Orgullosísimo del Instituto de Investigación Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

En el momento que escribo estas líneas, acaban de difundir la noticia que el suero producido por el Instituto Clodomiro Picado es capaz de inhibir la infectividad del coronavirus SARS-CoV-2 que produce el COVID-19. Es un Instituto de investigación, para que les quede claro a algunos detractores, que pertenece a la Universidad de Costa Rica (UCR); repito, para los que todavía no están enterados o les gusta invisibilizar este hecho , el Instituto Clodomiro Picado forma parte  de los centros e institutos de la UCR, que es una de las universidades públicas de Costa Rica.

Disculpen lo vehemente del primer párrafo, pero considero necesario el énfasis debido a lo que se ha venido diciendo de un tiempo para acá de la UCR y de las otras universidades públicas. Bajo el argumento retórico de que hay funcionarios universitarios que tienen salarios y pensiones totalmente desproporcionadas y con las cuales nadie está de acuerdo,  se ha justificado el recorte irracional a los presupuestos universitarios por parte de una serie de grupos que no aportan absolutamente nada a la sociedad costarricense.

El logro de los investigadores del Instituto Clodomiro Picado no sucede por casualidad. Las personas de carne y hueso que han logrado este suero, son producto de la inversión que ha hecho el país en la educación superior pública, muchos de los científicos que están o han pasado por ese instituto de investigación, pudieron estudiar con beca y posteriormente, con el esfuerzo personal e institucional, hicieron sus estudios de postgrado para desarrollar las investigaciones que hoy nos enorgullecen.

Son personas que se han quemado las pestañas los que han desarrollado el suero para inhibir el coronavirus. Sí, son personas quienes a lo largo de muchos años han desarrollado sueros para neutralizar el veneno de las serpientes y con ello han salvado la vida de muchos seres humanos. No son los edificios, ni las máquinas, ni siquiera los caballos quienes pueden desarrollar estos sueros, son personas de carne y hueso que se han preparado para ello y cuyo trabajo debe ser bien valorado por la sociedad costarricense.

Las universidades públicas y en particular la Universidad de Costa Rica encarna lo mejor del ser costarricense. Como cualquier institución humana puede tener problemas que resolver, pero ello no puede opacar u oscurecer el bien que ha hecho y sigue haciendo a la población costarricense. Muchos proyectos de investigación y acción social se desarrollan en los más diversos lugares de la geografía nacional, allá llegan los universitarios de carne y hueso a ayudar con su conocimiento, con su esfuerzo intelectual, a las más diversas gentes de nuestra querida Costa Rica.

Y qué decir de los miles y miles de personas que han podido estudiar en la UCR y en las otras universidades públicas, independientemente de su condición económica y social. Por eso jamás podré entender a los malagradecidos, a aquellos que incluso fueron becados por esas instituciones para que pudieran salir adelante y, una vez que consiguieron ubicarse en puestos de decisión, se olvidaron de la institución que les brindó las herramientas para tener una mejor calidad de vida personal, familiar y social.

La noticia en relación con lo hecho por los investigadores del Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica, nos debe llenar de orgullo a todos los costarricenses. Nos debe hacer reflexionar en las cosas que realmente benefician a nuestra sociedad y que son ejemplo para las generaciones venideras; debemos pensar en lo que nos hace crecer como seres humanos y en los aportes que nos ponen por encima de las pasiones y mezquindades terrenales.

Ojalá que dentro de unos cien años, cuando todo esto haya pasado, podamos decirle a nuestros nietos que adoptamos las mejores decisiones invirtiendo en educación y salud. Que podamos decir a nuestros niños y niñas que en los años veinte del siglo XXI, durante la pandemia de esos años, hubo héroes que estudiaron y se esforzaron mucho para lograr un suero que salvó muchas vidas. Decirles que fue en ese momento que la mayoría de la sociedad costarricense comprendió que quienes trabajan en la educación y salud pública son los verdaderos héroes a los que debemos imitar.

Estoy muy orgulloso de la educación superior pública de Costa Rica. Orgullosísimo de la Universidad de Costa Rica, especialmente, del Instituto Clodomiro Picado.

Y sí, lo digo nuevamente, para que todos los costarricenses lo tengamos claro, el Clodomiro Picado de la UCR.

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom @ gmail . com

LINK ORIGINAL: El Pais

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Best Miami Private Chef Charly Hoffmann

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation