¿Por qué los Nule no tendrán que reparar económicamente a Bogotá? - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

En enero de 2015, Miguel, Guido y Manuel Nule fueron condenados por el carrusel de la contratación en Bogotá. La constructora que ellos dirigían pagó sobornos para quedarse con varios contratos de proyectos importantes de la ciudad, entre ellos la construcción de la tercera fase de TransMilenio por la calle 26 que, como es sabido, su entrega fue postergada por varios años. Los delitos que se les imputaron en su momento fueron concierto para delinquir, fraude procesal, falsedad en documento privado y cohecho. 

Después de que se conoció el escándalo, el Distrito se declaró como víctima y solicitó una reparación económica de 237.943 millones de pesos por los daños causados a la ciudad, que incluyen, entre otros, demoras hasta de tres años en la construcción de la fase tres de TransMilenio. Los retrasos, según el Distrito, afectan a toda la comunidad porque se estaban haciendo, precisamente, para facilitar la movilidad de los ciudadanos. También se vio afectada la percepción de los bogotanos frente a entidades distritales como lo es el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU). 

Puede leer: Histórica condena contra Samuel Moreno: 39 años por corrupción

Sin embargo, esta semana el juez 36 penal del circuito de Bogotá decidió que los Nule no serán condenados al pago de perjucios materiales. El argumento principal es que el Distrito no presentó de manera adecuada el nexo entre los delitos por los que fueron condenados los Nule y los perjuicios que sufrió la ciudad por no ejecutarse de forma eficiente.

El Distrito “se basó en lo que se pretendía con TransMilenio y no en lo que realmente sucedió (…) A unque se demostró la responsabilidad penal de los procesados y un daño cuantificado por un perito, la representación de la víctima omitió demostrar la relación de causalidad entre los delitos por los cuales se emitió la condena y los daños ocasionados, siendo este un elemento fundamental para la reparación”, se lee en el fallo del juez.

Agregaron que si bien es obvio que el retraso en una obra genera mayores costos, el Distrito no prueba en ese sentido qué generó tal retraso, por qué fue necesaria la cesión de algunos proyectos ni por qué se hicieron efectivas las pólizas que aseguraban el buen manejo del anticipo. 

Le recomendamos:  Las deudas de los protagonistas del carrusel

Otra de las razones de la decisión tiene que ver con que las estimaciones sobre el valor de los perjuicios son hechas en bases teóricas de supuestos y no de hehos reales. Es decir que se hicieron con base en los estudios para realizar la obra y no en los costos definitivos.

Para el Distrito sí hay relación entre los hechos delictivos y los daños causados a la ciudad, pues para poderse quedar con los contratos, el grupo Nule cometió delitos y por consiguiente no eran los más idóneos para la ejecución de las obras, argumentos por los que la Alcaldía apeló la decisión  que deberá ser revisada por el Tribunal Superior de Bogotá y  dentro de 5 días hábiles se sustentará. 

Además, la Corporación para la Excelencia en la Justicia (CEJ) rechazó la exoneración a los Nule y por eso solicitará que se revoque el beneficio de casa por cárcel que cobija a Manuel y Miguel Nule: “La CEJ respalda al IDU en el sentido en que la decisión deberá revocarse y, adicionalmente, considera que el tratamiento dado al caso de Alberto Santofimio deberá aplicársele a los Nule, quienes tampoco han pagado la indemnización correspondiente a 366.000 millones (por los delitos que les imputaron y que sí tenían que pagar)”, manifestó la CEJ a través de un comunicado.

Y es que Santofimio volverá a la cárcel por no pagar las indemnizaciones que tiene pendientes desde que fue condenado por el asesinato de el excandidato presidencial Luis Carlos Galán y la justicia le ordenó pagar una multa de 1.725 millones de indemnización. 

Desde el 23 de mayo de 2016 Miguel Nule  obtuvo el  beneficio de casa por cárcel otorgado por  el juez segundo de ejecución de penas de Sincelejo, Sucre . La decisión estuvo basada en un informe de Medicina Legal que aseguraba que el empresario sufría de depresión, hipertensión arterial y obesidad.  

Manuel Nule, quien paga una condena de 21 años en la cárcel El Bosque de Barranquilla, pudo celebrar la navidad con su familia del 23 al 26 de diciembre de 2018 gracias a un permiso que le concedió el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas de Barranquilla. Este mismo tribunal también le dio libertad condicional en diciembre pasado a su primo Guido Nule y a su exsocio, Mauricio Galofre.

Recomendamos: Investigarán decisión que permitió que Guido Nule pasara Año Nuevo en libertad

LINK ORIGINAL: Semana

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

152717