Partidos políticos son el reflejo de la sociedad

Entornointeligente.com /

Las últimas denuncias de compra de votos, ofrecimientos de puestos de trabajos, becas y otros beneficios en contienda del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD) revivió el debate sobre ¿por qué lo colectivos políticos actúan de esa forma?, y desde luego que las repuestas pueden ser diferentes, pero todo indica que los partidos son el reflejo de la sociedad.

Versión impresa El tema de ofrecimientos, movilización de dinero, no es algo nuevo en la política partidista panameña, ya que a través de la historia ese ha sido un tema vigente.

Incluso en el tiempo de la dictadura militar los recursos del Estado se utilizaban abiertamente porque no había temor a ninguna investigación, y por ende a una sanción o penalización.

Pero esta práctica nociva no solo es propia de los partidos que están en el Gobierno, sino que también surgen en colectivos que están en oposición.

Si bien el o los partidos políticos que están a cargo de la administración del Estado tienen más opciones de manejar gran cantidad de fondos, este actuar ha sido denunciado en colectivos opositores.

En medio de esta práctica nociva tanto para la imagen de los partidos políticos como del país, hay quienes consideran que está situación solo refleja que tan mal estamos como sociedad.

En ese sentido el analista político, Danilo Toro, señala que las acciones censurables no solo se dan cuando están en el Gobierno, hay acciones censurables cuando están fuera de la administración pública y en todas partes.’

8 partidos políticos legalmente constituidos, según datos del Tribunal Electoral.

2 colectivos en formación, pero tienen hasta diciembre de 2022 para inscribirse.

El especialista cuestionó que estas denuncias de ofrecimientos se hagan sin tan siquiera presentar una prueba, y lo peor que tampoco se proceda a presentar una denuncia ante los organismos correspondientes para que se realice una investigación.

«La trampa no es un fenómeno gubernamental, la trampa es un fenómeno social, si existe en el Gobierno es porque la sociedad lo tolera, y si existe en el sector privado es porque la sociedad lo tolera. Para que no exista la sociedad debe ser intolerante a la trampa», dice de forma tajante Danilo Toro.

Plantea que todo esto tiene que ver con la calidad de sociedad que tenemos, los partidos forman parte de la sociedad, la trampa está dentro de la misma sociedad.

Resalta que ese tipo de prácticas están en el Gobierno, oposición, empresas, clubes cívicos, organizaciones religiosas, en fin en casi todos los sectores y ello se refleja en los partidos políticos.

Considera que la única salida es la educación en dos etapas: dentro del hogar y en la enseñanza pública. A la vez cree que cuando la ciudadanía vea que hay severidad en la aplicación de la justicia empezará a entender.

Al respecto el especialista en Ciencias Políticas, Richard Morales, manifiesta que una de las principales medidas debe ser que el uso de los fondos públicos para fines políticos partidistas y proselitistas debe ser castigado penalmente con toda severidad y sin ningún tipo de impunidad.

«En el momento que aquellos funcionarios que utilizan fondos públicos sean castigados va a empezar a ver un cambio», señala Morales.

Por otro lado, expresa que tiene que darse una mayor fiscalización y transparencia en el uso de los fondos públicos para que el manejo que se le está dando sea sometido a un mayor escrutinio y control por parte de la ciudadanía.

«Debe haber castigos severos para la malversación de los fondos públicos y su uso político partidista, pero a la vez deben haber altos niveles de rendición de cuentas, fiscalización y transparencia para darle todas las herramientas a la ciudadanía de cómo se están usando los recursos públicos», destaca.

El politólogo indica que no solo se debe separar del cargo a aquel funcionario que tienen una aspiración política, sino que se debe asegurar que dentro de la institución no deja a alguien que le haga el trabajo de utilizar funcionarios y fondos del Estado para proselitismo político.

El sociólogo Gilberto Toro, es tajante y dice: «Gran parte del pueblo se siente identificado con aquellos que han sido elegidos, es decir que aquí hay hasta un doble discurso o una contradicción enorme de que si yo elijo a un corrupto es porque yo soy corrupto, al menos que no reconozca que soy corrupto, esa es una situación bastante compleja».

Recuerda que lo que menos se practica en los partidos políticos es fomentar, desarrollar, capacitar, instruir acerca de su doctrina, de sus principios, de sus valores, de su legado.

«Aquí ahora lo que ha pasado a ser es que un partido político se convierte en una plataforma o un trampolín para garantizarme por lo menos 5 años estar en la papa, desde el salario mínimo hasta el más alto, pero lo que menos ahorita mismo vemos es que promueven es atraer a una población principalmente jóvenes basados en sus doctrinas, en su legado, o en su historia, sino más bien que ofrece y por eso una de las frases populares que se está manejando en este ambiente de los partidos políticos es que hay para mi, y ese que hay para mi va desde el ciudadano más humilde hasta el más poderoso», considera el sociólogo.

En Panamá 1,628,881 ciudadanos están inscritos en partidos políticos.

Legalmente constituidos hay ocho colectivos políticos, y uno en espera de su convención para recibir el reconocimiento. También hay dos partidos en formación.

MÁS INFORMACIÓN

LINK ORIGINAL: Tu Noticia Express

Entornointeligente.com