Por qué cualquier solución externa o interna que saque a Maduro del poder será apoyada por el pueblo - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Pedro Benítez (ALnavío).- Independientemente de las disputas, divisiones y fracasos de la oposición, de la impotencia de la comunidad internacional para promover una transición en Venezuela o de la imaginaria narrativa que el chavismo pretende imponer, el factor real y fondo del cuadro político del país es el extendido hastío y repudio (fácilmente constatable) por parte de la población hacia Nicolás Maduro y su régimen. ¿Puede eso provocar por sí mismo un cambio político? Por supuesto que no. Pero ese mar de fondo es una invitación. Son las condiciones objetivas. Porque cualquier intervención externa o solución interna que desaloje a Maduro del poder será recibida con un enorme respaldo popular. Maduro se acostumbró a desafiar al pueblo y eso le puede salir caro / Foto: PSUV Nicolás Maduro se ha acostumbrado a provocar continuamente a la población venezolana de todas las maneras posibles. A desafiar su paciencia y capacidad de resignación. Desde fijar los precios de los principales productos alimenticios en dólares a decretar escuálidos incrementos salariales en bolívares. De no dar respuesta práctica o explicación alguna a las calamitosas fallas en el suministro de agua potable y del servicio eléctrico, a permitir que los funcionarios de la Guardia Nacional (GNB) cobren en dólares para privilegiar la distribución de la escaza gasolina.

Se siente seguro ante una población desarmada que no tiene como sacarlo del poder. Pero esa misma población sí va a respaldar con alivio a quien lo haga. No importa quién sea.

Venezuela no es la Cuba de octubre 1962. En aquellos días, pese a los problemas domésticos que se comenzaban a acumular, a los fusilamientos sumarios en el cuartel de La Cabaña y a los evidentes signos de instauración de una nueva dictadura, Fidel Castro tenía entusiasmado y enamorado a la mayoría del pueblo cubano, no digamos ya a buena parte del mundo. Unos meses antes, ante una gigantesca concentración en La Habana, pronunció la frase que enterró cualquier posibilidad de una democracia en la isla: “¿elecciones para qué?”. Delirante de entusiasmo la multitud respondió con vítores y aplausos.

Lea esta nota completa en ALnavío

LINK ORIGINAL: KonZapata

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation