Ricardo Armenta: Proyecto de ley 697 proporcionaría los requisitos mínimos para transparentar el mercado cripto

ricardo_armenta_proyecto_de_ley_697_proporcionaria_los_requisitos_minimos_para_transparentar_el_mercado_cripto.jpg
Entornointeligente.com /

Aunque en los últimos años el mundo cripto ha tenido una gran auge,  uno de los impedimentos para su adopción  es la implementación de  las normas que rigen su introducción en los negocios, aunque ya hay muchos países que sí aceptan el dinero digital, está legalizado o en camino de ser regulado.

Así, durante los últimos años, países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Singapur, Hong Kong, Colombia, y recientemente El Salvador, por ejemplo, han adecuado legislaciones de criptomonedas y tecnologías afines. Mientras que en Panamá, aún no ha sido regulado.

A finales de abril de 2022, la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate el proyecto de ley 697 que regularía en Panamá la comercialización y el uso de los criptoactivos, la emisión de valor digital, la tokenización de metales preciosos y otros bienes, así como los sistemas de pagos.

Sin embargo, el pasado miércoles 18 de mayo, durante un panel del New Economy Gateway Latin América, en Panamá, y ante la presencia de docenas de líderes mundiales, el presidente, Laurentino Cortizo, dijo que en estos momentos «no» tenía intenciones de ratificar la ley, hasta tanto ésta incluya cláusulas relacionadas con el «control» de actividades de lavado de dinero con este tipo de divisa, aunque definió la propuesta de ley como «innovadora» y «buena».

De hecho, en una reciente entrevista, la actual presidenta del Banco Central Europeo (BCE) y exdirectora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo que «las criptomonedas necesitan regulaciones que deben ser acordadas globalmente y de forma multilateral», toda vez que «no hay duda de que el bitcoin ha alumbrado negocios ilegales y ha propiciado operaciones de lavado de dinero».

No obstante, empresas dedicadas a este negocio defienden la iniciativa. Uno de ellos es Ricardo Armenta, director comercial y de marketing de ventas de Bitpoint, una empresa japonesa parte de la empresa Remixpoint Inc.

Ricardo Armenta, director comercial y de marketing de ventas de Bitpoint, una empresa japonesa parte de la empresa Remixpoint Inc. Cedida El portavoz calificó la propuesta como un gran avance importante para el país en materia de regulación del dinero digital, pues contempla las bases para que el sistema financiero panameño se abra al mercado con unas condiciones mínimas para operar.

Insistió en que la normativa proporciona los «requisitos mínimos para dar transparencia al mercado, que es lo que se necesita», de lo contrario sería como «tener un banco informal», donde se «transan montos considerables». 

Advirtió que lo que está pasando  con el mercado de las criptomonedas es que «nadie está vigilando lo que está sucediendo», entonces, «se termina transando con malintencionados en un mercado informal donde el gobierno no se entera realmente cuánto son los montos y no tiene visibilidad de lo que se está transando».

«Esa informalidad solamente premia al fraudulento y realmente no hace que el mercado se desarrolle de forma sostenible», advirtió Armenta, añadiendo que la regulación además le permitiría a Panamá desarrollar una economía basada en cripto, como mecanismo de generador de ingresos y de inclusión financiera, como ya lo vienen implementando otras naciones, como El Salvador.

Explíqueme ¿qué es Bitpoint?

Es una filial financiera de la empresa Remixpoint Inc. que desde Colombia opera su expansión a América Latina. Llegamos en 2018 a Panamá como primer mercado, como una especie de Sambox en 2018 a finales y después de casi cuatro años, con pandemia incluida, ya operamos en once países de la región. Son el exchange cripto con mayor presencia en América Latina, empezando por República Dominicana, México, Guatemala, El Salvador, Panamá, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Perú, Argentina.

¿Qué hacen?

