Programa de implantes cocleares desde hace 30 años en el Hospital Británico

programa_de_implantes_cocleares_desde_hace_30_anos_en_el_hospital_britanico.png
Entornointeligente.com /

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

El Centro de Implantes Cocleares del Hospital Británico se encamina a cumplir 30 años asistiendo pacientes en Uruguay. Desde entonces se impulsó como una técnica revolucionaria que permitió que tanto adultos como niños, recobraran o adquirieran la audición o capacidad de oír gracias a ella.

El programa reúne a un conjunto de profesionales trabajando de manera multidisciplinaria incluyendo médicos -cirujanos y otorrinolaringólogos-, fonoaudiólogos, psicólogos y maestros, que trabajan en las distintas etapas del proceso de readquisición o adquisición del sentido de la audición , según se trate de un adulto o de un niño.

Los implantes cocleares son dispositivos que se aplican a pacientes que padecen hipoacusia ( sordera ) de grado severo o profundo y no tienen otra alternativa de establecer o reestablecer la audición.

Si bien la hipoacusia neurosensorial no tiene cura, los implantes cocleares tienen la capacidad de producir una representación de los sonidos que recibe el paciente, ayudándolo a entender el habla. El cerebro recibe señales eléctricas, a través del dispositivo implantado, que interpreta como sonidos y que habilitan la audición a niveles cercanos a los normales.

El sitial que ostenta el Hospital Británico tiene que ver con su vocación por mantenerse a la vanguardia en materia de tecnología aplicada a la atención médica y por la adopción de las mejores prácticas en todas las áreas de cada especialidad.

El Hospital Británico fue pionero al llevar a cabo el primer implante coclear en el país, a un adulto, en el año 1994, y a un niño, en el año 1999, y también en la detección de la hipoacusia o sordera neonatal, desde muchos años antes de que por ley fuera obligatorio hacerlo.

«El Hospital Británico fue el primer hospital en Uruguay en el que se implantó el tamizaje universal, a cada niño que nace, lo que es sumamente importante para la detección» de la hipoacusia, recordó el doctor Alejo Suárez, referente del Programa de Implantes Cocleares y miembro del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital.

Suárez estimó que hasta el momento, el Programa lleva realizados en el país unos 500 implantes cocleares por lo que el equipo cuenta con mucha experiencia en la materia, lo que asegura resultados que calificó de excelentes.

«Se trata de una cirugía que el Hospital Británico nos permite hacer con la mayor de las seguridades para el paciente y con la mejor tecnología disponible, de forma de optimizar los resultados», valoró el especialista.

Recordó la importancia de que los niños adquieran la audición de forma de «ser capaces de entender y desarrollar lenguaje» y de que los adultos «pueden recuperar la habilidad de entender palabras y lenguaje y manejarse en el mundo sonoro».

En cuanto a la consulta oportuna, Suárez recomendó acudir al otorrinolaringólogo cuando se padece una pérdida rápida de audición, en el caso de los adultos, o frente a la constatación de trastornos en la adquisición y desarrollo del lenguaje, en el caso de los niños.

LINK ORIGINAL: El País

Entornointeligente.com