OVV: En 2021 se reportaron 340 casos de presuntos suicidios en el país

Entornointeligente.com /

Según los datos del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), en 2021 se registraron 340 casos de presuntos suicidios en el país, lo que representa un aumento del 11% con respecto al año anterior (306).

Por su parte, Cecodap indicó que, a través del Servicio de Atención Psicológica Crecer sin Violencia, detectó 589 casos de alteraciones del estado de ánimo, de los cuales 156 correspondieron a ideación suicida (pensamientos de muerte, gestos suicidas, etc.).

En este sentido, precisó que dicha cifra superó los datos del 2020 en un 112,32%, puesto que el registro se ubicó para entonces en 72 casos.

La ONG también reveló que el 65% de estos casos corresponden a niños, niñas y adolescentes (de cinco a 17 años), mientras que el 35% involucró a personas adultas.

«El aumento del suicidio en jóvenes, incluyendo niños y adolescentes, tiene una incidencia importante en este momento, sobre todo si lo comparamos con años previos (…) Esto nos permite decir que a pesar de que hay un conjunto de factores desencadenantes que pueden tener un origen individual, lo cierto es que la emergencia que vive el país tiene una incidencia importante en cuanto al suicidio de jóvenes», comentó el coordinador adjunto de Cecodap, Abel Sarabia.

Asimismo, el representante detalló que el panorama en la región no es muy diferente, puesto que, según los últimos registros de Unicef, el suicidio constituye la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 10 a 19 años en Argentina.

En Costa Rica se documentaron 3 mil 188 intentos de suicidio, los cuales estuvieron vinculados en su mayoría con jóvenes de entre 15 y 19 años. Entre otros países con registros similares, figuran Colombia, México y España.

«No pudiéramos nosotros decir que cuando la gente es atendida nunca se va a suicidar (…) Hay personas que aún recibiendo la atención pueden cometer un suicidios, pero, por ejemplo, en nuestro récord lo que hemos observado es que cuando las personas son atendidas, la incidencia se reduce de manera muy significativa», expresó Sarabia en relación a la importancia de la atención psicológica.

En cuanto a las causas de esta situación, el especialista puntualizó que el país no cuenta con la infraestructura ni las políticas públicas necesaria para sortear la problemática.

«El problema no solo es individual, sino de contexto, un problema social, que además se ve agudizado porque no hay infraestructura para dar respuesta al tema de las alteraciones del estado de ánimo (…) Si hubiera un Estado con la capacidad de acompañar y brindar el soporte necesario a la población, el tema del suicidio se vería aún más reducido», afirmó.

Además, alertó que no existe un «sistema de salud que aborde la problemática de salud mental». Explicó también que para establecer una política pública eficaz se necesitan tres componentes: presupuesto, recursos técnicos y humanos, y voluntad política.

«Hay que hacer un proceso preventivo que implica campaña de sensibilización, formación y mejoras en las condiciones estructurales del país (…) Hay un abordaje que tiene que ver con atención regular y esto implica toda la dotación de servicios, la reforma de los espacios y la capacidad que esté instalada para tratar de abordar efectivamente los casos que aparezcan», añadió.

En este mismo sentido, Sarabia denunció que el suicidio es un tema que no suele abordarse por los medios de comunicación y cuando se hace, «está mal enfocado».

«El gran problema es que no se habla del tema, se invisibiliza y por eso no se aborda», cuestionó.

Finalmente, en relación a las señales de alerta y prevención, el experto exhortó a estar atentos a los cambios bruscos de humor y los cambios de rutina que involucren modificaciones de hábitos.

«Una persona deprimida no necesariamente va a estar bajo perfil, con baja voluntad o energía (…) También puede estar irritable, poco tolerante, puede aislarse, responder de maneras poco usuales», esclareció la psicólogo infantil, Patricia López.

Adicionalmente, la estudiada manifestó que es importante estar pendiente a las publicaciones en redes sociales o conocer el historial de búsquedas en Internet de niños, niñas y jóvenes. En el caso de que se sospeche o confirme una situación de ideación suicida, es de vital importancia no alarmarse ni restarle importancia a lo que ocurre.

«Si la persona no se siente preparada para escucharlo, hay que canalizar la situación con otra que sea significativa para el niño o joven o acudir a un especialista que lo pueda orientar para que pueda ver otras opciones», recomendó.

LINK ORIGINAL: Televen

Entornointeligente.com