¿Quién dijo «seny»? - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Izquierda del Ensanche barcelonés, Urgel, avenida de Roma. Un parque infantil con parterres arborados. También, lazos amarillos con los que menos de media Cataluña pretende ocupar Cataluña.

A las 20.30 horas comparece un grupo con predominio de mayores. No es una reunión de vecinos. Desde el otoño caliente (2017) se encuentran en este lugar cada día. Sean muchos o pocos. Con la tozuda persistencia de quienes disponen de tiempo libre. Al principio, acudieron a la llamada de un Comité de Defensa de la República (CDR); en estos momentos, el grupo -unos 100- se coordina a través de «wasap».

Se pasan media hora. En días señalados, cual rito de santoral laico, exhiben pósteres de los políticos separatistas. O corean el eslogan de rigor: «Llibertat, presos polítics». Ahora solamente lo hacen cuando alguien les llama la atención o increpa desde algún automóvil en el semáforo . Cada uno es portavoz de sí mismo: «Vamos por libre, sabemos que siempre habrá alguien. No le diré mi nombre, no es necesario, estamos aquí para que los presos vuelvan con sus familias». Todos creen en lo mismo: la «república catalana» que aquel lúcido mosso -hoy expedientado- aseguró que no existía. Pero la fe mueve montañas y gentes de edad provecta.

La tercera edad separatista ha confundido el lazo con la legión de honor. En Reus, el colectivo «Avis i àvies per la llibertat» presentó en enero a la Fiscalía de Tarragona un manifiesto: se autoinculpaban del 1-O y pretendían sustituir en la trena a los políticos presos. Los 1.229 firmantes se declaraban responsables del referéndum ilegal: «Porque antes, durante y después del 1-O ayudamos en la preparación, participamos solicitando que se tuviera en cuenta el mandato de la ciudadanía». El mismo colectivo siguió dando la brasa con pancartas, bufandas y lazos amarillos ante el Ayuntamiento. Tras la prohibición de la Junta Electoral de Tarragona, los abuelos recurrieron al Síndic de Greuges. Finalmente, la Junta Electoral Central transigió. El Síndic cuasi vitalicio Rafael Ribó (73 años, excomunista reciclado en nacionalista) elevó el caso al relator de la ONU.

LINK ORIGINAL: ABC de España

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

170584