Básicamente, nos aliamos con el sector financiero local, llámese bancos, pasarelas de pagos, recaudadores, red de pagos de diferentes tipos, para permitirle a las personas fondear su cuenta en moneda local; en el caso de Panamá, por ejemplo, en dólares. También cuando son abonados esos recursos en su cuenta en Bitpoint, le permitimos a la personas poder comprar bitcoin o los principales criptoactivos que tenemos en este momento, los 13 principales del mercado. Ya sea que lo compren con nosotros o que los traigan de cualquier lugar, porque existe una inversión de una plataforma extranjera… Puedes liquidarlos a precios de mercado y transferirlos a tu banco en moneda local. Esa es una puerta de conexión Bitpoint entre la moneda local de nuestros países con el mundo cripto. Nos enfocamos en dos partes de la necesidad del consumidor: comprar monedas y cambiar sus cripto por moneda local.

 ¿Cómo han sido esas alianzas con las empresas financieras y cuáles han sido los desafíos?

¡Bueno!, cuando llegamos realmente era un reto enorme porque todos en su momento pensaban que los criptoactivos eran fraudulentos, que solamente se utilizaban en temas ilegales, y demás. Sin embargo, el mercado ya existía. Nos facilitó mucho la entrada en América Latina el hecho de que somos parte de una empresa que cotiza en la bolsa de Tokio, con licencia bitcoin en Japón y una licencia ante la FSA, que es como la Superintendencia Financiera en Japón, y emitió una licencia como cualquier banco o proveedor de servicios financieros. Tenemos que cumplir unos estándares muy altos en tema de cumplimiento, en temas de seguimiento a nuestros clientes,  procesos y además reportamos a nuestra casa matriz, a Bitpoint Japón. Esos procesos deben estar claros, ser muy transparentes y cumplir con todas las políticas. Eso nos ayudó mucho a pasar los controles de los bancos.

¿Cómo ha sido la experiencia en El Salvador?

El Salvador ha sido un caso muy interesante. Digamos que es una apuesta a mi modo de ver muy arriesgada por parte del gobierno de Bukele, que le aplaudo; sin embargo, creo que fue bastante arriesgada, una apuesta a todo o nada, que le ha salido muy bien hasta el momento. El Salvador es un país pequeño, tiene 6 millones de habitantes; y Panamá tiene 4 millones, pero El Salvador tiene mucho menos influencia en el mundo, mucho menor recurso que Panamá, por ejemplo. Resulta que después que entró en vigor la ley bitcoin, el PIB de El Salvador creció en el último trimestre 2021, en 11%, cosa que no pasaba hace muchísimo tiempo. Las tasas de bancarización, de inclusión financiera, para que tengas una idea, en toda la historia de El Salvador habían abierto entre 2.5 millones y 3 millones de cuentas. Pero en los primeros 3 meses de vigencia de la ley bitcoin 3 millones de personas abrieron cuentas… es el paso más grande que ha dado El Salvador en temas de inclusión financiera y ese reto lo  tienen todos los países. El Salvador ha probado que sí se puede utilizar criptoactivos como mecanismo de inclusión financiera y una de las principales acciones que tienen que tomar los gobiernos alrededor del mundo es incluir a las personas financieramente, y eso va a ayudar a la formalización de la economía, hasta como negocio le sirve al gobierno porque así van a recaudar más impuesto. El Salvador hizo una apuesta ahí y le funcionó mucho en esas dos cosas: crecimiento económico y en inclusión financiera. Por otro lado, eso es lo que vemos ahora, van seis meses desde que se aprobó la ley, sin embargo, esta es una apuesta muy a largo plazo, mirando a los próximos 30 0 40 años.

¿Qué está sucediendo hoy en El Salvador al abrirse al mundo cripto?

Los principales fondos del mundo que invierten en tecnología cripto están poniendo sus ojos en El Salvador. Muchas empresas han invertido  y han puesto sus oficinas allá. Bitcoinciti es una iniciativa de El Salvador con la que se está creando una ciudad, con políticas tributarias especiales para gente que va a invertir en bitcoin. Lo que va a suceder es que van a ir muchas empresas de cripto que traen capital humano y conocimiento del exterior, no como pasa siempre que el salvadoreño o el latino iba a los Estados Unidos, sino que la gente está yendo a El Salvador y al final los salvadoreños van a entender cómo es que se hace una economía basada en cripto, cómo se hacen negocios con cripto y luego en 20 años vamos a tener salvadoreños exportando conocimientos, exportando servicios, creando empresas basadas en cripto. Es una apuesta muy inteligente y al parecer, todavía es muy temprano, pero al parecer todo está evolucionando muy satisfactoriamente para El Salvador.

¿Cree que en Panamá se podría replicar la experiencia de El Salvador? ¿Cómo estamos en materia de regulación?

¡Sí!, de hecho la buena noticia es que hay un proyecto de ley cripto en Panamá, que es mucho más completo que el de El Salvador. El proyecto de ley ya pasó a tercer debate en la Asamblea Nacional, y en estos momentos dependemos del presidente para que diga esto se hace o dé sus objeciones. No contempla realmente que Panamá adopte bitcoin como moneda de curso legal, que es el caso de El Salvador. Lo que contempla son las bases para que el sistema financiero panameño se abra al mundo cripto con unas condiciones mínimas para operar; y eso es muy importante, porque en Panamá al igual que en la mayoría de nuestros países la economía cripto ya existe. La conversación antes era prohibitiva, pero lo que está sucediendo ahora es que ya los gobiernos y los bancos se dieron cuenta que ya es muy grande. Se transan montos considerables, entonces ya es muy grande para ignorarlo y es momento de regularlo.

Hasta como negocio, otra vez, el gobierno si lo regula va a recaudar impuestos basados en cripto que hoy en día son invisibles. Hoy en día nadie sabe cuánto realmente. Solamente sabemos que es grande y los gobiernos no saben para qué se están utilizando esas cripto. Entonces, lo que busca esta ley es que las empresas que van a prestar servicios basados en criptoactivos cumplan unos requisitos mínimos para dar transparencia al mercado, que es lo que se necesita. Nadie se imagina tener un banco informal hoy en día, cierto, en el mundo cripto está pasando así nadie tiene y nadie está vigilando lo que está sucediendo… Hoy en día si no tienen la suerte de encontrarse con empresas serias, terminan transando con malintencionados en un mercado informal, donde el gobierno no se entera realmente cuánto son los montos y no tiene visibilidad de lo que se está transando. Es muy importante que se regule en el mercado panameño.

Señor Armenta, pero hay una realidad, todavía existe un tema de desconfianza y credibilidad hacia el mercado cripto, ¿cómo cambiar esa percepción de la gente?

Por supuesto, lo principal, así como los criptoactivos con cualquier inversión, es conocer. La educación financiera es un paso obligatorio para cualquier persona, lo que están viendo acá. Es un paso obligatorio para cualquier persona que quiera entrar al mundo cripto. No le aconsejo a nadie que entre porque escuchó que bitcoin se multiplicó diez veces desde el 2020. Eso es real, realmente, bitcoin cayó de los 10 mil a los 4 mil; y hoy en día está en 40 mil y llegó a casi 70 mil. Entonces, estamos viendo que en los últimos dos años se ha multiplicado más o menos diez veces a precio de hoy. Sin embargo, eso no siempre es así, en la mitad se cae mucho. De hecho, en noviembre estábamos en 70 mil y hoy estamos en 40 mil, hay una corrección importante, y si tú entras en el momento equivocado, sin estrategia realmente, pensando en el corto plazo, sin conocimiento realmente de los fundamentos tecnológicos, te vas a quebrar. Eso es muy importante saberlo.

¿Cuáles serían sus recomendaciones para aquellos que quieran entrar al mercado de los criptoactivos?

Es muy importante para toda persona que entre al mundo cripto o cualquier mercado, que se eduque. ¿Cómo es la estructura de esa educación? Lo primero que deben saber es cómo funciona el blockchain, que es básicamente la tecnología que le da vida a los criptoactivos y a muchas otras cosas que están alrededor; y por cierto, en 10 o 20 años casi todo va a estar basado en blockchain, por lo que vale la pena que estudiemos.

