Sí, Cenicienta tomó la Serie del Caribe - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / 11 de febrero de 2019 12:44 a.m. | Actualizado el 11 de febrero de 2019 01:05 a.m.

Panamá jugó la Serie Latinoamericana cuando, a fines de enero, surgió la posibilidad de que se convirtiera en el país anfitrión de la Serie del Caribe. Solo pasaron 10 días entre la confirmación de las noticias y la apertura del torneo. Los Bulls de Herrera llegaron a esta nueva cita con un balance pobre de 2-4 en el torneo que disputó anteriormente, que en México, y hasta el último día no contó con el favoritismo de los analistas. A pesar de todo eso, una vez más protagonizaron la historia de Cenicienta, con un final feliz.

El abridor Harold Araúz lideró un sólido esfuerzo colectivo que limitó a los campeones de Cuba en una carrera, el gran líder Manuel Corpas salvó su cuarto juego del torneo y cerca de 1 0,000 personas celebraron en el estadio nacional Rod Carew, cuando fue el último de un Feria que se honró, a pesar de las prisas, y que se cerró con una pizarra de 3 por 1 este domingo, en la jornada deinitiva. [19659004] Los toros llegaron a la competencia con un escuadrón reforzado, si puedes usar el término aquí, con jugadores amateurs y jugadores de otros circuitos, de los participantes de la Serie de América Latina, donde chocan los campeones del istmo y Nicaragua. Enero, Colombia, Argentina y la Liga Veracruz.

Ni siquiera tenían derecho a cobrar los premios en la justa. La Confederación de Béisbol Profesional del Caribe determina que solo sus miembros oficiales pueden recibir la recompensa en efectivo, que terminó en manos del tercer lugar (las Estrellas de la República Dominicana, $ 100,000) y el cuarto (los Charros de México, $ 60,000).

Los cubanos y los panameños no son parte de la Confederación y participan como invitados, aunque se espera que una expansión temprana incluya cananeos, nicaragüenses y colombianos.

Los Toros ganaron tres de cuatro duelos en la ronda de eliminación y avanzaron a la final, lanzando malos augurios, predicciones que, sin duda, se basaron en bases creíbles: quién podría predecir que un club con un campocorto amateur, Javier Guerra, terminaría tomando cuatro de los cinco duelos, y esa misma guerra sería elegida como Jugador Más Valioso?

Los solteros de Allen Córdova y el nicaragüense Elmer Reyes impulsaron las dos primeras carreras contra Freddy Asiel Álvarez y el iniciador de Las Tunas, que trabajó con solo tres días de descanso, como el día anterior a su compatriota Lázaro Blanco.

Carlos Benítez remolcó al único de los Antillanos, en la parte superior de la quinta, con un indiscutible, y Rodrigo Vigil llevó a casa el último del juego y la serie, en la parte inferior de la séptima, con otro golpe.

no necesitaba el bullpen de Panamá, que se encargaba de sellar la victoria, con Corpas como protagonista final.

Los istmianos solo habían ganado un clásico de febrero, el segundo, en 1950, y las tres veces que lo organizaron vieron a Cuba celebrar. No esta vez. Esta vez se pusieron a la fiesta y celebraron en grande, cuando el último cayó y le dio a esta Cenicienta su “final feliz” anhelado.

Source link

LINK ORIGINAL: NewsBeezer

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation