Pumas, Querétaro, es una decisión arbitral... » EntornoInteligente

Pumas, Querétaro, es una decisión arbitral…

pumas_2C_queretaro_2C_es_una_decision_arbitral_.jpg
Entornointeligente.com /

Pero la última palabra la tienen los clubes. Pumas reclamará el arbitraje de Santander, Gallos Blancos debería hacer lo mismo con el de Escobedo, y así —públicamente— ir creando antecedentes de que el arbitraje mexicano es inservible y no se hace nada más que fomentar el amiguismo en la Comisión dirigida por Arturo Brizio.

La semana pasada despidieron a Adalid Maganda, argumentando que no tenía el nivel para estar en el arbitraje profesional. Eso sí, cuando pitó garrafalmente el partido de la Jornada 1 entre Toluca y Querétaro (curiosamente, otra vez Gallos Blancos), Brizio públicamente defendió al árbitro en su video semanal. Desde el despido, han venido varias preguntas que aún nadie contesta: ¿Fue por rencillas pasadas el despido?, ¿negoció Maganda su liquidación, al tener videos comprometedores de miembros de la Comisión?, ¿de verdad existe el “Cártel del Pomo”?, ¿siguen siendo racistas?, ¿fue chantaje de Maganda?

Reportear esta historia ha resultado fascinante. Efectivamente, Brizio lo despidió por incompetencia; todo lo demás son rumores y rumores.

Pero esa incompetencia la han mostrado muchos más árbitros, pero —como son cercanos, incondicionales al presidente— ahí siguen, cobrando jornada a jornada, si no como centrales, hasta como árbitros VAR; el chiste es facturar

Seguramente correcta. Así se ha vuelto Arturo Brizio, como responsable de los árbitros en México: un defensor de sus incondicionales silbantes, aunque sólo en público.

Dos partidos en los que el arbitraje muestra que ya tocó fondo. Claro, siempre habrá los argumentos de defensa, y hasta inventar reglas, como fue en el caso de hace unos meses, cuando el central Óscar Macías marcó legal un penalti de Jonathan Cabecita Rodríguez contra Mazatlán, pese a que el delantero de Cruz Azul tocó dos veces el balón. Según Brizio y su hermano Eduardo, quien se convirtió en vocero de la Comisión de Arbitraje, les mandaron de la FIFA un correo electrónico avalando la decisión del árbitro. Han pasado cinco meses y nadie ha visto el documento que presumieron.

En el América vs Gallos Blancos, el árbitro Adonai Escobedo —sin ir al VAR a corroborar— estuvo seguro de una agresión de Alexis Doldán a Henry Martín. No hubo las suficientes repeticiones de televisión y se cometió una injusticia.

En el Toluca vs Pumas, Juan Pablo Vigón anotó un gol legítimo, pero el árbitro Luis Enrique Santander fue al VAR y decidió marcar —según su criterio— que Emanuel Montejano (en fuera de lugar) intervenía, obstruyendo a Raúl Dedos López, pero ambos estaban a más de cuatro metros de la jugada. Inverosímil y terrible decisión. Pero Brizio saldrá y argumentará la defensa a su silbante. Así han sido y así seguirán siendo, sin un maldito gramo de autocrítica.

Mikel Arriola ha recibido una Liga MX con el peor arbitraje en la historia, servicio proporcionado por la Federación Mexicana de Futbol, pero —si realmente fuera un ente autónomo— habría la posibilidad de buscar otros árbitros. No es así. Es una pantomima que hacen creer al aficionado. Es como hacer trampa en el solitario y festejar, así está el arbitraje mexicano.

Pero la última palabra la tienen los clubes. Pumas reclamará el arbitraje de Santander, Gallos Blancos debería hacer lo mismo con el de Escobedo, y así —públicamente— ir creando antecedentes de que el arbitraje mexicano es inservible y no se hace nada más que fomentar el amiguismo en la Comisión dirigida por Arturo Brizio.

La semana pasada despidieron a Adalid Maganda, argumentando que no tenía el nivel para estar en el arbitraje profesional. Eso sí, cuando pitó garrafalmente el partido de la Jornada 1 entre Toluca y Querétaro (curiosamente, otra vez Gallos Blancos), Brizio públicamente defendió al árbitro en su video semanal. Desde el despido, han venido varias preguntas que aún nadie contesta: ¿Fue por rencillas pasadas el despido?, ¿negoció Maganda su liquidación, al tener videos comprometedores de miembros de la Comisión?, ¿de verdad existe el “Cártel del Pomo”?, ¿siguen siendo racistas?, ¿fue chantaje de Maganda?

Reportear esta historia ha resultado fascinante. Efectivamente, Brizio lo despidió por incompetencia; todo lo demás son rumores y rumores.

Pero esa incompetencia la han mostrado muchos más árbitros, pero —como son cercanos, incondicionales al presidente— ahí siguen, cobrando jornada a jornada, si no como centrales, hasta como árbitros VAR; el chiste es facturar.

Así que la decisión arbitral es… INCOMPETENCIA. Varios deberían seguir en la lista de Adalid Maganda.

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com >
Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation