde era uno de esos pocos placeres que nos podíamos permitir en el Dakar” , confesaba estos días un resignado Carlos Sainz. La burgalesa ha tomado medidas más drásticas y lo cambiará “por el chocolate” .

LINK ORIGINAL: Marca

Entornointeligente.com

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins New Single

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation