REPÚBLICA DOMINICANA: El Super Bowl XLIX bate marcas - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Diario Libre / Este año parece que estamos en el de la recuperación económica de Estados Unidos, después que el presidente Barack Obama, en su discurso del Estado de la Unión, asegurase que el país había dejado atrás la crisis. Su afirmación es ratificada por todas las datos económicos que hasta el momento manejan los responsables del comité organizador de la 49 edición del Super Bowl, directivos de la NFL, del mundo de la publicidad y de la cadena NBC, que tiene los derechos de trasmisión de este evento que se disputa en el University of Phoenix Stadium, de Glendale (Arizona). En el apartado del consumo, que es el que da vida a toda la economía que se mueve en torno al Super Bowl, se espera que el promedio que genere el partido en Estados Unidos será de 80 dólares por persona, que invertirán en servicios, mercancías y comida. Este es el segundo día del año que más se consume, después del tradicional “Día de Acción de Gracias” o “Thanksgiving”.

30 MILLONES PARA CELEBRAR EL ENCUENTRO

El Consejo Nacional del Pollo, que sigue las ventas que tiene su producto durante el Super Bowl, ya han confirmado que el precio promedio por libra de las famosas “wings” (alas) será de 1,71 dólar, superior al de 1,35 del año pasado, pero inferior al de 2,11 del 2013 y se esperan vender 1.250 millones de alas. Mientras que la celebración del Super Bowl también será fuente importante de ingresos económicos para toda el área local de Phoenix, sus alrededores y el estado de Arizona, que tuvieron que pagar 30 millones de dólares por conseguir la organización, nada que ver con los 18 que invirtieron en la del Super Bowl del 2008 y los cinco cuando se celebró en Tempe, en 1996. Pero muy inferior a los 50 millones que tendrá que pagar San Francisco por la organización del 50 Super Bowl, que se va a disputar en el 2016, en Santa Clara (California); ni los 81 que el año pasado invirtieron las ciudades de Nueva Jersey y Nueva York cuando se jugó el partido en el MetLife Stadium, en East Rutherford. El comité organizador del Super Bowl de Arizona espera que se genere una actividad económica de 500 millones de dólares, con la estimación de unos 100.000 visitantes que durante toda la semana previa al partido, junto a más de 6.000 periodistas de todo el mundo y el millón de personas que acuden a las actividades interactivas que han sido programadas. UN PROMEDIO DE 6.500 DÓLARES POR ENTRADA

Mientras que los aficionados que vean el partido en el campo han tenido que pagar un promedio de 6.500 dólares por entrada, un 114 por ciento de incremento con relación al año pasado (3.015 dólares). Al margen del mundo de la reventa, en el que no hay límite si a última hora alguien quiere presenciar el partido y formar parte de los 73.000 espectadores que llenen el University of Phoenix Stadium. Inclusive en el llamado mercado secundario las entradas que tenían al principio un valor original de entre 500 y 1.500 dólares ahora ya no se consiguen por menos de 8.000 dólares. Desde el jueves no quedaban entradas disponibles en las compañías autorizadas para venderlas. Las últimas 20 de las que disponía la firma “StubHub” superaban los 10.000 dólares cada una, sin que además tuviesen asegurado en qué parte exacta del campo iban a estar. Algunas compañías que compraron paquetes de 40 entradas por 200.000 dólares ahora las están ofreciendo por 600.000 dólares. Nada que ver con los 12 dólares de promedio que se pagaron en 1967 cuando se disputó el primer Super Bowl. El mundo de la publicidad vivirá también su gran día el domingo cuando presenten todos los proyectos en los que han trabajado durante el año y que a las compañías que promocionan les costará pagar 4,5 millones de dólares por cada anuncio de 30 segundos, medio millón más que el año pasado. El prohibitivo costo no fue impedimento para que 31 empresas encabezadas por las multinacionales Coca Cola, Microsoft, BMW y Toyota, entre otras, comprasen segmentos de 30, 45 y 50 segundos.

800 MILLONES DE ESPECTADORES

Mientras que la cervecería estadounidense Anheuser-Busch InBev tendrá tres minutos y 30 segundos de publicidad durante el Super Bowl que, con toda seguridad, le compensará porque habrá entre 171 y 184 millones de personas en el país que vean el partido y mas de 800 a través de todo el mundo. Se calcula que las compañías se gastarán 359 millones de dólares en anuncios publicitarios durante el Super Bowl y Anheuser-Busch, desde el 2010 ya ha invertido 152 millones de dólares en publicidad emitida durante la celebración de los partidos de la gran final de la NFL. La cadena de televisión NBC, que será la que trasmita el partido, también confirmó que 18 compañías habían comprado todos los espacios para la trasmisión gratuita del partido y el espectáculo del medio tiempo, que hará a través de internet, cuyos ingresos ha triplicado con relación a los que tuvo en el 2012. De acuerdo a las predicciones hechas por la Federación Nacional de Comerciantes, el gasto durante la celebración del Super Bowl en televisión, mercancía de ropa deportiva, decoraciones y comida, que es la partida más importante, alcanzará los 14.300 millones de dólares. Todo lo anterior sin tener en cuenta el dinero que se mueve en el mundo de las apuestas, tanto legales como ilegales, y que muchos calculan superan los 7.000 millones de dólares. Mientras en el esperado espectáculo artístico del medio tiempo, un mini recital que apenas dura 12 minutos, y se monta en el centro del campo en un tiempo récord, la protagonista será la cantante estadounidense Katy Perry, que ha prometido algo grandioso y súper especial, que además encajará con toda la energía que se da y se vive durante el partido. Además estará también acompañada por su compatriota, el rockero Lenny Kravitz, que entraran a formar parte del ritual artístico por el que han pasado los grandes exponentes de la música nacional e internacional, y ha permitido consolidar al Super Bowl como uno de los eventos más vistos del mundo.

Con Información de Diario Libre

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @hernanporrasm is incorrect.