Segundo: entender el activo que vamos a invertir. Hay muchos, bitcoin es uno, tiene la mitad del mercado, donde hay más de 30 mil criptoactivos que están allá afuera. Y luego encontrar una plataforma confiable, ojalá sea Bitpoint, que me brinde las condiciones tecnológicas para garantizar que mi información personal y mis recursos están a salvo y que además tenga una reputación impecable allá afuera, que trabajen con empresas serias,… y que tenga trazabilidad realmente de qué es lo que está sucediendo con mi dinero. Entonces, siempre, tecnología que es la base, el activo al que voy a invertir y luego la plataforma; llevándolo a cualquier mercado para traducírselo a la gente. Si yo voy a invertir en bienes raíces, que es un caso muy común en Panamá o acciones en instrumentos financieros, primero tengo que saber del mercado inmobiliaria río, luego tengo que ver el proyecto en el que voy a invertir, el proyecto para desarrollar y luego la empresa que lo va a desarrollar, eso es muy importante.

¿Cuánto se transa en el mercado cripto?

Cada país tiene sus movimientos en particular. Revelar la cifra puntual no lo hacemos nosotros. Lo que sí te puedo decir es que tenemos más de 250 mil usuarios en América Latina, en los 10 países y Panamá está en nuestro Top 3, no en número de usuarios, sin embargo en uso de nuestra plataforma y en usuarios que transan volumen están en el Top 3 de Panamá. A pesar de que nosotros estamos en mercados como México, Colombia, Brasil que tienen cien veces más usuarios juntos que Panamá, Panamá tiene un gran volumen en cuanto al uso a la transabilidad de los criptoactivos, en cuanto a la compra y en cuanto a la venta.

¿Cree que hay interés de los panameños en este mercado?

Por supuesto que sí. Lo que te decía, el mercado existe en Panamá y en toda América Latina. Lo que pasa es que es invisible para muchos y mientras los gobiernos le dan la espalda, menos mal que el panameño ya no es así, los bancos le dan la espalda, lo que pasa es que la economía informal crece. Todos están allá afuera transando y lo que hacen es que se encuentran en un centro comercial,…y se encuentran, yo te doy los dólares y tú me das el bitcoin, y eso es invisible, no hay trazabilidad. Nadie sabe si esas son operaciones legales o no, y además de eso camuflan las actividades económicas, entonces también esa red, yo te paso dinero a tu banco y tu me entregas el cripto y nadie sabe si fue porque tú me vendiste camisetas o si me vendiste cualquier otra cosa, entonces, es importante que haya visibilidad, transparencia para todos. Sobre todo para el gobierno, para las instituciones financieras que también tienen obligaciones en garantizar que no se esté lavando dinero, por ejemplo, y también para el usuario, por éste debe estar protegido. Esa informalidad solamente premia al fraudulento y realmente no hace que el mercado se desarrolle de forma sostenible.

¿No tener regulada la actividad significaría un riesgo para las ilegalidades?

¡Por supuesto que sí…! Otra cosa fue que hace siete años cuando el mercado era pequeñito y se hacían no sé mil transacciones al mes. Hoy en día en Panamá suceden miles de transacciones todos los días. Es muy importante sobre todo en una economía tan conectada globalmente como esta que se abran este tipo de cosas y que lo hagan desde una base sólida regulatoria. Panamá está haciendo una ley cripto muy completa y ojalá tengamos la ley aprobada pronto.

¿En el tema de las alianzas, han tenido acercamiento con algunas empresas financieras en Panamá?

¡Sí! Trabajamos con varios bancos, pero por temas de protección preferimos no revelar los nombres de los bancos que trabajan con nosotros, sin embargo, esas alianzas son muy valiosas porque los bancos hoy en día ya están estudiando qué hay allá afuera. Casi todos los bancos serios tienen un departamento de blockchain, tienen iniciativas cripto y hacen pilotos internos para ver cómo funcionan eso.

Temas relacionados: Bitcoin Panamá Criptomoneda
LINK ORIGINAL: La estrella

Entornointeligente.com