«Queremos ver las máquinas aquí» - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

«Esto es como el León y Castillo del distrito cinco», apunta Domingo González, vecino e integrante de la asociación que representa a los residentes en el barrio de El Román, para describir la importante densidad de tráfico que soporta cada día la GC-308, la carretera que une San Lorenzo con Tamaraceite.

«La carretera tiene una intensidad media de 20.000 vehículos», expone Carlos Batista, presidente de la asociación vecinal, que aclara que el dato «nos lo dio el Cabildo en 2014», el mismo año en que esta organización ciudadana inició la demanda de dotar a la GC-308 de una acera que garantizara la seguridad de las personas que por ella transitan.

Y es que Batista recuerda que «hay 60 viviendas a pie de carretera» y que son muchas las personas que hacen uso peatonal de la misma, incluido el transporte escolar. «Las guaguas dejan a los niños en plena carretera con el peligro que eso supone», denuncia.

«Pensamos que el Cabildo no está haciendo bien las cosas», añade Batista. Y asegura que el actual equipo de Obras Públicas de la entidad insular no ha cumplido con el compromiso que adquirió con los vecinos en la última reunión que mantuvieron, el 25 de octubre del pasado año. «Nos dijeron que en diciembre veríamos en los presupuestos del Cabildo la obra de la GC-308 pero no están en los de 2020», lamenta.

Además, se queja de las trabas que se les pone para mantener encuentros en los que se les informe de un proyecto que, aseguran, está redactado pero no cuenta con dotación presupuestaria. «Nos dicen que no nos reciben porque pierden tiempo de trabajo explicándonos los detalles», denuncia.

En cualquier caso, los representantes vecinales tienen claro cuál es su objetivo. «No queremos reuniones, sino que empiecen. Queremos ver las máquinas aquí», reivindica Domingo González.

Asimismo, señalan los portavoces de los residentes que Ángel Víctor Torres, responsable insular de Obras Públicas en la anterior legislatura «nos dijo que el proyecto estaba avanzado», de ahí que no entiendan el retraso en su ejecución. «Luego tienen para el Tívoli y para los incendios», critican.

Los vecinos insisten en que el mal estado que presenta el firme de esta vía es causa de muchos accidentes y Encarna Ojeda tuvo la desgracia de comprobarlo en primera persona el pasado 26 de febrero. «Tuve un accidente por lo mal que está la carretera, y no sé no cómo Dios me dio fuerzas para salir del coche» explica. Apunta que al margen de los daños materiales que le causó este hecho -pues su coche ha quedado inservible-, lo que más le preocupa es la sensación de nerviosismo que se la quedado. Solo tiene la satisfacción de que «al menos en ese momento no pasaba ninguna persona caminando y no le hice daño a nadie».

Reconoce que no tiene ánimos ni para acudir al centro escolar de Tafira en el que trabaja y reconoce que saca fuerzas de donde no las hay. «Hasta la directora del centro me dice que me encuentra muy apagada», dice.

La asociación de vecinos indica que no se atiende su petición de mejora de una vía «que en muchos tramos ni se ve la raya que divide los dos sentidos de la marcha» porque para el Cabildo «no debe ser una obra prioritaria, pero para nosotros sí». Añaden que «lo único que se ha hecho es parchear», algo que repercute negativamente en la circulación, sobre todo de motos.

Así al menos lo certifica Alexis Rodríguez, usuario de este tipo de vehículos. «Ir ahora con la moto es un peligro porque se va para todos los lados», explica.

Otro aspecto que inquieta a los vecinos es que chicos y chicas de la zona se acercan andando a las superficies comerciales de Tamaraceite por esta vía. «Te preocupa que les pase algo», confiesa José Batista al señalar que su nieta es una de ellas.

Por todo ello, los afectados avisan que «vamos a cortar la carretera» si el Cabildo «no pone las máquinas», y aseguran que «en eso nos apoya San Lorenzo».

LINK ORIGINAL: Canarias 7

Entornointeligente.com

@smartreputation

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation