Primero su esposa, después el mundo - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Expansión / Una de las primeras cosas que hizo John Chen tras convertirse en consejero delegado de BlackBerry el año pasado fue confiscar el Samsung Galaxy de su esposa. “Asistimos a varias fiestas y, cuando mi mujer sacaba su Samsung, todos me miraban de forma un tanto cómica”, explica.

Al principio, su mujer tuvo problemas para manejar el nuevo teléfono, una experiencia que según Chen comparten muchos usuarios de BlackBerry la primera vez. “Inicialmente cuesta, pero una vez que te acostumbras, es bastante potente. Hace que otros dispositivos parezcan juguetes”, señala. “Pero tenemos que asegurarnos de que la curva de aprendizaje no sea muy brusca”.

Este es uno de los muchos retos que afronta Chen, de 59 años. La compañía, que sufría una crisis existencial cuando se incorporó en noviembre de 2013, se sostiene en la actualidad con más firmeza tras realizar fuertes recortes de costes y reducir de forma espectacular el ritmo al que el grupo derrocha el dinero. Las acciones del grupo han subido cerca de un 50% en los 12 últimos meses.

Sin embargo, BlackBerry es una sombra del anterior. En su punto álgido en 2008, uno de cada cinco smartphones vendidos pertenecía a la firma, y poseía un valor de mercado de 55.000 millones de dólares, 10 veces más que en la actualidad. Hoy, su cuota del mercado de smartphones es inferior al 1%.

Chen tiene claro cuál fue el problema. BlackBerry abandonó a sus clientes corporativos y “se alejó para intentar captar al cliente”, una estrategia desastrosa debido a su pobre enfoque en las apps.

Medidas poco populares

Según reconoce, salvar la compañía fue la parte fácil, aunque implicase decisiones poco populares como recortar 4.500 empleos. “Era eso o desaparecer”, asegura. Conseguir que vuelva a crecer será mucho más difícil. “Lo más duro está por llegar”.

Los recortes de puestos de trabajo han dañado la autoestima de la compañía. “No puedo decir que la moral esté alta. No creo que lo esté. Pero sin duda no está tan mal como la gente piensa”, advierte.

Chen tiene experiencia a la hora de cambiar la suerte de las compañías. Tomó las riendas del grupo de software empresarial Sybase en 1997, cuando sus acciones cotizaban en mínimos históricos y la mayoría en la industria pensaba que no sobreviviría. Reconstruyó el grupo con un sólido enfoque en los móviles y las tabletas y se lo vendió a SAP en 2010 por 5.800 millones de dólares, más de seis veces su valor a su llegada.

Sin embargo, el caso de BlackBerry resultará más difícil. Para recuperar a las compañías que han abandonado a la firma, Chen espera aprovechar los puntos fuertes del dispositivo –un buen teclado y una sólida seguridad– y añadir innovaciones. En septiembre, compró Movirtu, una firma británica que fabrica un software que permite utilizar varios números distintos en la misma tarjeta SIM, y adquirió una compañía que encripta las llamadas de voz.

“A la gente le sigue gustando el teclado, y la seguridad es muy importante. Asisto a almuerzos con grandes gestores de fondos y todos respaldan a BlackBerry porque no quieren que se viole la seguridad o se filtren datos. Ahora tenemos que hacer esos dispositivos más satisfactorios para esas personas”.

El diseño cuadrado de la reciente BlackBerry Passport forma parte de esta campaña para volver a despertar la afición por la firma que conquistó en un tiempo a la comunidad empresarial: la pantalla inusualmente grande está pensada para los usuarios de hojas de cálculo.

Optimismo

Chen se muestra optimista con respecto a su capacidad para devolver la gloria a BlackBerry. “No tengo una bolsa de cristal pero no tiene ningún sentido decir que no vamos a volver a dominar. Hay que ser realistas, pero no es imposible”. El ejecutivo hace referencia a la sorprendente recuperación de Apple tras el regreso de Steve Jobs a la compañía en 1997. “Apple reina hoy, pero no cabe duda de que cuando empezaron, BlackBerry era la fuerza dominante. Hubo un cambio de guardia en la industria”.

Aunque BlackBerry no tiene por qué volver a ser necesariamente un líder en dispositivos, Chen enumera una lista de áreas en las que podría dominar, como el “coche conectado” y el “Internet de las cosas”, que hace referencia a la campaña por conectarlo todo a la red, desde el cepillo de dientes a la tostadora.

“Espero que en la actualidad haya pocas dudas sobre nuestra supervivencia. Me pregunta si podríamos volver a ser grandes. Y yo le digo que estoy buscando algo realmente grande”.

Con Información de Expansión

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.