¿Quién puede comprar a Messi? - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Marca / Las declaraciones de Leo Messi en las que dejaba entrever su descontento y la posibilidad de dejar el club, han encendido la alarma en todo el barcelonismo que ve cómo su gran estrella podría irse . Sin embargo, una cosa es el deseo y otra la realidad. No es fácil la salida del argentino después de la última renovación que le hizo el Barcelona en verano y por la que pasó a cobrar 20 millones netos por temporada.

La operación para llevarse al argentino depende de muchos factores, pero en ningún caso bajaría de los 400 millones. Este sería el precio mínimo para ficharle. Para ello, debería contar con el beneplácito del club que aceptara negociar su salida, algo que no está tan claro porque el presidente que lo venda quedaría marcado en la historia azulgrana.

Un precio que se podría fijar en torno a los 150 millones y a esto habría que añadir la ficha del jugador. Leo cuesta unos 50 millones brutos al año, lo que suponen 250 millones por cinco temporadas. Y esto, dando por sentado que Leo aceptara cambiar de aires sin ganar más dinero en su nuevo destino. Muy pocos clubes pueden llegar a estas cifras. Seguramente, solo el City y el PSG, pero ambos están marcados por el Fair Play Financiero de la FIFA.

Los impuestos A partir de aquí, la cifra del traspaso iría subiendo. Si el Barcelona se cierra en banda y no quiere vender, el futuro club tendría que acogerse a la cláusula de rescisión que está fijada en 250 millones de euros. Si el Barça no cede, esa cantidad se dobla porque es el jugador el que la paga. Y si recibe de su nuevo club esa cantidad de dinero, para Hacienda habría que reservar otra similar. Estamos hablando ya de 500 millones y esto son cifras inalcanzables y fuera de mercado.

La incógnita es la postura que adoptaría el Barcelona. Cerrarse en banda si el jugador realmente quiere marcharse no tiene mucho sentido. Quedarse con un Leo a disgusto sería peligroso. Llegados a este extremo, lo mejor sería avenirse a negociar e intentar un buen negocio.

Sin embargo, aquí entra otro factor que hay que tener muy en cuenta. Es la sanción que la FIFA puso al Barcelona y por la cual no puede fichar en las dos próximas ventanas de mercado. El proceso se encuentra a la espera de que el TAS (Tribunal de Arbitraje del Deporte) se pronuncie. El Barça ha recurrido a él, la vista tendrá lugar el próximo 5 de diciembre, y cree que antes de final de año habrá una resolución definitiva.

Ventanas cerradas Si el TAS se mantiene en la sanción y no puede fichar el próximo verano, es impensable que el Barcelona esté dispuesto a negociar una salida del futbolista porque aunque ingresase mucho dinero, no podría gastarse nada en uno o varios refuerzos. Y todo hace indicar que esto será así por lo que la hipotética salida en 2015 no sería factible.

El Barcelona se sigue manteniendo firme en su postura de no vender. Consideran que es un futbolista clave en este equipo y no se plantean su salida. Y ahora tratarán de evitar que sea el jugador el que dé el primer paso en su intención de irse. La Directiva sabe que hay algunos aspectos que no gustan a Leo y en los que pueden intervenir. Son momentos de mimar a Leo.

Con Información de Marca

Entornointeligente.com

Follow Me

.