Roberto Pocaterra Pocaterra Mcintyre Google// Cae "Lobo Feroz", violó a más de 500 niños y vendió los videos en Internet - EntornoInteligente

Juan Carlos Sánchez, de 38 años, fue capturado en Maracaibo (Venezuela) por petición de la Policía colombiana que puso en conocimiento a las autoridades de ese país sobre los indicios que habían en su contra de ser un violador en serie.

Pese a que Sánchez estuvo detenido en 2005 y en 2008, como sospechoso de violación, en ambas oportunidades quedó libre. En la primera, por falta de oportunidades y en la segunda, por vencimiento de términos.

Fue hasta julio de 2011 que Sánchez volvió a situarse en el radar de las autoridades colombianas, luego de que la policía mexicana en una redada contra pederastras capturaron a un sujeto Héctor faria, alias Anthony, a quien le encontraron centenares de correos, videos, fotografías y chat con un sujeto proveniente de Colombia. Entre las cuentas halladas estaba sá[email protected] a través de la cual “Anthony” y su cómplice en Colombia, a quien llamaba “Querido Lobo Feroz” se compartían material pornográfico que dejó a las autoridades horrorizadas.

Las investigaciones, que tardaron varios meses, llevaron a que el dueño de la cuenta era Juan Carlos Sánchez.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

elmercuriodechile.com
A la luz aparecieron direcciones de cafés-internet, en Barranquilla y poblaciones cercanas, de donde enviaba el material a su contacto en México; sin embargo de descubrir su identidad en el mundo virtual a saber quién era y ubicarlo en el mundo real pasó otro tanto tiempo.

LAS SUGERENCIAS ENTRE PERVERTIDOS

Mediante los chat, los investigadores tuvieron una idea clara del modus operandi de “El Lobo Feroz” para contactar a sus víctimas.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

economiavenezuela.com
Los lugares elegidos eran los centros comerciales y los locales de barrio de video juegos, donde fotografiaba a los niños y a manera de catálogo se los enviaba a “Anthony” en México y este seleccionaba a los niños que debía violar; entonces Sanchez regresaba a los sitios le seguía la pista a los menores y se ganaba su confianza hasta invitarlos a su casa a jugar video juegos.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

elnewyorktimes.com
A algunos los llevaba a su casa y allí les ofrecía entre $2.000 y $5.000 por dejarse fotografiar; cuando estos negaban a su petición los amezaba con un arma blanca.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

enlasgradas.com
A otros, una vez los sacaba de los lugares públicos los intimidaba y los llevaba a residencias situadas en el centro de Barranquilla.

En las conversaciones “Anthony” le contaba a Sánchez que para él evitar que los niños lo denunciaran después de violarlos les daba una paliza hasta dejarlos moribundos “para que cogieran miedo” y le recomendaba a “Lobo Feroz” hacer lo mismo.

En todos los casos, Sánchez actuó solo.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

politica-venezuela.com
Él mismo contactaba a los niños, los secuestraba, los violaba, grababa la violación, editaba los videos y los vendía.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

elnewherald.com
Esto dificultó un poco dar con su paradero. A la luz de la sociedad, este sujeto tenía una vida normal, es graduado de Tecnología en Sistemas y tenía un trabajo estable en una empresa de Barranquilla hasta que a principios de 2017 “olió” su búsqueda y huyó a Maracaibo, Venezuela.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

www.entornointeligente.com
Por cada video, las autoridades establecieron que le pagaban entre 100 y 400 dólares. Las víctimas rondaban entre el año de edad y los 14 años.

En el material incautado a “Anthony”, los analistas informáticos desecriptaron un archivo que contenía 276 documentos numerados juiciosamente que daban cuenta de las violeciones cometidas por Sánchez entre 2008 y 2011.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
En cada uno había una foto del menor violado y un video de la agresión. La víctima más reciente en esos archivos era una menor de 14 meses. Sin embargo, las autoridades presumen que entre 2011 al 1 de diciembre de 2017, día que lo capturaron en Maracaibo, el número de víctimas debió duplicarse.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

eluniversalnews.com
A Sánchez, los investigadores venezolanos lo aprendieron cuando rondaba un parque infantil.

LAS VÍCTIMAS LO IDENTIFICARON

Dar con el paradero de Juan Carlos Sánchez no fue sencillo.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

notifoto.com
Los investigadores tuvieron que llenarse de mucha paciencia. En las profundidades de las redes hallaron una foto vieja del sujeto y con ella se fueron por los locales de video juego de Barranquilla.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

demasiadochevere.com
La estrategia dio sus frutos al cabo de meses de rastreo. El rostro de un joven de 18 años se descompuso al ver la foto de Sánchez y le confesó a las autoridades que él había sido su víctima en 2005, cuando tenía 12 años, y dio a las autoridades el dato de otras cuatro víctimas.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

xn--abcdeespaa-19a.com
Una de ellas les dio la dirección de la vivienda de Sáchez, hasta donde él lo había llevado para agredirlo.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

dolarve.com
Cuando los investigadores llegaron al sitio ya este no vivía ahí, pero su familia sí.

La investigación entró en una nueva etapa: rastrear las llamadas de los familiares del violador.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

dolarve.com
A través de este método pudieron enterarse de que Sánchez se encontraba huyendo en Maracaibo; la captura fue cuestión de una nueva espera.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

espiasdecocina.com
Ahora la Policía colombiana aguarda a que las autoridades venezolanas lo extraditen a Colombia.

La historia en el país fue revelada por la revista Semana y de inmediato el hecho ha conmocionado a la sociedad que pide endurecer la pena contra los violadores de niños.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

elnewyorktimes.com
La historia de Sánchez recuerda a la de Luis Alfredo Garavito y a la reciente de la “Bestia del Matadero”, el expolicía Levith Rúa, cuyos delitos se conocieron tras la desaparición, violación y asesinato de la estudiante del Sena, Gabriela Romero.

.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

politica-venezuela.com

© Roberto Pocaterra Venezuela

© Roberto Pocaterra Pocaterra Colombia

Tags: Roberto Pocaterra Pocaterra

Con información de: El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.