"Ruti" y "Marcos", la historia de dos capos narco enfrentados a muerte - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Clarín / Uno fue expulsado a Perú, con su consentimiento, el 27 de junio de 2015. Poco más de un año después, el 28 de septiembre de 2016, lo detuvieron en un barrio humilde de Lima por pedido de la Justicia federal argentina, que había ordenado su captura. Hoy a la madrugada llegará nuevamente al país, en carácter de extraditado.

El otro logró su libertad condicional en febrero de 2014. De la cárcel se fue derecho a su lujosa residencia del country La Celia, en Ezeiza. Allí estaba durmiendo la madrugada del 16 de diciembre pasado cuando la Policía entró a su habitación para volver a detenerlo. Las autoridades están haciendo todo lo posible para expulsarlo a Perú, pero él no quiere saber nada.

“Marcos”. Marco Estrada Gonzáles (54), capo narco de la villa 1-11-14.

Las vidas de Alionzo Rutillo Ramos Mariños (53, alias “Ruti”) y Marco Estrada Gonzáles (54, alias “Marcos”) están destinadas a cruzarse . Ambos crecieron en los barrios pobres de San Juan de Lurigancho, el distrito más grande y poblado de Lima donde además hay una cárcel, en la que estuvieron presos. Los dos migraron a la Argentina en los ‘90 y se enriquecieron gracias al narcotráfico, negocio que le arrebataron a los paraguayos, a las balas, en la villa 1-11-14, del Bajo Flores.

Mirá también Ruti, su rival, también sobrevivió Llegaron como amigos , fueron presos y condenados juntos en 2003 y terminaron siendo archienemigos en una guerra que dejó más de 20 muertos , entre ellos el hermano mayor de “Ruti”, Esidio Teobaldo Ramos Mariños. La batalla más sangrienta de esta guerra ocurrió en octubre del 2005: cinco personas, entre ellas un bebé, fueron acribilladas en la procesión del Señor de los Milagros. Por este caso, “Ruti” fue sentenciado a 18 años de prisión y se fijó como fecha de extinción de pena el 2 de marzo de 2024. Pero el narco logró ser expulsado al cumplir la mitad de la condena.

“Marcos” y “Ruti” firmaron una relativa tregua repartiéndose el negocio . “Marcos”, el que salió ganando, se quedó con la villa 1-11-14 y “Ruti” se adueñó de la villa 31 de Retiro, donde se alió con pesados como César Morán de la Cruz (41, alias “El Loco César”).

No hay crónica periodística sobre uno que no incluya un recuadro sobre el otro, siempre bajo el mismo eje: pese a las causas penales, la cárcel y las condenas, “Marcos” y “Ruti” han logrado conservar intacto su poder narco e, incluso, consolidar su territorio .

El viernes pasado, “Marcos” volvió a ser noticia por un megaoperativo en el Bajo Flores que también incluyó el allanamiento de su celda en el Complejo Penitenciario II de Marcos Paz. Entonces el juez federal Sergio Torres lo acusó de seguir manejando el negocio de la droga desde la cárcel, por lo que se le inició su quinta causa como narco.

Mirá también La historia sin fin: veinte años después, otra vez juzgarán a Marcos por narcotráfico Hoy a las cinco de la madrugada, cuando “Ruti” llegue al aeropuerto internacional de Ezeiza en el vuelo 1365 de Aerolíneas Argentinas, la noticia volverá a ser él. A Alionzo Rutillo Ramos Mariños, el juez Torres lo indagará el lunes no sólo por seguir siendo el líder del tráfico de cocaína, paco y marihuana en la villa 31, sino por mantener su rol jerárquico incluso entrando al país de forma ilegal luego de haber sido expulsado.

En la causa de Torres constan escuchas entre “Ruti” y su sobrino, Richard Nicolás Ramos Noa, alias “Choclito”, en el que Alionzo da instrucciones desde la cárcel e incluso hay un testimonio que describe cómo, cuando debía estar en Lima, “Ruti” se paseaba por la villa de Retiro como si nada, escoltado por dos custodios, con el mismo poder y sangre fría que siempre lo caracterizó. “Ruti” y “Marcos”, la historia de dos capos narco enfrentados a muerte

Con Información de El Clarín

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.