Polarización laboral: el verdadero peligro - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El problema de fondo no lo fue en su momento el nuevo aeropuerto. Tampoco lo es actualmente el huachicoleo. El problema de fondo es uno mucho más silencioso que tiende a pasar desapercibido. Sin darnos cuenta, nos estamos dividiendo como mexicanos, probablemente más que nunca.

La simbología de López Obrador polarizó no sólo la política, sino al país en sus raíces. Actualmente no hay un punto medio, o eres “chairo” o eres “fifí”. Hoy la posición política tiende a marcar el lugar que cada uno mantenemos en la sociedad. Estas distinciones políticas han creado resentimiento y polarización no sólo entre clases sociales, sino que han distorsionado el pilar de cualquier sociedad: la libertad de expresión. Lejos de un espacio de diálogo constructivo, la política es un campo de batalla en el que la tolerancia no tiene cabida.

La pluralidad ideológica es un aspecto fundamental para el correcto funcionamiento de una democracia se debe enaltecer en todo momento. Lo que no se puede ni debe enaltecer es el odio entre una ideología y otra. Más allá de unirnos, nos estamos distanciando de la meta: alcanzar prosperidad como sociedad en todos los aspectos.

El cambio debe comenzar por el discurso del Presidente. No más exclusiones para ningún grupo, ni siquiera a “la mafia del poder”. Habrá que crear puentes entre las ideologías en conflicto para que prevalezca la armonía

Tendemos a caer en trampas de primera plana, conforme la nueva administración va tomando decisiones. Somos testigos de cómo el tema político de moda cambia rápidamente. Hoy es la gasolina, mañana quién sabe qué será. El país se enfoca en un tema específico, perdiendo de vista el panorama. Esto equivaldría a estudiar un coche, pero en vez de enfocarnos en ver el funcionamiento del coche en su totalidad estamos estancados analizando por qué no sirve un parabrisas. No perdamos de vista el funcionamiento de la totalidad de nuestro país por centrarnos en un tema.

Se necesita un movimiento de unión que nos recuerde lo que en realidad importa. Recordemos nuestras raíces, nuestra historia, cada aspecto de nuestra cultura y nuestro propósito: caminar hacia un mejor futuro de la manera más sólida posible. Hace casi un siglo, este movimiento de unión y de fortalecimiento de identidad fue el muralismo, con las aportaciones de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, entre otros.

Hoy, el cambio debe comenzar por el discurso del Presidente. No más exclusiones para ningún grupo, ni siquiera a “la mafia del poder”. Habrá que crear puentes entre las ideologías en conflicto para que prevalezca la armonía. Los extremos son peligrosos, no caigamos al juego de la polarización. El antídoto contra esta polarización es el fortalecimiento de nuestra identidad mexicana moderna, misma que puede ser enaltecida por cada uno, a nivel individual principalmente a través de redes sociales.

Antes que cualquier adjetivo político, somos mexicanos. Si nuestro fin como país es la prosperidad, no perdamos de vista que la inclusión es el primer paso para el progreso.

Temas Sociedad Temas para reflexionar Andrés Manuel López Obrador huachicoleo Política Debates políticos Lee También La sociedad igualitaria Ordena López Obrador ayudar a la gente tras explosión en ducto Vamos por la autosuficiencia, sostiene López Obrador en Zacatecas Trasladan a Andrés Granier a arraigo domiciliario Comentarios
LINK ORIGINAL: El Informador

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

168748