Riesgos para empresas si gana Petro o si gana ‘Fico’ las elecciones

riesgos_para_empresas_si_gana_petro_o_si_gana_fico_lasnelecciones.jpg
Entornointeligente.com /

De cara a las elecciones y al cambio de gobierno, las compañías deben medir los niveles de exposición al riesgo, evaluarlos y desarrollar planes de contingencia para que nos los tomen por sorpresa si llegan. Así lo dice Theodore Kahn, analista senior de Control Risks y  quien plantea los escenarios complejos que se podrían presentar en caso de que gane alguno de los dos candidatos que puntean, actualmente, en las encuestas.

(Vea: Estos son los candidatos finales a Presidencia y Vicepresidencia ).

¿En qué tónica están las empresas en esta coyuntura electoral?

Esto varía dependiendo del nivel de exposición al riesgo de la industria y la tolerancia de riesgo de cada empresa. Pero, evidentemente, hay cierto nerviosismo frente a los cambios que podrían venir después de las elecciones.

¿Cuál es la recomendación para las empresas que quieran planear el mediano plazo?

Hacer una revisión juiciosa de su exposición a los riesgos que surgen en el contexto electoral (tomando en cuenta toda la gama de riesgos-incluyendo, pero no limitado, a los riegos regulatorios), identificar los que sean críticos, es decir, de mayor impacto para las operaciones y rentabilidad, evaluar la probabilidad de que estos riesgos se materialicen, y luego desarrollar planes de contingencia en caso de que estos se presenten.

Así, las empresas pueden estar más tranquilas de que están preparadas para los escenarios que pueden presentarse.

¿Cuál son los riesgos de un eventual triunfo de Gustavo Petro?

Vemos el siguiente escenario. Primero, los riesgos regulatorios sí serían elevados, pero no necesariamente de forma generalizada, sino concentrados en ciertos sectores, tipos de inversiones y cuestiones normativas en donde el Ejecutivo tiene mayor discreción. Evidentemente, no va a poder implementar todo lo que propone por el Congreso e instituciones como las cortes y el Banco de la República, que van a representar contrapesos importantes. En segundo lugar, vemos el riesgo de una creciente conflictividad social y política, por los choques institucionales que probablemente se darán entre el Gobierno y otras instituciones, precisamente por su rol como contrapeso a la agenda de Petro, desembocando en movilizaciones sociales.

(Vea: Adelantaron la ley seca: norma empezará más temprano el fin de semana ).

Theodore Kahn, analista senior de Control Risks.

Archivo particular

¿Qué sectores resultarían favorecidos o desfavorecidos si triunfa?

Petro quiere fomentar la industria nacional como parte de la estrategia de diversificación. Si lo hace de forma inteligente, puede crear nuevas oportunidades. En cuanto a los riesgos, empezamos con el sector minero-energético, donde tendría bastante discreción para realizar cambios importantes. El gobierno nacional con acciones administrativas puede dejar de otorgar nuevas licencias de exploración petrolera y títulos mineros, negar licencias ambientales y hacer mucho más engorrosos los procesos de consulta previa, lo que puede desincentivar nuevas inversiones. También puede haber riesgos para importadores de ciertos productos dada su tendencia proteccionista.

¿Cuáles serían los riesgos de un eventual triunfo de Federico Gutiérrez?

Habría en primer lugar el riesgo de protestas masivas, que probablemente llegarían más pronto que tarde. Los grupos sociales que apoyan a Petro y la izquierda seguramente considerarían un gobierno de Gutiérrez como ilegítimo y se opondrán con fuerza a todo lo que proponga. Esto tendría implicaciones para la gobernabilidad. Si bien él podría alcanzar mayorías en el Congreso con el apoyo de los Liberales, serían precarias. Otro riesgo es el de perder cuatro años frente a las reformas estructurales que necesita el país.

(Vea: Qué pasa si votan por Ingrid Betancourt o Luis Pérez ).

¿Qué sectores resultarían favorecidos o desfavorecidos si gana?

Con Gutiérrez no hay propuestas concretas de cambiar las reglas del juego en sectores específicos, por lo cual podemos decir que los riesgos regulatorios serían menores. Los principales riesgos tienen que ver con el entorno político, social y fiscal, y por ende más generalizados.

¿Qué riesgos comunes se vislumbran, independiente del ganador?

Primero, el descontento social. Las demandas sociales por la movilización de 2019 y 2021, y los grupos que protagonizaron estas manifestaciones van a seguir siendo un actor clave bajo cualquier gobierno si no encuentran respuestas.

Segundo, la situación fiscal. Aún con mejoras de los indicadores en 2021 y 2022, el déficit fiscal y la deuda pública están bastante por encima de los prepandemia. Esto limita el margen de maniobra del próximo gobierno, aumenta el riesgo país, hace esencial una (nueva) reforma tributaria e intensifica el escrutinio de los mercados financieros. Tercero, la polarización, que hace más difícil llegar a consensos sobre las reformas necesarias (tributaria, pensional, laboral, entre otras). Afecta el ambiente en espacios institucionales como el Congreso y en la calle. Y, finalmente, la seguridad física, que se ha deteriorado en varias regiones y que requiere respuestas innovadoras.

(Vea:  Conozca cómo consultar su puesto de votación para las presidenciales ).

¿Si una empresa extranjera le dice ahora que quiere invertir en Colombia, ¿qué le recomendaría?

Diríamos que, excelente, ¡qué bueno que quieran invertir en el país! Y renglón seguido, les preguntaríamos, ¿cómo es su esquema de manejo de riesgos? ¿Sí están preparados para monitorear los riesgos políticos en el próximo gobierno? ¿Y qué planes de mitigación tienen frente y estos riesgos? No para asustar, sino porque son elementos claves para tener éxito en el mercado, sobre todo de cara a unas elecciones tan importantes.

CONSTANZA GÓMEZ GUASCA

Periodista Portafolio

LINK ORIGINAL: Portafolio

Entornointeligente.com