Pamela Chávez y su frustrado ingreso al directorio de Codelco: «Responde a una mirada bien obtusa»

Entornointeligente.com /

Un vuelco inesperado sufrió la incorporación de Pamela Chávez al directorio de Codelco. Si bien el 30 de marzo el Presidente de la República la nombró -junto a Josefina Montenegro- como nuevas integrantes de la instancia y el 11 de mayo fueron ratificadas de cara a su primera reunión de directorio el 26 de mayo, diversas fuentes confirmaron ayer que la ingeniera acuícola y doctora en Fisiología Celular en Metales no podrá asumir como directora de la estatal, debido a que la duración de su carrera no cumple con el requisito establecido.

¿Por qué? Según el decreto de la ley 1.350, el cual creó Codelco, estableció que uno de los requisitos para ser director de la cuprífera es que la persona debe «estar en posesión de un título profesional de una carrera de, a lo menos, diez semestres de duración, otorgado por una universidad o instituto profesional del Estado o reconocido por éste, o de un título de nivel equivalente otorgado por una universidad extranjera».

«Si todo el directorio está consciente que es un aporte, entonces debió haberse entendido el espíritu y considerado la especialización».

Pamela Chávez, CEO de Domolif.

Según confirmó más tarde el Ministerio de Minería, en revisión de los antecedentes, se detectó que la carrera de ingeniería en acuicultura de la U. de Antofagasta, en el momento en que ella la cursó, contaba con una duración de ocho semestres. Por lo tanto, agregaron, «retiraremos su postulación, pues la ley exige que la formación profesional de pregrado conste de una carrera de 10 semestres».

«Lamentamos no contar con la experiencia de la doctora Chávez en la mesa directiva de Codelco, dado que implicaba un aporte desde su mirada de mujer vinculada a la ciencia, el emprendimiento y la innovación», dijeron.

El ministerio está evaluando nuevas opciones para cubrir la vacante en el directorio -recalcaron- «en el más breve plazo».

Fuentes comentan que todo estaba bien hasta que abogados de la Contraloría encontraron ese problema que resultaría insalvable, siendo «un balde de agua fría» para todos, por lo que se comunicó este martes a la Chávez a pesar que en los últimos días había participado en inducciones y entrenamientos sobre la estatal.

La situación es a lo menos insólita considerando el currículum de Chávez. La ingeniera de la U. de Antofagasta es máster en Microbiología acuática, doctora en Microbiología Molecular y Biotecnología de la Universidad de Kyoto, Japón, y post doctora de la Universidad de Hawaii at Manoa. Posee una destacada trayectoria en el ámbito de la ciencia, el emprendimiento y la innovación tecnológica. Fundó en Antofagasta las startups Aguamarina, centrada en la minería, y Domolif, dedicada al desarrollo de nanopartículas con bacterias. En 2011, fue destacada por Woman in Mining como una de las 100 mujeres inspiradoras de la minería en la categoría innovación.

«Debió considerarse la especialización»

Consultada por DF, Chávez reconoció que fue sorprendente, pero que sabe que se hizo todo lo posible. En ese sentido, destacó el apoyo de la ministra, del presidente del directorio de Codelco y el directorio. «No tengo nada que decir respecto a los apoyos», dice.

En su reflexión, indica que «lo encuentro un poquito discriminatorio porque mi carrera es la carrera que había en Antofagasta en los años 80, la mayoría de ocho semestres y seguí mi carrera por mi pasión».

La científica explica que su carrera era de ocho semestres, más un seminario de título por seis meses que se convirtieron en dos publicaciones científicas y una práctica profesional. «Entonces, hice un paso muy rápido por la universidad, pero tiene que ver con el esfuerzo», señala.

Chávez apuntó a la «injusticia de también hacerse cargo del nivel de educación que el país ofertó» y mostró su orgullo porque es la carrera que construyó toda la industria de la salmonicultura en Chile. A su juicio, al final, «es el magíster y el doctorado y el posdoctorado lo que te va dando la especialización y por otro lado la innovación. No sacas una ingeniería en innovación».

«Esas miradas son importantes, pero no se estudian en una carrera universitaria. Eso te lo da justamente toda la carrera que uno desarrolla en este camino de ciencia y tecnología y empresa. Entonces, es una mirada bien obtusa la verdad la de este decreto. Por alguna razón está ahí, pero no creo que sea el espíritu. Al final, no le puede jugar en contra a Codelco», recalcó.

Remarcó que siempre con todo decreto y toda ley, hay que ver los espíritus de la norma. «No creo que todo debiera ser tan intransigente. En este caso, si todo el directorio está consciente que es un aporte, entonces debió haberse entendido el espíritu y considerado la especialización. Es un error además que desincentiva a mujeres como yo que nos atrevemos a dar nuestro aporte y participar», dijo.

En ese sentido, reflexionó que «la Contraloría debió haber tenido a lo mejor una interpretación o entender el espíritu del decreto consultado con el verdadero aporte que se necesite». «No se trata de ir a llenar un espacio el directorio de Codelco. Es contar con un profesional que realmente pueda meter estos temas. No puede depender de solamente si tiene o no tiene los 10 semestres», advirtió.

Asimismo, destacó que su incorporación era un hito en cuanto a que era la primera vez que un científico llegaba al directorio. Por esto, dice que un científico no puede ser tratado meramente desde su formación de pregrado: «En ciencia lo que importa es el posgrado y los papers y todo, no el pregrado, entonces, es una mirada bien obsoleta y no desde la ciencia. Creo que hay otros criterios que deberían haber primado».

Y recalcó: «La ministra, Máximo Pacheco y toda la gente de Codelco se portó un siete conmigo. Fui super bien recibida. No es un tema con ellos, sé que ellos valoran mi participación. Estoy súper agradecida de ellos».

LINK ORIGINAL: Diario Financiero

Entornointeligente.com