Padres de niños autistas sufren para mantener dieta de sus hijos - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Universal / Ysbelia Torres tuvo que visitar veinte colegios hasta conseguir uno donde aceptasen a su hija de 12 años, que pasó para quinto grado y que tiene autismo leve. En el último año el viacrucis se ha extendido a otras áreas vitales: las medicinas y la alimentación de su hija.

“Yo compraba la leche de arroz en una red de farmacias pero desde hace un año que no la traen. Es una odisea conseguir los alimentos y lo poco que se encuentra es muy caro”.

La leche de arroz de larga duración puede costar entre 350 y 380 Bs y medio kilo de pasta sin gluten Bs 280. El xilitol (un tipo de azúcar) cuesta Bs 800 el medio kilo.

La lista incluye vitaminas importadas cuyos precios oscilan entre 2.800 y 6 mil Bs. “Los niños con síndromes dentro del espectro autista pueden consumir alrededor de 40 vitaminas. La B12, B6 y los probióticos son los más costosos”, explica Torres y agrega que han hecho solicitudes al Gobierno Nacional pues la falta de estos productos especializados retrocede los avances de los niños.

María Russo, encargada de la Sociedad Venezolana de Niños y Adultos Autistas (Sovenia), coincide con Torres. “Es vital para ellos consumir suplementos nutricionales como vitamina B6, calcio, magnesio, ácidos grasos, omega 3, probióticos, para que el organismo responda y no se vea afectado el sistema nervioso, inmunológico y los músculos. En Sovenia recomendamos la dieta sin gluten ni caseína, además de alternar el menú, lo que cada vez es más difícil por la escasa oferta y los altos costos”, explicó Russo.

Cuando está a punto de quedarse sin harina de maíz, María Hernández entra en crisis pues su hijo con trastorno autista -y por lo tanto, celíaco- no puede consumir pan de ningún tipo. “Cuando la consigo la reservo solo para él para así rendirla”.

Yelitza Parra, madre de una niña autista de 6 años, ha visto como medicamentos que hace dos años compraba en 300 ahora cuestan Bs 1.900.

“Al parecer están siendo adquiridos con dólares de Sicad II lo que aumenta su precio notablemente. Cada vez se hace más difícil cumplir con los tratamientos de los niños y esto incide en sus conductas”.

Precisa que cuando falla el tratamiento se presentan conductas irruptivas, llanto, problemas para conciliar el sueño e hiperactividad. “Mantenerlos estables requiere mucha constancia y disciplina, empezar de cero sería triste. En cuanto a la alimentación yo trato de buscar alternativas. Le hago leche de coco, le doy muchas frutas y verduras”, señala.

[email protected]

Con Información de El Universal

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.