Recomendaciones ambientales extremas - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Espectador /  El Gobierno acaba de recibir el documento Hacia la paz sostenible, la erradicación de la pobreza y la prosperidad compartida.

En sus consideraciones generales señala que las exportaciones de Colombia se encuentran entre las más dependientes de materias primas en el mundo, pues éstas representan un 70,2% del total de lo exportado, proporción sólo superada por Venezuela y Bolivia, en Latinoamérica. Hace explícito que la abundancia de recursos naturales es una oportunidad y un riesgo, señala ejemplos exitosos como Noruega y otros negativos como Nigeria. Concluye diciendo que, además de las consideraciones de manejo fiscal sobre la forma de gestionar las materias primas y los recursos naturales, deben abordarse importantes consideraciones ambientales. Señala la necesidad de una atención específica al manejo de la contaminación.

En términos macroeconómicos, Colombia es vulnerable a riesgos asociados con su riqueza en recursos naturales. Los países bien dotados de recursos naturales a menudo no desarrollan economías altamente diversificadas y están en riesgo de desarrollar instituciones débiles, un fenómeno conocido como “la maldición de los recursos”. Los riesgos pueden ser superados a través de una gestión prudente de las ganancias derivadas de los recursos naturales, la sustitución de cualquier riqueza natural que se extraiga con otras formas de capital duradero, y un gasto público eficiente impulsado por las ganancias extraordinarias de los recursos naturales (minería e hidrocarburos). Si esto no se hace, la riqueza total disminuirá y el crecimiento no será sostenible.

El documento asegura que para conseguir la sostenibilidad es importante un efectivo ordenamiento territorial, dada nuestra creciente exposición al riesgo por desastres y degradación ambiental en medio de nuestra generosa dotación de bosques, agua y recursos minerales. Destaca como prioridad la necesidad de corregir las ineficiencias en el uso de la tierra, impulsar sistemas silvopastoriles y reducir la deforestación. Enfatiza que para dar sostenibilidad a las políticas propuestas es necesario protegerlas de la inestabilidad económica, la variabilidad del clima y la degradación ambiental. Según el Banco Mundial, el ahorro neto ajustado —una medida de ahorro que se logra después de restar los costos de los recursos naturales extraídos y los costos de la contaminación— en Colombia ha permanecido en torno a cero, por debajo del promedio de la región. Este indicador sugiere que nuestro crecimiento económico no es sostenible.

Según el documento, los retos ambientales requieren una agenda amplia y ambiciosa que se resume en: hacer cumplir las regulaciones ambientales, reforzar los sistemas de datos e información, aumentar las inversiones que fomentan la protección del medio ambiente, mejorar la coordinación institucional, promover el crecimiento verde y cumplir las normas internacionales para la protección del medio ambiente.

P.D. Ramiro Bejarano señala como ambientalistas extremos a quienes decimos cosas parecidas a las que afirma el Banco Mundial. Me pregunto si ahora señalará así a esa institución.

Con Información de El Espectador

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.