Pintado y la autocrítica interna del FA: «más frenteamplismo y menos chacras» - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

El exministro de Trasporte y Obras Públicas, Enrique Pintado fue crítico con el accionar de la fuerza política, señalando a LA REPÚBLICA que «pusimos mucho más énfasis en los sectores que en el FA», lo cual quedó en evidencia por el crecimiento de octubre a noviembre donde «triunfó el frenteamplismo: más FA y menos chacras».

A su vez, dijo que para la Intendencia de Montevideo hay que lograr una síntesis clara, volviendo a las bases, para definir un candidato que no debería utilizar la comuna como «trampolín», y asegurar su continuidad al mando.

Pintado aseguró que todavía no tienen ninguna definición, respecto a la candidatura a la Intendencia de Montevideo. El sector seregnista se encuentra escuchando, en este proceso de balance que hacen los sectores, pero a su entender «antes de definir nombres hay que entender cuáles son las causas que van a movilizar a los montevideanos de cara a mayo».

A su criterio, posteriormente hay que encontrar un candidato que «sea la síntesis de volver a apostar al frenteamplismo».

Elegir o candidatear «compañeros» sería «seguir cometiendo un error. Tenemos que tener la inteligencia colectiva y la generosidad necesaria más allá de los sectores que integramos, de construir una alternativa a los montevideanos y no tanto a los sectores».

En esa línea el exlegislador comentó que hay que «sentarse a conversar», no imponer, «buscar equilibrio sin atarle las manos a ningún sector», pensando en los «motevideanos», y con una idea clara de qué Montevideo tenemos. «Solo una cosa, creo que deberíamos auto-limitarnos y lo plantearía como una condición: el compañero o la compañera que se presente como candidato a las próximas elecciones debería concentrase en por lo menos cumplir todo el mandato», expresó, situación que no cumplió Daniel Martínez, habiendo renunciado a la comuna para candidatearse a la Presidencia.

«Creo que no está bueno que los montevideanos perciban que la jefatura del departamento sea utilizada como trampolín, eso no le gusta a ninguna población. Puede ocurrir una vez en la vida, o dos veces, pero no puede ser una conducta constante, regular o permanente», subrayó.

A la hora de hacer balances sobre los motivos por los cuales el FA perdió el gobierno, dijo ser responsable como todos los que integran el gobierno y la fuerza política, señalando que se priorizaron los sectores.

¿Están en proceso de balance y autocrítica?

Prefiero hablar de una evaluación crítica que debería analizar aciertos y errores del gobierno, del FA, de la campaña, de la fórmula, de los grupos, y en función de eso empezar a analizar con la inmediatez que tiene los eventos electorales que viviremos. Con urgencia deberíamos reafirmar de cara a mayo y no volver a errar en lo que se haya fallado.

¿Se institucionalizó el FA, alejándose de las bases y del día a día con la gente?

Acá lo que hay que analizar es cómo se contacta a la sociedad, cómo se forma opinión, y cómo tomamos el contacto. Más allá que muchos hemos estado entre la gente, como colectivo no hemos tenido el contacto con la gente necesario. Y no para llevarle la predica bíblica.

Hay compañeros que dicen que el gobierno no comunicó muy bien, puede ser parte, pero la gente tenía claro que estaba mejor. El pueblo era consciente de los avances. Si creemos que esa es la base del resultado, estaríamos cometiendo un error. El desarrollo de nuevas herramientas de mano a mano con la gente tiene que ver con escuchar las demandas de la gente, estar atentos a lo que nos planteaban y ahí hubo un error.

Pero el FA no pudo cambiar los temas de la agenda de los últimos 5 años.

Creo que tiene mucho que ver también, siendo parte del problema. Tengo una impresión que entre octubre y noviembre triunfó el frenteamplismo, y lo que hemos hecho en estos cinco años pusimos mucho más énfasis en los sectores que en el Frente Amplio, por distintas razones. Me parece que tenemos que aprender la lección que nos dio la gente que se movilizó por el FA no por ningún sector. Primero la chacra.

Hay que volver al origen, con fraternidad. Podemos llegar a síntesis volviendo a las fuentes.

Hay que reflejar mejor los cambios en la sociedad y organizarse mejor para tener contacto con la sociedad de hoy, no con las del 71 o del 83. ¿Estamos construyendo bien la unidad en la diversidad o hay que ser más generosos? Más FA y menos chacras.

¿Eso quiere decir que hay que cambiar las estructuras? Se vienen elecciones en el FA, por ejemplo.

Sí, pero yo estuve convencido toda la vida que la legitimidad de una fuerza política debe estar en la ciudadanía. Para algo hacemos las elecciones internas, esa tiene que ser la mayor fuente de legitimidad, pero no soy tan negado para desconocer que hay una legitimidad militante.

Creo que debe haber un cambio en el que se combine la representatividad que viene de la ciudadanía en ese acto que es participar de una elección interna como al de junio y la militante, más los colectivos que arriman y participan por estas causas. Me parece que ese debate lo debemos dar después de mayo. Nos enamoramos de las estructuras o son una herramienta para que el pueblo siga enamorado de nuestras ideas.

Politólogos en los años 50, decían que las organizaciones son proclives a transformarme un fin en sí mismo, pero las organizaciones no son para ellas mismas, son un medio para cumplir un determinado fin. Tengo la impresión la impresión que debemos construir un nuevo contrato político en el sentido, el objetivo por el que nacimos ya fue cumplido. La nueva esperanza que prometíamos llegó, ahora es hora de replantearse las nuevas esperanzas para la sociedad.

Nadie vota por una evaluación de lo que fue. Ahí no fuimos lo suficientemente convincente con la ciudadanía para que nos apoyara. La organización es hija de las ideas.

¿Cómo funcionaron los sectores, Martínez y Miranda?

Ahí la relación es dialéctica, no es un factor que influye sobre el otro. Hay una relación de a dos. En ese sentido, predominan ciertas acciones, errores y aciertos de un lado y del otro pero bueno, tuvieron el resultado que tuvieron que fue una derrota electoral con victoria política.

Hay una reafirmación de que la marca FA está ratificada por la gente. Después en el detalle puede que se hayan cometido errores. Si esto se trasforma en que la culpa la tuvo uno u otro, si la culpa la tuvieron los grandes líderes, la formula Martínez Villar, me parece que además de injusto es un gran error.

El militante apareció tras los resultados de octubre y logró sumar una cantidad importante de votos. ¿Eso quiere decir que falló la dirigencia?

Una de las cuestiones nuevas que hay que leer en esto es por qué se moviliza la gente. La gente moviliza por causas muy concretas me da la impresión. En el último periodo la gente participa de las marchas por igualdad de género, o los términos relativos a la violencia, hay una gran movilización cada 20 de mayo, la agenda de derechos en su momentos.

Sin embargo son todas movilizaciones que no tienen que ver con la política partidaria sectorial. Hay una distancia cada vez mayor entre la gente y la política que influye. El resurgir de la militancia orgánica y no orgánica, se da un escenario que donde lo que se pretendía defender era una orientación que ratificaba el apoyo a los cambios.

Percibo dos remontadas, una que es la que va desde las encuestas que marcaban un 32% para octubre, y la otra de la movilización de los comunes. Son análisis para hacer con mucha calma, sin fraternidad, sin pasarnos facturas, no hay que buscar culpables, sino entender que cosas sucedieron. Lo único claro es que nadie se puede atribuir de la remontada militante. La protagonista fue la gente.

LINK ORIGINAL: La Republica

Entornointeligente.com

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins New Single

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation